"Telecinco, por el trasero te la ..."

"Rato, ladrón". Los funcionarios que editan la Wikipedia en secreto desde el trabajo

Un 'bot' en Twitter destapa las ediciones que funcionarios españoles hacen de forma anónima en la Wikipedia, y en horas de trabajo. Hay de todo: troleos, manipulaciones, correcciones...

Foto: Montaje: Enrique Villarino.
Montaje: Enrique Villarino.

"Su estilo agresivo y en varias ocasiones irrespetuoso e insultante le ha ocasionado incluso problemas judiciales". Esta es la frase que hasta el pasado 8 de enero se podía leer en la Wikipedia para describir a Rafael Hernando, actual portavoz del PP en el Congreso de los Diputados. Al día siguiente, un editor eliminó la frase, que ahora mismo ya no aparece en la biografía del político popular. No fue el único bloque que desapareció. Pero lo curioso no es solo la información borrada. Lo interesante es quién lo hizo: un usuario anónimo desde la sede del Congreso de los Diputados. Es solo una de las miles de líneas modificadas en secreto por funcionarios desde dependencias del Estado y en horas laborales. Otro ejemplo jugoso: la palabra "ladrón" añadida a la referencia del nombre de Rodrigo [Rato] por alguien en el Ministerio de Defensa, que luego otro editor identificado decidió eliminar. Ahora, un ingeniero español está destapando todos estos casos.

Su idea se llama 'SpainGovEdits' y es un 'bot' en forma de cuenta de Twitter que va publicando como un martillo y sin piedad todos los cambios realizados en la Wikipedia de forma anónima por funcionarios desde dependencias del Gobierno: Congreso de los Diputados, Banco de España, Tribunal Constitucional, prácticamente todos los ministerios (Defensa, Justicia, Educación, Agricultura, Fomento...) y hasta el Imserso.

"Me he encontrado cosas muy marcianas, desde alguien en el Imserso enamorado de Dragon Ball Z que no para de editar sus episodios, a constantes cambios procedentes del Ministerio de Defensa sobre la Guerra Civil", explica a Teknautas Daniel Canet, ingeniero de 'software' de 42 años que creó este 'bot' en el 2016 pero que hasta ahora había pasado completamente desapercibido.

Bucear en las ediciones anónimas es sumergirse en el mundo paralelo de los funcionarios que, desde el trabajo, deciden ponerse a añadir, borrar o matizar detalles acerac de miles de temas. Hay de todo. Por ejemplo, alguien muy fan de Carlos Arias Navarro en el Ministerio de Sanidad se empeñó en añadir varias veces la frase "fue el primer presidente del Gobierno español en la etapa de la Transición a la democracia" y quitar una palabra muy significativa: "dura" represión. Poco después, un editor identificado entró a corregir la biografía para dejarla como se puede leer ahora: "fue un político español, presidente del Gobierno durante la dictadura franquista y la Transición. [...] tuvo un destacado papel en la dura represión que se produjo en Málaga tras su conquista en 1937". Pequeños matices que importan.

Desde Sanidad, otro usuario anónimo (probablemente el mismo que antes) se enzarza en una trifulca de cambios sobre Fernando Macarro Castillo, conocido como Marcos Ana. Para varios editores oficiales, Castillo fue un "preso político [...] condenado en un juicio sin garantías por tres asesinatos en primer grado". Para nuestro amigo el funcionario fue "el criminal de guerra [...] que pasó más tiempo en las cárceles de la dictadura franquista: 23 años de presidio condenado por tres asesinatos en primer grado". La versión actual de la Wikipedia (hasta nuevo cambio) es una mezcla de ambas versiones: la palabra criminal ha desparecido pero tampoco se hace mención al supuesto "juicio sin garantías".

La biografía de Rafael Hernando en la Wikipedia es una de las modificadas por un funcionario anónimo desde el Congreso de los Diputados.
La biografía de Rafael Hernando en la Wikipedia es una de las modificadas por un funcionario anónimo desde el Congreso de los Diputados.

Otro funcionario, este del Banco de España, se lanza a defender el periódico ABC eliminando la frase: "En opinión de Jean Michel Desvois, en la primera mitad del siglo "'ABC' era el diario de la oligarquía, es decir, de la aristocracia, de la gran burguesía, de la Iglesia y, seguramente, de buena parte de la pequeña burguesía reaccionaria de provincias que se sentía solidaria de la clase dominante". No lo consiguió. Otros usuarios acreditados la volvieron a añadir y hoy aparece en la versión actual.

Los intereses de los trabajadores del Banco de España son variados: ediciones a las páginas de Tejas y cigarrillos de Tolosa, cientos de cambios a las de la Liga española de fútbol, e incluso a la del "Preservativo dentado antiviolación". A alguien no le gustaba la frase "genera controversia por el efecto doloroso en el violador" y la cambió (con buen criterio) por "a pesar de su efectividad, resulta incómodo para la mujer". Es la descripción que perdura.

Hemos credo un buscador para consultar al completo las ediciones que 'SpainGovEdits' ha ido publicando desde 2016, en total 1.400 mensajes (y subiendo). Puedes introducir un término o, mejor, seleccionar el organismo e ir revisando en qué han empleado el tiempo los funcionarios de cada casa. En el Instituto Nacional de Estadística están muy preocupados por el café torrefacto, la música folk o el Real Betis Balompié; en el Ministerio de Economía le dan a cosas más sobrias como el Marco Europeo de Interoperabilidad pero también se acuerdan de pulir la página de Macharaviaya, un pueblo de 400 habitantes en Andalucía, o Moralzarzal, en la Sierra de Guadarrama. Todo, recordemos, en horas laborales y desde un organismo público. Puedes comprobarlo en el buscador que hemos habilitado a continuación:

"Quienes hacen estos cambios son funcionarios conectados a la red interna de cada organismo. No puede ser alguien externo, algún visitante, ya que no estaría conectado a esa red. Para aislar las IP, primero hice una lista de todos esos centros y luego las obtuve por búsquedas DNS inversas. El siguiente paso es contrastarlas consultando varias bases de datos, y listo. Tienes aislada la procedencia exacta de los cambios. No hay lugar a error", explica Canet.

En las ediciones hay muchos troleos, como la frase que añade alguien del Imserso en la página de Telecinco, "por el trasero te la hinco"

Con este procedimiento, y programando todo en forma de 'bot' en Twitter, el resultado es un chocante mapa de ediciones de la Wikipedia, tanto por temática como por número de cambios desde cada organismo. En el Ministerio de Defensa están enganchados, con 755 cambios desde mediados de 2016; le sigue el Banco de España (279 cambios) y el Imserso (84).

Las ediciones son una amalgama de troleos (como la frase que añade alguien del Imserso en la página de Telecinco, "por el trasero te la hinco", borrada solo unos minutos después por un editor acreditado), sobrias correcciones y actualizaciones (al currículum de políticos como Irene Montero o miembros del Tribunal Constitucional como Pedro González-Trevijano) y puntualizaciones que lo dicen todo sobre el autor en la sombra, como añadir "catalana 'i espanyola'" en la biografía de la política Francesca Guardiola i Sala, matiz que luego fue eliminado. Es catalana, a secas.

Si sorprende el número de ediciones y temáticas, choca aún más las horas en las que se realizan: el momento cumbre está entre las 10:00 y las 11:00 de la mañana. ¿A la hora del café? ¿Justo antes? ¿Entre expediente y expediente? Imposible saberlo, pero algo está claro: es en plena jornada laboral.

Descubrir este tipo de patrones era justo lo que buscaba Daniel Canet con su 'bot'. La idea se le ocurrió al conocer una iniciativa muy parecida en EEUU, NYPDEdits. La cuenta la puso en marcha el programador John Emerson tras destaparse que policías de Nueva York habían editado las biografías de personas asesinadas por esos mismos policías, eliminando también datos e información de escándalos policiales y corrupción.

"El caso fue sonado. Tras salir a la luz, la policía de Nueva York estableció nuevas normas y recordó a todo su personal que en internet seguían siendo policías", explica Canet. Un año antes, en el 2014, la Wikipedia decidió prohibir todas las ediciones que provenían de direcciones IP pertenecientes al Congreso de EEUU por los continuos intentos de manipulación de la información. En España de momento ni los administradores oficiales de la página ni nadie en el Gobierno han tomado cartas en el asunto. Importante recordarlo la próxima vez que entres a buscar algo en la mayor enciclopedia de la red.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios