respira hondo y préparate: te vamos a ayudar

Las burradas tecnológicas que dirá tu cuñado en las cenas navideñas (y cómo combatirlas)

Los 'hackers' han manipulado las elecciones, te vas a forrar con el bitcoin y en las redes hay una dictadura de lo políticamente correcto. Respira hondo: empieza la cena y tu cuñado esta a tope

Foto: Si no tuviste miedo de Hitler, prepárate para una dictadura aún mayor: la de las feminazis.
Si no tuviste miedo de Hitler, prepárate para una dictadura aún mayor: la de las feminazis.
Autor
Tiempo de lectura7 min

Llega la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, Nochevieja... Los langostinos, el champán, el turrón, los polvorones... y tu cuñado, que no engorda, pero sí indigesta. Porque igual estás esquivando ese pensamiento, pero te vamos a hacer terapia de choque: efectivamente, estos días vas a compartir mesa con tu cuñado.

Si solo recordarlo ya te causa pavor, tranquilo. Hemos cogido la bola de cristal y adivinado qué temas tecnológicos de conversación va a sacar tu cuñado esta noche y en cuáles demostrará que es más listo que Steve Jobs, Einstein, Platón y Arturo Pérez Reverte juntos. Coge un papel y apúntatelos, que al menos irás con ventaja.

1) Elecciones catalanas: "Eso está 'manipulao'"

Diagnóstico:

Venga, empezamos fuertes. Si hace dos años la Nochebuena se celebró dos semanas después de las elecciones generales, este año solo habrán pasado tres días desde las catalanas (Rajoy, ¿por qué odias la Navidad?), así que toda la carne seguirá en el asador.

Si tu cuñado es un cuñado hecho y derecho, en realidad da igual qué haya pasado en las elecciones o con quién simpatice él, ya que su decisión estará tomada: "Eso se ha manipulado en internet". Si tu cuñado es un indepe recalcitrante, dirá que Indra ha manipulado el censo, los votos, el recuento y hasta las luces de Navidad; y si es de los que llevan una pulsera con la bandera de España, dirá que los 'hackers' rusos llevan meses manipulando todo esto para que ganen los enemigos de España.

Solución:

Puedes intentar hacerle entrar en razón; pero, chico, es que da igual. En realidad no importa que lo de Indra sea una chorrada (ya que no se encarga del recuento) o que la teoría de los 'hackers' rusos solo exista en la imaginación de... bueno, ya sabes. A tu cuñado le da igual: la cosa es que alguien "ha entrado en internet y lo ha 'hackeado' y eso está manipulado". Y claro, así no hay quien desarrolle una democracia como Dios manda.

2) "Yo no me gasto 1.000 euros en un móvil"

Diagnóstico:

Como saques el móvil en la cena (si no eres un masoca lo harás) y resulte que tienes el último iPhone, prepárate para que te den la matraca: "¿Te has gastado 1.000 euros en un teléfono? Vamos, ya tienes ganas. Si total, para qué, para mandar wasaps, y entrar a Facebook y al Twitter ese... vamos, no me gasto yo 1.000 euros ni loco. Mira, mira el mío, mira: cuatro años y como nuevo. Míralo. ¿Lo ves? Pero míralo".

A ver, que aquí tu cuñado igual tiene (un poquito de) razón, ¿eh? Pero el problema no es que le parezca mal que te gastes ese dineral en un móvil (tú sabrás los motivos), sino la manera sobrada que tendrá de decirte, básicamente, que tú eres idiota y él es el nuevo Da Vinci.

Porque ojo, que aquí viene lo mejor de todo. Hay una alternativa a que tu cuñado te enseñe su móvil de hace cuatro años, y es que te diga "Mira, mira, yo me he comprado un móvil chino de 100 euros que es igual que tu iPhone ese. Chino, ¿eh? De exportación, en España esto no se puede comprar" (en realidad lo vio en la FNAC). ¿Sabes a qué móviles se refiere? Exacto, a esos de los que el año pasado no se fiaba ni loco.

Solución:

Mira, ni intentes convencerlo. Enséñale el vídeo de las hipotecas a plazo fijo y con eso se entretendrá hasta que se quede dormido dos segundos después de decir que no tiene sueño.

3) Bitcoins: tu cuñado es 'broker' y tú sin saberlo

Diagnóstico:

Seguramente 2017 haya sido el año del bitcoin y de su popularización incluso entre la gente menos tecnologizada pero que lleva un pequeño 'broker' dentro de esa cabecita llena de sueños. Ojo, que aquí tu cuñado puede salirte por dos caminos muy distintos:

a) "Con esto te forras, te lo digo yo". Si tu cuñado descubrió ayer por la tarde lo que es el bitcoin, te hablará como quien revela una verdad oculta: "Eh, ni invertir en bolsa ni nada: hay una cosa que se llama bitcoin, que es una moneda virtual [cuando diga "virtual" lo hará despacio y abriendo mucho la boca] que eso es una bomba, muchacho, eso no para de crecer. Hazme caso, que te lo digo yo, que yo sé de esto, que ya verás".

b) "Eso es una burbuja, se van a arruinar todos". Quizá tu cuñado oyese hablar de bitcoin hace ya unos meses, en cuyo momento se emocionó. Ahora, sin embargo, a él no se la dan con queso: "Eso es una burbuja, hombre. Ya verás cuando eso caiga, que está al caer, y se arruine todo el mundo. Los que se forraron fueron los que invirtieron al principio. Yo tengo un amigo que invirtió hace cinco años y ahora tiene un Porsche, tres yates, cuatro unicornios y a Beyoncé bailando en su salón".

Solución:

En realidad da igual lo que digas: defienda la postura que defienda, tu cuñado es Josef Ajram.

4) Redes sociales: "La dictadura de lo políticamente correcto"

Diagnóstico:

Si tu cuñado se ha definido alguna vez como "políticamente incorrecto", huye, por favor te lo pido, huye. Si no tienes más remedio que hablar con él, prepárate: te dirá que "en las redes sociales ya es que no se puede decir nada, ¿eh? Está todo el mundo con el buenismo y lo políticamente correcto, ya no puedes hacer ni un chiste de un negro o de mujeres o de maric... de homosexuales".

¿Hay alguna excepción dentro de esta dictadura de lo polítcamente correcto? Exacto: "Yo el único al que sigo es a Pérez Reverte. Ese sí que sabe, dice verdades como puños. Y los pone a todos firmes, ¿eh? En cuanto le dicen una gilipollez, él los pone en su sitio, qué 'crack' es. A ver si Bertín Osborne se abre Twitter también, que ese es un 'crack', un figura, un maestro, un artista, un mostruo, un campeón". Si habláis de machismo en redes sociales, tu cuñado te dirá que "ni machismo ni feminismo: igualismo". Además, te dará una palabra novedosísima que él mismo se ha inventado: "Esas lo que son es feminazis".

Solución:

Si crees que tu cuñado aún tiene cura, hazle ver que su pensamiento en realidad no tiene nada de políticamente incorrecto, sino todo lo contrario, y anímale a leer textos que le hagan salir de la excusa racista, machista u homófoba que se ha creado.

Pero ojo, si tienes el día especialmente creativo, te animamos a que subas la apuesta. Dile que, efectivamente, vivimos en la dictadura de lo políticamente correcto, pero es que esto va a ir a más. Cuéntale que las feministas, los homosexuales, las personas de raza negra y los buenistas están formando un gran escuadrón de la muerte, y se están aliando con los 'hackers' rusos, con Corea del Norte y con los Power Rangers para conseguir armas y acabar con el hombre blanco heterosexual y occidental. Y que solo podrá salvarse de la quema si se corta el pene o algún sacrificio similar.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios