Más Formación para emprender mejor

¿Qué falla en las 'startups' españolas? "Necesitamos apostar por la educación"

El emprendimiento vive un auténtico ‘boom’ en España, pero aún queda mucho por hacer. Eso sí, todos los expertos parecen apuntar a un mismo objetivo, la educación

Foto:

Nada más y nada menos que 9.500 proyectos han pasado en cinco años por Lanzadera, una de las aceleradoras e incubadoras de empresas más importantes de España con el patronazgo de Juan Roig, presidente de Mercadona. Un número nada desdeñable que sirve bastante bien para ver que a día de hoy, y así lo comenta su director general, Javier Jiménez Marco, emprender está de moda en España. Pero ¿va más allá de una moda?, ¿está el joven español preparado para crear su empresa?, ¿qué tiene que hacer para pelear con los mejores del mundo?

Estas son algunas de las preguntas que se han planteado y respondido en la mesa redonda ‘Emprender en España’, organizada por El Confidencial y la Cámara de Comercio de España con el apoyo del Fondo Social Europeo y con la participación de personalidades de todo el sector. Empezando por Carmen Casero (directora general del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas), siguiendo por Inmaculada Riera (directora general de la Cámara de Comercio de España) o Javier Jiménez Marco (director general de Lanzadera), y terminando por Enrique Ruiz Galán (cofundador de Wuolah) y David Carrascosa (Saitec Offshore Technology).

¿Qué falla en las 'startups' españolas? "Necesitamos apostar por la educación"

En ella, mientras se intentaba explicar y diseccionar el clima en el que vive en la actualidad el sector del emprendedor en España, y entender así qué le falta, se apuntó a un ámbito en el que todos los participantes estaban de acuerdo. En España falta formación en emprendimiento, y eso es algo que ha de cambiar si queremos progresar.

Emprender desde la escuela

Carmen Casero solo lleva dos años como secretaria de Trabajo Autónomo en el Ministerio de Empleo, pero parece tener claro lo que se necesita en nuestro país para mejorar la situación de los emprendedores. “Tenemos que conseguir un sistema que ponga aún menos trabas para crear tu propia empresa y, sobre todo, incentivar más a los jóvenes para que sepan desde la escuela qué es el emprendimiento y qué es ser empresario”, ha explicado. “Necesitamos introducir el emprendimiento en la educación”.

El comentario se ha ganado el apoyo del resto de los participantes, que defienden desde los distintos puntos de vista del sector un cambio en la educación que pueda ayudar a crecer al emprendimiento español. “Es cierto que se necesita más formación, tenemos que aprender, por ejemplo, a gestionar el fracaso porque emprender no siempre significa éxito”, comentaba Inmaculada Riera, directora de la Cámara de Comercio de España. “En los países anglosajones, es algo que ya tienen interiorizado, y aquí aún nos cuesta entender que no siempre se gana”.

Carmen Casero, durante la mesa redonda. (Foto: Ernesto Torrico)
Carmen Casero, durante la mesa redonda. (Foto: Ernesto Torrico)

Hasta las cifras parecen apuntar a la necesidad de una formación más profunda para poder apuntalar el ‘boom’ emprendedor que vive España. Más de 100.000 empresas se crearon en España en 2016, pero en ese mismo periodo de tiempo también se marcó un récord de cierre con más de 27.000. Para más inri, el 21% de todas las que existen actualmente no llega a los dos años de antigüedad.

Hacia un cambio cultural progresivo

¿Cómo conseguir afianzar el sector a través de la educación? Los expertos miran hacia un objetivo claro, el cambio cultural que enseñe a toda la sociedad que el emprender no es solo una moda pasajera. Eso sí, de manera progresiva, nada de hacerlo bruscamente.

“En España, las cosas siempre ocurren por lo ‘militar”, comenta Javier Jiménez. “Es decir, los cambios siempre se hacen de forma muy radical, y con el emprendimiento necesitamos un cambio mucho más progresivo".

Inmaculada Riera, por ejemplo, también señala ese cambio necesario y apunta a la cultura del riesgo como un concepto que debemos interiorizar. “Se emprende con mucho más conocimiento y sosiego que antes, pero todavía hay que seguir mejorando”, comentaba. “Durante la crisis, el crear una empresa significó una salida, pero es algo arriesgado y eso hay que tenerlo claro aunque nos cueste”.

Inmaculada Riera, en la mesa redonda, con Alberto Artero a su derecha. (Foto: Ernesto Torrico)
Inmaculada Riera, en la mesa redonda, con Alberto Artero a su derecha. (Foto: Ernesto Torrico)

Todos parecen estar convencidos del cambio, pero siempre con pies de plomo. Y es que aún hay mucho que hacer para afianzar este entorno con tanto potencial. Diego Carrascosa, por su parte, menciona un punto clave: debemos desligar el mundo de la innovación del sector tecnológico.

“El ‘boom’ de las ‘startups’ nos ha llevado a pensar que todo es emprendimiento tecnológico, pero se puede innovar en muchos ámbitos, eso también debemos mostrarlo, innovar no es solo crear ‘apps”. Su empresa, Saitec, desarrolla desde hace años un plan para construir parques eólicos marinos, aunque no tenga tanta publicidad como pueda tener una nueva compañía tecnológica.

La FP, “la joya” de la educación española

Para conseguir este cambio cultural, Javier Jiménez y Enrique Ruiz iban un paso más y apuntaban a la universidad. “Hay que pedir a las universidades que incluyan las carreras que te ayuden a emprender”, comentaba el joven creador de Wuolah, una plataforma que intenta convertir el negocio de pasarse los apuntes en algo mucho más profesional y cuidado. “Hace años, nadie pensaba en crear su propia empresa, pero eso ahora mismo ha cambiado y debemos adecuar la educación a la actualidad”, completaba Jiménez.

De izquierda a derecha, Enrique Ruiz, Javier Jiménez y David Carrascosa. (Foto: Ernesto Torrico)
De izquierda a derecha, Enrique Ruiz, Javier Jiménez y David Carrascosa. (Foto: Ernesto Torrico)

Pero ambos, según Casero y Riera, se dejan algo por el camino, la Formación Profesional. Una salida que, según la OCDE, ya han tomado alrededor del 30% de los jóvenes españoles, y que cada año tiene más adeptos. Para ellas, es nada más y nada menos que la “joya de la corona” de la Educación española. “Es algo que debemos fomentar y cuidar, y que desde el punto de vista del emprendimiento puede ayudarnos mucho a formar a los nuevos empresarios”, comenta Riera.

Cambio cultural progresivo, basado en la educación y la formación. La mezcla perfecta para evitar volver a escuchar, como comenta Enrique Ruiz, la frase “he tirado cuatro años de mi vida a la basura”.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios