Uber: Cómo funciona Uber y por qué el mundo del taxi ha acudido a la Justicia. Noticias de Tecnología
europa le obliga a ser una compañía de transportes

Cómo funciona Uber y por qué el mundo del taxi ha acudido a la Justicia

La sentencia de la Justicia europea aclara que Uber no puede ser considerado un servicio de la sociedad de la información, el argumento que blandía la compañía hasta la fecha

Foto: Cómo funciona Uber y por qué el mundo del taxi ha acudido a la Justicia. (Reuters)
Cómo funciona Uber y por qué el mundo del taxi ha acudido a la Justicia. (Reuters)

Golpe del mundo del taxi a Uber: una de las compañías de VTC más conocidas del mercado se verá obligada a cambiar su razón de ser y convertirse en compañia de transporte si quiere seguir operando en la Unión Europea. El Tribunal de Justicia de la UE ha determinado que la empresa estadounidense no puede ejercer como lo hacía hasta ahora si no cumple los mismos requisitos que se le obligan a los taxistas. Pero, ¿dónde surge la polémica?

Como es de sobra sabido, Uber ha estado funcionando en algunos países de Europa -en los que no estaba prohibido su uso, como era el caso de España-. Su funcionamiento es muy sencillo: a través de una simple 'app', el usuario puede contratar el servicio de un vehículo para que lo recoga en un punto determinado y lo desplace hasta el que desee. Se puede elegir el tipo de coche y hasta la matrícula exacta del vehículo que te recogerá.

Antes de contratar el servicio, el usuario puede ver la tarifa exacta que hay en el momento de la contratación -pues varía dependiendo de la oferta y de la demanda del momento-, conociendo antes del desplazamiento el precio que costará el desplazamiento. Como se puede ver, el servicio tiene sus parecidos y sus diferencias con el mundo del taxi, aunque el fin es el mismo: conseguir moverte por una ciudad mientras un conductor te lleva.

Sin embargo, la polémica viene dada porque, hasta la fecha, Uber no estaba sujeta a las mismas obligaciones a las que si tenía que atender un taxi. ¿El motivo? Se había desmarcado de los servicios de transporte tradicionales, manteniendo que no se era una compañía que ofreciera estos servicios, sino que se consideraba un servicio de la sociedad de la información, siendo una plataforma digital que sólo ponía en contacto a los profesionales del volante con los clientes.

Para Uber, sus conductores son meros usuarios de la aplicación. Lo único que firman con ellos es un contrato de prestación de servicios por el que la plataforma recibe una comisión del 20% sobre los ingresos generados por el conductor. Además, Uber defiende que quien usa su plataforma no lo hace con fines comerciales, sino con el único ánimo de que el pasajero de su coche le ayude a sufragar los gastos que le origina el propio vehículo (hipoteca, seguros, plaza de garaje...).

Esta decisión del TJUE no prohíbe a Uber seguir ejerciendo su labor, pero sí obliga a la compañía a cumplir las mismas reglas del juego que ya aceptan otros gremios como es el del taxi o el de los chóferes. Ahora, Europa ha fallado en contra de las expectativas de la compañía norteamericana: a ojos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), la 'app' es un servicio de transporte y, como tal, debe cumplir con los mismos requisitos que se imponen a los taxi

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios