Es noticia
Menú
Diez días con el Huawei P Smart: otra bala contra Xiaomi en la guerra del 'low cost'
  1. Tecnología
nuevo nombre para el p8 2018

Diez días con el Huawei P Smart: otra bala contra Xiaomi en la guerra del 'low cost'

Los asiáticos estiran el chicle del P8 Lite con un teléfono que llega con cuerpo metálico, doble cámara y una pantalla impropia (por buena) de este rango de precios. Pero el éxito ahora se vende caro

Foto: El Huawei P Smart es el heredero del P8. (Enrique Villarino)
El Huawei P Smart es el heredero del P8. (Enrique Villarino)

'Flagship'. Buque insignia para entendernos mejor. Cualquier participante en el mundial de constructores móviles tiene, al menos, uno en la parrilla. Estamos acostumbrados a señalar bajo esta condición a terminales de varios cientos de euros (cuando no sobrepasan la barrera del 'mileurismo'), joyas llamadas a relucir en el punto más alto de la corona de turno.

Sin embargo, hay veces que un fabricante se encuentra que un terminal asequible, alejado de las poderosas prestaciones de sus mejores 'smartphones', se convierte en su gran piedra angular. Eso es lo que le ocurre a Huawei con el P Smart, la última bala que ha disparado el gigante de ojos rasgados contra sus compatriotas de Xiaomi que, ahora que han aterrizado en España, es una seria amenaza para el que ocupa el segundo cajón del podio en el mercado español.

Un chicle que se estira

placeholder El P Smart cambia el cristal del P8 Lite por metal. (E. Villarino)
El P Smart cambia el cristal del P8 Lite por metal. (E. Villarino)

P Smart. Un nombre de nuevo cuño que podría hacernos presuponer que este es un nuevo producto escupido de las entrañas de las fabricas de la multinacional de Shenzen. Nada de eso. El P Smart es un chicle que se ha estirado una vez más. Es el heredero natural del P8 Lite y el P8 Lite 2017. Son los móviles que más se han vendido en España en la historia de Huawei en nuestro país.

El P Smart pretende estirar el chicle del P8 Lite y el P8 Lite 2017 con un cambio de identidad

Ahora llega con nuevo nombre y con una nueva identidad que pretende adecuarse a las nuevas normas de la competida franja de los 200 euros, donde pretende ganarse un hueco. Sin embargo, el estirar el chicle tiene un riesgo: que empieces a hacer formas raras y este acabe como una masa sin forma pegada entre los dedos.

El Huawei P Smart cambia el tradicional cristal templado por el metal. En líneas generales el diseño de su armazón -de 165 gramos y es un diseño un tanto convencional. Se le ha dado un acabado mate que se extiende desde la parte trasera hasta los laterales. La espalda del teléfono sólo está interrumpida por la doble cámara, el sensor de huellos -sitúado en la parte trasera- y las típicas marcas del metal para permitir el correcto funcionamiento. Este acabado, que disimula bastante bien las huellas -una de mis obsesiones-, pide una 'fundita' a gritos. Da la sensación que en cualquier momento una moneda o las llaves de casa le van a arañar en el bolsillo, afeándolo considerablemente.

Una pantalla por encima del precio

placeholder El P Smart goza de una pantalla sin bordes. (E.Villarino)
El P Smart goza de una pantalla sin bordes. (E.Villarino)

Otra cosa que se está intentando estirar considerablemente es el concepto pantalla sin marcos. El del P Smart, que cuenta con un formato de 18:9, lo es. Pero se queda en el 76,1% de la parte frontal, sensiblemente inferior al 81% que logra el Mate 10. Hay que ver, a lo largo del año, dónde se sitúa la frontera de lo que es una panel infinita y lo que es uno de toda la vida.

La pantalla es, probablemente, una de las mejores que puedes encontrar por este precio. Cuenta con una resolución de 1080 x 2160 pixeles. Eso viene a ser FullHD+, que ofrece una calidad más que suficiente para la mayor parte de los usuarios.El pico de brillo le permite manejarse perfectamente cuando la luz le impacta directamente y la reproducción de colores es más que correcta. Esta es, sin lugar a dudas, una de las grandes bazas de este terminal.

La medida justa de potencia

Lo cierto que la puesta en juego de Xiaomi en España y la próxima entrada de Oppo, algo que podría producirse esta primavera, obliga a Huawei a cuidar mucho lo que ofrece en esta gama de entrada. Y especialmente en el rendimiento.

placeholder Vista lateral del Huawei P Smart. (E.Villarino)
Vista lateral del Huawei P Smart. (E.Villarino)

Hay terminales como el MiA1 con motores que ofrecen una experiencia bastante fluida. Bajo el capó del P Smart se encuentra un Kirin 659, un procesador de 8 núcleos que llega acompañado por 3GB de RAM. Un tándem que ofrece la medida justa de potencia que necesitan los que están pensando en un móvil de este precio y que no desmerece, en absoluto, las sensaciones que nos han dejado algunos de los rivales que hemos probado en Teknautas. Repetimos la medida justa. No podemos exigirle el mismo desempeño.

¿USB Tipo C? Toma Oreo a cambio...

placeholder El Huawei P Smart no tiene USB tipo C. (E. Villarino)
El Huawei P Smart no tiene USB tipo C. (E. Villarino)

Sin embargo, de la misma manera que ocurría con el Mate 10 Lite, la no inclusión de un USB Tipo C, a estas alturas del partido, es algo que nos deja un mal sabor de boca. No hablamos ya de la carga rápida, algo entendible con este presupuesto, pero ya va siendo hora de que la industria jubile definitivamente el microUSB. La batería es de 3.000 mAh. Se supone que no debería conllevar estrecheces. Sin embargo, algunos días, los que más le he exigido con Spotify, datos, localización, etc... he tenido que enchufarlo a media tarde para tener un chute extra de energía.

Huawei se ha preocupado de tener la última versión de Android. Una pena que EMUI le reste brillo

No tiene USB Tipo C pero a cambio nos dan Oreo. Y es que Huawei si se ha preocupado en lanzar su nuevo asequible con la última generación, la 8.0, de Android, algo que no ha hecho, por ejemplo, Samsung con el A8 2018. Todo ello bajo EMUI 8.0. Personalmente, ya lo he dicho en otras ocasiones, me parece de las capas más intrusivas, con un aspecto francamente mejorable y que, en muchas ocasiones, da la sensación de estar regida por las modas de hace un par de año.

Cámara doble.. ¿para qué?

placeholder Huawei P Smart cuenta con doble cámara. (E. Villarino)
Huawei P Smart cuenta con doble cámara. (E. Villarino)

Huawei ha decidido equipar este P Smart con una cámara doble. Solo tiene un objetivo. ofrecer el deseado efecto 'bokeh' o modo retrato. Por eso cuenta con un sensor secundario de tan sólo 2 megapíxeles. El principal es de 13 megapíxeles, con una apertura de f/2.2.

Captura con el Huawei P Smart. (M.MC)Captura con el Huawei P Smart. (M.MC)

placeholder Captura con el Huawei P Smart. (M.MC)
Captura con el Huawei P Smart. (M.MC)

En condiciones de buena luz ofrece unos resultados correctos, pero otra historia es cuando le toca lidiar con escenarios nocturnos y poco iluminados. Sufre y mucho tanto para captar los colores como las formas.

placeholder Toma con el Huawei P Smart. (M.MC)
Toma con el Huawei P Smart. (M.MC)
placeholder Toma con el Huawei P Smart. (M.MC)
Toma con el Huawei P Smart. (M.MC)
placeholder Toma con el Huawei P Smart. (M.MC)
Toma con el Huawei P Smart. (M.MC)


Antes de entrar a valorar el modo retrato diremos que la cámara frontal tiene un único sensor de 8 megapíxeles. Sin embargo, esto no es óbice para que no ofrezca un modo retrato para los 'selfies', que deja incluso mejor sabor de boca que la principal. Cierto es que Huawei no es en este apartado, el del modo retrato, el que mejor desempeño ofrece. Aquí os dejamos un ejemplo con una y con otra cámara.

Retrato con la cámara principal del P Smart. (M.MC)Retrato con la cámara delantera del P Smart. (M.MC)

En el caso de la cámara, igual hubiese sido más interesante trabajar en un único sensor, que forzar la presencia de un sensor doble solo por un 'bokeh' que no atina.

¿Merece la pena?

placeholder El P Smart, en global, es una buena opción aunque tenga ciertas carencias. (E.Villarino)
El P Smart, en global, es una buena opción aunque tenga ciertas carencias. (E.Villarino)

El cambio de nombre no era necesario. O sí. Hubiese sido muy raro ver un P8 2018, pero al fin y al cabo es lo que hay. Sin embargo, Huawei va a mantener la gama Lite por lo que habrá un P11 Lite, P20 Lite o como tengan a bien llamarle. No hay que olvidar también que tienen los Mate Lite. Por no entrar ya a hablar de los Honor. Todos compitiendo en la misma franja. Así que Huawei tiene el trabajo no sólo de diferenciarse de la competencia sino de hacerlo también internamente. Que no de la sensación que todos los modelos ofrecen básicamente lo dicho. Por eso lo de estirar el chicle puede resultar un arma de doble filio.

Mate Lite, P Lite, P Smart, Honors... Llegará el día en el que Huawei tenga que poner orden

En calidad precio el P Smart vuelve a situarse como una buena opción, a pesar de que hay puntos francamente mejorables (ese USB Tipo C...).

En el mercado libre lo puedes conseguir por 269 euros. Es una opción a tener en todas las quinielas de móviles asequibles, un mercado cada vez más agresivo y donde el éxito se vende caro. Es probable que a través de operadores, un terreno donde Huawei se mueve cómodamente, lo encuentres algo más barato, aumentando su atractivo.

'Flagship'. Buque insignia para entendernos mejor. Cualquier participante en el mundial de constructores móviles tiene, al menos, uno en la parrilla. Estamos acostumbrados a señalar bajo esta condición a terminales de varios cientos de euros (cuando no sobrepasan la barrera del 'mileurismo'), joyas llamadas a relucir en el punto más alto de la corona de turno.

Low cost
El redactor recomienda