así será nuestro consumo digital en 2018

Se acabó el 'todo gratis' en internet: el 50% de la gente ya paga por contenidos 'online'

Cada vez más gente paga por contenidos: en 2018 habrá 580 millones de suscripciones. El 50% de los adultos contará con dos mensuales, y en 2020 tendrán el doble

Foto:
Autor
Tiempo de lectura5 min

En su momento nos acostumbramos a ese mantra que dice que "todo lo que hay en internet es gratis", pero poco a poco la tendencia ha ido cambiando. A medida que el consumo de contenidos 'online' ha ido aumentando, parece evidente que los usuarios también han ido introduciendo en sus hábitos de consumo el pago por contenidos.

Así lo revela la decimoséptima edición del informe 'Predicciones TMT 2018', elaborado por Deloitte, que analiza las principales tendencias, crecimiento potencial y fenómenos disruptivos que transformarán las empresas de tecnología, medios y telecomunicaciones (TMT) en los próximos cinco años.

La suscripción a contenidos, en auge

A finales de 2018, el 50% de los adultos en países desarrollados tendrá al menos dos suscripciones a medios exclusivamente 'online' y, de cara a 2020, esta media se duplicará hasta cuatro. Y es que las suscripciones a este tipo de contenidos de manera exclusiva han aumentado su viabilidad y usabilidad gracias a la evolución de los dispositivos conectados, el incremento constante de las velocidades de banda ancha y la facilidad de inscripción. Incluso se detecta ya un 'segmento prémium', ya que un 20% de los adultos tendrá acceso en 2018 a cinco suscripciones, que se elevarán a 10 en 2020.

La tecnología ha permitido ampliar la cobertura de la audiencia, pero los ingresos por lector, navegador, impresión o clic han disminuido de forma constante, con lo que generar suficientes ingresos únicamente a través de la publicidad 'online' ha supuesto una ardua tarea para algunos editores, que se están centrando cada vez más en aumentar sus ingresos por suscripciones digitales.

Predicciones para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones 2018. (Deloitte)
Predicciones para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones 2018. (Deloitte)

Según el informe de Deloitte, el consumo en línea de contenidos y eventos en vivo también crecerá, generando unos ingresos de 545.000 millones de dólares en 2018. El 98,5% de estos ingresos procederá de sectores de medios tradicionales, con la televisión a la cabeza, seguida de la radio. Los eventos en vivo como conciertos, 'shows', conferencias o cine crecerán en su conjunto, hasta alcanzar los 146.000 millones de dólares.

De hecho, la demanda de nuevos géneros, como el 'streaming' en directo, crecerá un 47%, y los 'eSports' continuarán ganando peso. La comodidad de contar con un contenido ya programado, el miedo a perderse algo, la necesidad de experiencias compartidas y la exclusividad hacen que el consumo en línea de contenidos siga siendo atractivo y lucrativo en 2018.

Así consumiremos en 2018

El consumo de contenidos de pago en internet no será la única tendencia de este año. La popularización de la tecnología avanza y este año empezaremos a ver nuevas evoluciones.

1. Penetración de 'smartphones'

A finales de 2023, su penetración en países desarrollados superará el 90%, lo que supone un incremento de cinco puntos respecto a 2018. El éxito vendrá por un abanico de innovaciones, quizás imperceptibles para los usuarios, pero que acabarán determinando su liderazgo absoluto. Dispondrán de funcionalidades de otros dispositivos físicos y acabarán desplazando al PC.

Sin embargo, el 45% de los usuarios adultos está preocupado por el uso excesivo que hace de sus teléfonos, un porcentaje que entre las personas de 18 y 24 años sube hasta el 65%. La solución pasa, irremediablemente, por contar con un desarrollo de 'smartphones' que, de un modo u otro, ayuden a los consumidores a reducir las distracciones al conducir, dormir, etc.

Predicciones para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones 2018. (Deloitte)
Predicciones para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones 2018. (Deloitte)

2. Aumento de la conectividad a internet

​Según el informe de Deloitte, este año un 20% de los norteamericanos con internet accederá a todos los datos en su hogar a través de redes de telefonía exclusivas para el móvil. Además, la combinación de las tecnologías de acceso inalámbrico móviles y fijas hará que entre el 30-40% de la población confíe en ellas para el consumo de datos en su hogar de cara a 2022.

Pero internet no estará solo en casa. Cerca de un 25% de pasajeros de aerolíneas volará en aviones con conexión a internet. Este segmento es cada vez más popular y lucrativo, gracias al número creciente de rutas ofertadas por las aerolíneas, el aumento de la velocidad de conexión y la capacidad de datos por vuelo.

3. Realidad aumentada y 'machine learning'

Se suele hablar de la realidad aumentada en clave de futuro, pero lo cierto es que es un presente viable y tangible. En 2018, más de 1.000 millones de usuarios de 'smartphones' producirán contenidos de realidad aumentada aunque sea de manera puntual. Esta tecnología es ya muy usada en la fotografía móvil, al ofrecer una mayor precisión a la hora de identificar superficies. Gracias a algoritmos avanzados, el resultado es una ilusión mucho más realista.

Por otro lado, este año las empresas intensificarán el uso del aprendizaje automático. El número de implantaciones y proyectos piloto de esta tecnología se duplicará respecto a 2017 y volverá a duplicarse de cara a 2020. Además, gracias a las API y al 'hardware' especializado disponible en la nube, estos avances están al alcance tanto de pequeñas como de grandes empresas.

Predicciones para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones 2018. (Deloitte)
Predicciones para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones 2018. (Deloitte)

4. Última generación de chips

A finales de 2018, más del 25% de los chips empleados para acelerar el aprendizaje automático en centros de datos será de tipo FPGA (Field Programmable Gate Arrays) y de tipo ASIC (Application-Specific Integrated Circuits). Se espera que estos nuevos tipos de chips aumenten exponencialmente el uso del aprendizaje automático y permitan que las aplicaciones consuman menos energía y, al mismo tiempo, sean más rápidas, flexibles y potentes.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios