el 'hype' de los fenómenos astronómicos

¿Superluna de sangre azul mañana? Ni 'super' ni 'de sangre' ni mucho menos 'azul'

Este 31 de enero podremos ver uno de los fenómenos astronómicos más esperados del mes por su rareza. Pero, ¿nos hemos pasado mitificándolo?

Foto: Supeluna roja vista en 2015 (Foto: Reuters)
Supeluna roja vista en 2015 (Foto: Reuters)

‘Eclipse total de Luna y superluna azul sangrienta’, ‘superluna azul de sangre’, ‘superluna de sangre azul’... estos son algunos de los nombres (casi parecen títulos de películas adolescentes) que se le han dado al conjunto de fenómenos astronómicos que coincidirán este 31 de enero en nuestros cielos. Un evento especial y atractivo pero, ¿lo hemos exagerado demasiado?.

Expertos y divulgadores científicos como Luis Alfonso Gámez, editor del blog Magonia, llevan años criticando que se dé tanta pomposidad a eventos como este que, según explican, carecen de tal importancia y generan "falsas expectativas". "Esto de la 'superluna' azul es una tontería que algunos medios, y hasta la NASA, aprovechan para generar más interés y audiencia. Pero el problema es que puede provocar un efecto contrario", comenta Gámez en conversación con Teknautas. "Crean expectativas en la gente que luego se ven truncadas y hace que acaben por no creerte cuando de verdad tienes un fenómeno importante que merece la pena seguir", continua.

Él, como experto, critica que se cuente como un evento casi único y irrepetible un fenómeno que no es nada de eso, aunque en este caso no se haya dado otro igual desde hace 150 años. “Es como los partidos del siglo, desde hace unos años tenemos uno cada dos semanas”, explica. "Lo que veremos mañana se repetirá seguro en unos años. Solo de las llamadas ‘superlunas’ tenemos unas cuatro cada 365 días".

Por si aún no tienes claro la unión de fenómenos que ha levantado tanta expectativa, aquí te dejamos un pequeño resumen. Literalmente se trata de la coincidencia de un eclipse lunar total (visible solo desde norteamérica) con la segunda luna llena del mes en el momento de perigeo, su posición más cercana a nuestro planeta. Eso es todo. Entonces, ¿de dónde vienen, entonces, los términos místicos de 'superluna', 'azul' y 'sangrienta'? Pues de una mezcla de saber popular e interpretaciones que lo mejor es que expliquemos concepto a concepto.

Superluna

Es el término más polémico de los que podemos ver cuando se describe un fenómeno así. Creado por el astrólogo Richard Nolle en 1979, es un concepto que genera enfrentamientos entre los científicos. ¿Por qué? Bueno, porque mientras uno dicen que sirve para a que la gente se interese más por la astronomía, otros, como Gámez, dicen que no hace más que engañar al público. "Es una chorrada que además de venir de un entorno pseudocientífico, hace que la gente piense que va a salir a la calle y se va a encontrar una luna gigante", comenta el divulgador.

Según Gámez, es una moda bastante reciente, llegada con el 'boom' del 'clickbait' y no es nada fiel a la realidad. "Si yo te pongo todas las lunas llenas que se dan en el año en una galería es casi imposible que diferencies una superluna de una luna llena normal", comenta. La 'superluna' más grande solo se ve hasta un 14% más grande que una luna normal.

Diferencias entre la visión de la Luna en su momento de perigeo (cuando más grande se ve) y en su instante de apogeo (cuando más pequeña la vemos)
Diferencias entre la visión de la Luna en su momento de perigeo (cuando más grande se ve) y en su instante de apogeo (cuando más pequeña la vemos)

Eclipse total de luna / luna de sangre

El eclipse lunar es real y, como comenta Gámez, lo más interesante de toda esta jornada. Comenzará, como indican desde la NASA, a las 12:48 hora española, por lo que no podremos verlo en España, pero si lo verán otros afortunados de países como Estados Unidos o Canadá. Hasta ahí todo correcto ¿no? Pues vamos con lo importante, lo de la sangre.

Ese nombre de 'sangrienta' viene por la alineación de Sol y Luna que genera estos eclipses y que provocará que la atmósfera de la Tierra filtre la luz azul y verde de los rayos solares pero a su vez deje paso a la roja. Al solo llegar a la Tierra ese color, la Luna se tiñe del reflejo rojizo que le llega de nuestra atmósfera y hace que los habitantes de las zonas donde el eclipse sea visible puedan ver como la Luna muestra un tono rojizo. ¿El problema? Que mientras que un observador en Chicago sí podrá ver el tono rojizo en la Luna, nosotros tendremos que conformar con un Sol radiante sobre nuestras cabeza.

Luna de sangre vista en 2015 (Foto: Reuters)
Luna de sangre vista en 2015 (Foto: Reuters)

Luna azul

El misterio de la 'luna azul' es aún más simple, y engañoso. Es tan básico como que cuando en un mismo mes se producen dos lunas llenas (un fenómeno algo extraño porque normalmente ocurre una cada 29 días) a la segunda se la conoce popularmente como ‘luna azul’. Un concepto que, como explica Gámez, no tiene ninguna base científica. "Es un término anglosajón totalmente inventado. Lo mismo podían haberla llamado 'luna azul' como 'luna tonta'", explica Gámez.

Así que no, no esperes ver una luna teñida de 'blaugrana' mañana porque solo la tendremos de un blanco brillante.

No, esta no es una 'luna azul'
No, esta no es una 'luna azul'

Y si aún quieres ver el fenómeno...

Desde España lo cierto es que podremos disfrutar bastante poco del fenómeno astronómico en esta ocasión, pero si aún quieres observar, o si estás en Estados Unidos o Canadá, lo mejor es que estés atento entre las 12:48 hora española del día 31 de enero (6:48 hora de Nueva York) y las 14:26 (8:26 hora de NY), más o menos. Ese es el tiempo que durará el eclipse lunar y es cuando podremos disfrutar de una imagen de nuestro satélite llamativa, y real.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios