prevención y rapidez, las mejores armas contra los 'cacos'

Ojo con tu móvil: este es el 'modus operandi' de los ladrones para robártelo (y venderlo)

La Policia Nacional ha recuperado más de 1.000 móviles robados en el transporte público de Madrid desde 2012. Estos son sus consejos para que no seas la siguiente víctima

Foto:

A los carteristas ya no les gustan tanto las carteras. Sus posibles víctimas llevan desde hace unos años otro producto que les da mucho más beneficios y menos problemas a corto plazo, y no es otro que el móvil. El robo de estos dispositivos se ha disparado en los últimos años y la Policía Nacional ha vuelto a dejarlo claro esta semana ofreciendo datos de la cantidad de terminales robados en el transporte público de Madrid que han recuperado en los últimos 5 años (unos 1.000 entre móviles, tabletas y ordenadores). Y es que solo en la línea de Metro, el Cercanías y los autobuses de la capital, la Policía Nacional registra cada año unos 3.500 hurtos relacionados con productos de este tipo (casi 10 al día).

Con estas llamativas cifras, además de la sensación de que hay un auténtico negocio tras el saqueo de estos productos, a cualquiera le vienen a la cabeza varias preguntas. Dudas del tipo: ¿cómo consiguen hacerse los 'cacos' con tantos dispositivos?, ¿qué hacen los ladrones con estos terminales? o ¿qué puedes hacer para evitar ser la siguiente víctima?

Alberto Novo, Subinspector de Policía del Grupo de Investigación Tecnológica y Fraude de Metro de Madrid de la Brigada Móvil en el Transporte, es uno de los agentes que está al frente de la persecución e investigación de este tipo de delitos en el transporte público de Madrid. “En general los ladrones trabajan en grupos pequeños que se coordinan para robar los móviles y venderlos en una tienda de segunda mano o un locutorio antes de que la víctima se dé cuenta si quiera de que su móvil no está", explica en conversación con Teknautas. "Todos suelen seguir el mismo 'modus operandi'. En una hora ya tienen el dinero en el bolsillo", comenta el agente.

Novo, que lleva varios años dedicado a perseguir estos delitos, asegura que en los últimos tiempos los dispositivos electrónicos, no solo los móviles, se han convertido en objetos muy jugosos para los ladrones y que llevan ya bastante tiempo viendo que, aunque se siguen cometiendo (más o menos) los mismos hurtos, el robo de carteras ha bajado mientras el de estos terminales se ha disparado. “Para los ladrones es algo mucho más jugoso, por estos productos pueden sacar fácilmente 300 o 400 euros, mientras que en una cartera es muy raro encontrar más de 100 euros", comenta.

Desde la creación del Grupo de Investigación Tecnológica y Fraude de Metro de Madrid, en el año 2012, los agentes han detenido a más de 300 personas y se han realizado unas 500 inspecciones en locales comerciales relacionadas con este tipo de delitos. Como resultado de la actividad policial, se han recuperado concretamente 974 'smartphones', 9 ordenadores, 6 'tablets', 3 'eBooks' y 1 dispositivo GPS.

El resultado puede sonar pobre si lo comparamos con los 3.500 hurtos que se producen al año, pero es que, según comenta Novo, la búsqueda de estos terminales llega a ser un verdadero quebradero de cabeza. "Intentamos perseguir los móviles a través del IMEI (la 'matricula' del dispositivo) y registramos todas las tiendas de compra venta, pero es que muchos de los dispositivos acaban vendidos por piezas antes de que incluso se ponga la denuncia. Por no hablar de los que aparecen fuera de España", comenta.

En cuanto a los móviles más buscados por los ladrones, según comenta Novo, ganan con diferencia los iPhone y los Samsung. ¿El motivo? El precio. "Ellos saben que los iPhone son mucho más difíciles de revender, pero conocen intermediarios que les pagan bien, los desarman y los venden por piezas", explica el subinspector. "Piensa que el perfil medio del carterista que roba estos móviles es el de un hombre de unos 40-60 años que intenta pasar desapercibido como un trabajador más que va al centro de Madrid y que quiere sacar el dinero lo más fácil y rápido posible. Él solo se encarga de robar y llevar el terminal a la tienda a cambio de dinero", argumenta el agente.

El negocio de los móviles robados

La venta del dispositivo solo es el principio. Como cuenta Novo, la Policía intenta pillar los móviles en las tiendas de segunda mano o locutorios pues es donde es más sencillo encontrarlos y comprobar si es un terminal robado, pero sigue siendo como buscar una aguja en un pajar. "Nosotros hacemos registros continuos y tenemos identificados los comercios más sospechosos, pero aún así es muy complicado recuperarlos todos", comenta.

En apenas unos días, y como se ve en casos como el de Luis Herreras, el móvil puede estar despiezado o fuera de España en países donde el sistema del IMEI no funciona y muchas de las protecciones de los fabricantes tampoco. "Mucha gente nos llama diciendo que le ha llegado un aviso de que el dispositivo está en lugares como Marruecos, pero allí nosotros ya no podemos hacer nada", confiesa Novo.

Incluso con los programas de seguridad cada vez más sofisticados que ofrecen compañías como Apple, el robo de móviles sigue siendo un negocio muy rentable para los carteristas ya que son productos pequeños, caros, fáciles de comercializar sin perder mucho valor y que tienen una demanda altísima. "Nosotros el 80% de los que hemos conseguido recuperar estaban en tiendas de compra venta o locutorios, pero ahora con la facilidad de la venta por internet y con la aparición de 'apps' como Wallapop es casi imposible parar todo este mercadeo", detalla Novo.

Prevención y rapidez, armas contra los ladrones

Novo asegura que no hay una fórmula mágica para conseguir que no te roben, pues el descuido es casi imposible de prever, por eso, la único que recomienda es prevención y sentido común. No llevar el móvil en mochilas o bolsos que no tengamos a la vista o evitar ponerlos en los bolsillos traseros del pantalón son algunas de las recomendaciones más clásicas, pero no son las únicas. Por ejemplo, usar los bolsillos interiores de la chaqueta puede librarte de sufrir un hurto.

Por último, tener activado el sistema antirrobo de tu móvil siempre es una buena opción al igual que el tener apuntado el número de IMEI en algún cuaderno o agenda. La rapidez a la hora de denunciar e identificar el paradero de tu smatphone puede ser clave a la hora de recuperarlo. "Nadie entra en el metro creyendo que le van a robar, pero un poco de prevención puede ayudar mucho", remata Novo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios