PARADIGM, UNA DE LAS MÁS EXCLUSIVAS DE EEUU

Así es la lujosa clínica en la que los jóvenes millonarios se 'desintoxican' del móvil

Con un precio de cerca de 1.300 euros el día, Paradigm se ha convertido en la clínica favorita para las familias adineradas en la lucha contra la obsesión por el móvil de sus hijos

Foto: El uso del móvil se ha convertido en una necesidad para buena parte de la sociedad. (Reuters)
El uso del móvil se ha convertido en una necesidad para buena parte de la sociedad. (Reuters)

Vivir pegado al 'smartphone' se ha convertido en una constante en nuestra sociedad. Es difícil pasear por la calle, montar en metro o salir a cenar sin ver a multitud de gente observando sus móviles, a través de los que se encuentran comunicándose con otras personas, leyendo el periódico, viendo series o comprando online. Tanto, que ya se ha convertido un problema, especialmente entre los más jóvenes: en EEUU, están dispuestos a pagar hasta 40.000 euros por 'desintoxicarlos'.

Estudios recientes confirman que la necesidad de estar pegado al móvil crece con el paso de los años, especialmente entre los jóvenes. Un análisis realizado por la ONG Common Sense Media confirma que el 80 por ciento de los jóvenes -hasta 24 años- revisa su móvil cada hora como mínimo, mientras que se calcula que el tiempo medio que pasan revisando su terminal supera las seis horas diarias. A partir de ahí, llegan a surgir los casos más extremos que podamos encontrar.

Muchos jóvenes se encuentran muy por encima de estos datos de uso del 'smartphone', lo que provoca que muchas familias se vean obligadas a pedir ayuda externa. En los casos más extremos, son necesarias medidas extraordinarias, como las que ofrece Paradigm, una exclusiva clínica norteamericana enfocada para los hijos de los millonarios que sufren esta situación: una lujosa mansión en la que se lucha por desenganchar al joven del uso compulsivo de su móvil.

Situada en la ciudad de San Rafael, una localidad cercana a San Francisco, se encarga de tratar a jóvenes que pasan hasta 20 horas pegados a sus terminales. Está enfocada para menores entre 12 y 18 años, con el objetivo de conseguir que depuren sus conductas, algo que provoque un reseteo en el cerebro del joven que consiga hacerle ver que la realidad está más allá de una pequeña pantalla. Eso sí, lo hacen en un entorno donde no faltan los lujos.

"Nosotros desconectamos a los jóvenes. Esa es la regla", asegura Danielle Kovac, directora de la clínica, en una entrevista a 'BBC'. "Yo diría que es un período de ajuste para los niños. Lo mejor es escuchar a muchos diciendo al final del tratamiento: 'Gracias por no permitir que siguiese enganchado a mi teléfono o a las redes sociales, ahora soy capaz de concentrarme realmente en mí'", asegura. Pero no se trata de un tratamiento ni mucho menos barato.

El precio por día es de 1.300 euros y el mínimo de noches que un joven debe de pasar en la clínica para ser considerado como 'curado' es de 45, aunque en algunas ocasiones puede llegar hasta los 60, dependiendo de su grado de ansiedad. Hasta ocho niños pueden ser tratados al mismo tiempo eso sí, en una lujosa mansión con amplias habitaciones, spa, piano, chimenea... La idea es recrear los espacios de las casas de estos jóvenes de familias adineradas.

Imagen de la fachada externa de la clínica. (Foto: Paradigm)
Imagen de la fachada externa de la clínica. (Foto: Paradigm)

Un día lleno de actividades

Según confirma 'BBC', la jornada comienza a las 07:00 am, con un desayuno conjunto entre todos los internos. A partir de ahí, se mezclan las clases de refuerzo escolar con las propiamente específicas del tratamiento, como terapias colaborativas, de comunicación o de resolución de problemas. Y, entre unas y otras, también se mezclan los momentos recreativos, en los que se pueden hacer actividades deportivas o visitas a la playa, entre otras muchas.

"Después de 'desconectarse', ¿van a volver a Facebook, Instagram o Twitter? Probablemente, pero nuestra expectativa es que se desconecten el tiempo suficiente para que, cuando vuelvan a casa, estén listos para establecer nuevos límites", confirma Kovac. La necesidad de prestar atención al móvil es, cada vez, mayor entre los jóvenes, para lo que han nacido clínicas especializadas en la lucha contra esta nueva lacra: que importe más lo que hay en una pantalla que una persona real.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios