el golpe definitivo al cobre

‘Irrompible’ y a alta velocidad: así es la fibra de plástico que llegará pronto a tu hogar

Telefónica y la 'startup' madrileña KDPOF acaban de anunciar un acuerdo que abaratará infinitamente el coste de la fibra óptica.

Foto:  Fibra óptica
Fibra óptica

Ya hace tiempo que vimos cómo la industria de las telecomunicaciones despreció el cobre como material para hilar sus conexiones. La fibra óptica dejó a su aliado tradicional y apostó por el cristal. Pero este amor tampoco ha sido muy duradero y ahora parece haber dado otro paso más con un nuevo material: el plástico. Sí, la fibra que llegará dentro de poco a tu casa estará hecha enteramente de este ingrediente. Y uno de los actores principales es español: KDPOF.

Esta start-up de Tres Cantos ha conseguido que su tecnología haya sido reconocida como el primer estándar sobre fibra óptica plática (POF) por el IEEE (The Institute of Electrical and Electronic Engineers) y ETSI (The European Telecommunications Standars Intitute). Su éxito ha llegado a tal nivel que la firma ya ha anunciado su alianza con Telefónica para llevar al mercado este innovadora solución, que garantiza hasta 1 Gbsp de forma simétrica en cualquier hogar. Aunque la operadora aún no da fecha de salida ni precio, lo cierto es que todo apunta a que bajará sustancialmente el coste del servicio.

¿Qué es y qué ofrece?

Básicamente es una fibra de 1 milímetro de núcleo y 2,2 milímetros de diámetro total. Pero, ¿qué beneficios da frente al cristal? Pues las ventajas son más de las que parecería, empezando por el precio y acabando por la instalación.

Para empezar, el material es mucho más económico que la fibra óptica que actualmente se instala a la mayoría de clientes. En comparación con el cobre la diferencia es abismal, y el cambio podría hacer que esta forma de conexión llegase más lejos y mejor que nunca.

(Foto: KDPOF)
(Foto: KDPOF)

Por otro lado la manejabilidad y la flexibilidad permite una instalación mucho más sencilla y resistente, puesto que se puede doblar o anudar sin miedo a romperse. Hasta se puede cortar fácilmente con un ‘cutter’. Garantiza la cobertura, sin interferencias y, aunque en España aún no se contempla esta opción, en países del norte de Europa donde ya se comercializa, se vende como packs autoinstalables sin necesidad de técnico.

Más antiguo de lo que parece

Los responsables de KDPOF han explicado que se trata de una tecnología que se inventó ya en 1960 pero que había sido utilizado hasta el momento en entornos industriales. De momento en España, Telefónica y KDPOF han lanzado un programa piloto en decenas de hogares españoles tras más de siete años juntas para lanzar este nuevo producto. Se espera que el año que viene sea una realidad comercial, aunque, eso sí, Telefónica no tiene exclusividad en esta tecnología.

Y nada de probarlo en casas de nuevos barrios residenciales, si no que han ido a pisos antiguos, de todo tipo de medidas, instalaciones exteriores, interiores... Conclusión: la instalación se puede realizar en cualquier hogar.

Por último, otra de las ventajas es que se pueden utilizar las canalizaciones ya existentes en el hogar. Puede discurrir por tanto por los mismos tubos que contienen los cables de conducción eléctrica puesto que no es un material que conduzca la electricidad y por tanto no hay ningún peligro en la combinación. Actualmente soporta 1 Gbps pero está preparado para velocidades superiores en un futuro, cuando la tecnología lo permita.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios