Uber: Uber se juega mañana su futuro: la sentencia europea que va a cambiar el transporte. Noticias de Tecnología
¿EMpresa de transporte o tecnológica?

Uber se juega mañana su futuro: la sentencia europea que va a cambiar el transporte

El Tribunal de Justicia de la UE se prepara para dictar sentencia sobre el ADN de Uber: ¿ofrece un servicio de transporte o solo un servicio tecnológico? De esta respuesta depende su futuro

Foto: (Reuters)
(Reuters)

El futuro de Uber pende de una sentencia. Una vez más. La compañía se enfrenta mañana miércoles a uno de los dictámenes más importantes de los últimos años que va a condicionar su expansión en Europa. Y las perspectivas no pintan nada bien. El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), con sede en Luxemburgo, se dispone a emitir su veredicto sobre un punto clave: ¿es la compañía un servicio de transporte, como argumentan los taxistas, o solo una plataforma tecnológica que actúa de mera intermediaria, como asegura la multinancional estadounidense? Todo apunta a que el TJUE se va a decantar del lado de los taxistas. Y las consecuencias para su negocio y el sector del transporte, como apunta uno de los abogados del caso, van a ser "brutales".

El pasado mayo llegó la pista definitiva de cuál puede ser el signo de la sentencia mañana miércoles. El abogado general del la UE, Maciej Szpunar, emitió sus conclusiones (no vinculantes) sobre el caso y fue rotundo: "El servicio ofrecido por Uber no puede calificarse de servicio de la sociedad de la información [...] debe calificarse de servicio del transporte. [Su actividad] no está regulada por el principio de libre prestación en el marco de los 'servicios de la sociedad de la información' y, por tanto, está sometida a las condiciones exigidas a los transportistas no residentes". Difícil ser más rotundo.

El TJUE suele seguir casi siempre en sus sentencias la línea previa marcada por el abogado general. Y si mañana se cumple esta regla no escrita, Uber quedará para siempre designado en Europa como servicio de transporte y no como servicio de la sociedad de la información. ¿Qué implicaciones tiene eso? Muchas. Entre otras que se tendrá que regir, sí o sí, por la regulación de transporte establecida en cada país. Algo que en España ya hace (a medias, según los taxistas). Pero, más importante: la expansión de su negocio más allá de las licencias VTC se hace casi imposible.

Manifestación de taxistas en Madrid contra Uber y Cabify el pasado 29 de noviembre. (Reuters)
Manifestación de taxistas en Madrid contra Uber y Cabify el pasado 29 de noviembre. (Reuters)

"Uber a día de hoy se sigue definiendo como una mera intermediaria, incluso en España, donde se rige por el Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT). Siguen diciendo que el prestador del servicio es el conductor, no ellos, que sobre el conductor recaen todas las obligaciones de pagar impuestos, gasolina, seguro... Si la sentencia dice que en realidad el prestador del servicio de transporte es Uber, tanto conductores como consumidores podrían demandar a la empresa por entender que están desprotegidos de sus derechos", argumento Montse Balagué, abogada de Élite Taxi, asociación que llevó a la plataforma a los tribunales en Barcelona en 2014 y, de ahí, a Luxemburgo.

En UK y Brasil, los conductores demandaron a Uber por condiciones abusivas al tratarlos como autónomos cuando son asalariados

Élite Taxi interpuso una demanda contra Uber ante el Juzgado de lo Mercantil nº 3 de Barcelona por competencia desleal contra los taxistas por operar su servicio UberPop. Un año más tarde, el juez decidió solicitar ayuda al TJUE para interpretar la actividad de la compañía en el marco del derecho europeo. Lo hizo después de que otro Juzgado, el Mercantil nº 2 de Madrid, solicitara en diciembre de 2014 el cierre cautelar de Uber ante otra demanda de la Asociación Madrileña del Taxi. El 31 de ese mismo mes, Uber dijo adiós a UberPop y regresó meses más tarde con UberX, su actual servicio de licencias VTC que cumple con la legalidad vigente. Pero queda un escollo: definir legalmente su ADN. ¿Es una empresa de transporte o de servicios de la información?

"Habrá que ver en qué términos se redacta la sentencia, pero en cualquier caso no le veo mayor impacto ni recorrido. Querer estirar el asunto para tocar temas laborales me parece, cuando menos, chocante", señala José Andrés Díez, abogado especializado en transporte que llevó a Uber a los tribunales en 2014 defendiendo a la Asociación Madrileña del Taxi, y que ahora asesora a la propia Uber.

(Reuters)
(Reuters)

"Si el TJUE acaba considerando a Uber una empresa de transporte, se podrán proteger por fin los derechos de los conductores y los usuarios. Es lo que ocurrió en Reino Unido o Brasil. Los conductores le demandaron por condiciones abusivas al tratarlos como autónomos cuando en realidad son asalariados. Uber fija todo: los horarios, las tarifas, realiza el cobro... Al final llegó a un acuerdo económico con los conductores para evitar problemas", explica Balagué.

Uber, Airbnb o Blablacar

Fuentes consultadas de la Comisión Europea se mantienen a la espera de conocer si el fallo de la Corte sigue o no la línea marcada por el abogado general. "Estamos a la espera, con calma y sin emociones", explican a Teknautas. Si el Tribunal sigue la opinión de Szpunar, el Ejecutivo comunitario considera que no necesariamente tiene por qué afectar a todos los servicios similares. El modelo de negocio de UberPop es muy específico y difiere del de otros competidores. Los servicios de este tipo de 'apps' pueden incluso variar de una ciudad a otra, dentro de la misma compañía. ¨Habrá que ver caso por caso", apuntan las fuentes.

Airbnb quedaría por el momento bajo el paraguas de la directiva de servicios, aunque bajo la amenaza de que esto sea contestado por el sector hotelero

Hasta ahora, la Comisión se había inclinado por aplicar a compañías como Uber, Airbnb o BlaBlaCar la directiva de servicios de la información, que da más libertad a las plataformas digitales o, lo que es lo mismo, les impone menos requisitos que a otros sectores.

Pero ahora, si el Tribunal contradice este enfoque, en lo sucesivo a compañías como BlaBlaCar o Cabify tendrían que hacer frente, a priori, a las mismas exigencias que otros servicios convencionales de transporte. En cambio, Airbnb y plataformas dedicadas a otros sectores quedarían por el momento bajo el paraguas de la directiva de servicios, aunque bajo la posible amenaza de que esto sea contestado por el sector hotelero o que sea revisado por los legisladores.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios