FACEBOOK VUELVE AL OJO DEL HURACÁN

Las aplicaciones de tu móvil escuchan todo lo que hablas (pero también puedes evitarlo)

La red social niega que esté captando conversaciones para crear anuncios. Los expertos aseguran que técnicamente es posible pero cree que estos casos son casualidades

Foto:

Facebook se gana los cuartos, principalmente, conociendo mejor a cada miembro de su comunidad. Así puede mostrar anuncios hechos a la medida de cada ser humano. Quiere que su publicidad te siente como un guante. Que se ajuste a tus deseos, intereses y necesidades en cada momento. Algo que les exige una agresiva estrategia para obtener datos de búsquedas, 'clics', reacciones a publicaciones y otras tantas fuentes. Algo que tiene a la compañía de Mark Zuckerberg en el punto de mira, teniendo que hacer frente día sí y día también a rumores y acusaciones de obtener información de manera ilegal o poco ética.

Por enésima vez, la red social ha tenido que salir a la palestra para desmentir que utilice el micrófono de los 'smartphones' para escuchar las conversaciones de los usuarios, detectar los temas que hablan y mostrar anuncios en base a ellos.

Facebook: "Sencillamente no es verdad"

La alerta volvió a saltar hace unos días. El presentador de un popular 'podcast' en EE UU lanzó en Twitter una invitación para que los oyentes que pensasen que Facebook les 'espiaba' por esta vía se pusiesen en contacto con él.

La reacción no se hizo esperar. Uno de los pesos pesados de Facebook le contestó. Por supuesto, negó la mayor. “No hemos usado -y nunca lo hemos hecho- tu micrófono. Sencillamente no es verdad”, afirmó en un tuit, Rob Goldman, el mandamás encargado de la publicidad en la compañía, que escribió poco después un post en el blog oficial defendiendo la transparencia en esta materia. La plataforma nunca ha negado que pueda captar el sonido que se produce en torno al teléfono pero siempre ha desmentido que haga uso de esos audios para publicidad.

Algunos han respondido a estas explicaciones recordando sanciones y multas a la compañía por no respetar los términos y condiciones de uso. Esto, sumado al largo rosario de personas que aseguran haber sido escuchadas ilícitamente, ha vuelto a avivar, una vez más, la polémica de aplicaciones y programas que captan tus conversaciones sin que tu te percates.

Anuncios de boda tras la pedida

Recientemente, cobró mucha relevancia fue el caso denunciado por Damian Le Nouaille. Este joven publicó un post relatando como Instagram le había mostrado publicidad de un microproyector. Nunca había buscado nada en Google sobre el tema ni había compartido nada en ninguna red social. Sólo había tenido, según su testimonio, una conversación con un amigo en una escapada. Al día siguiente, la aplicación -propiedad de Facebook, por cierto- le mostró un anuncio en su 'feed'. “La única manera de que lo supiera era escuchar mis conversaciones desde el micrófono de mi 'smartphone'”.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Antes de este joven muchos otros denunciaron lo mismo. “Mi mujer y yo empezamos a ver anuncios de boda el día después de la pedida, antes de que se lo contásemos a nadie”, relataba Nate, un joven estadounidense, que asegura que compró el anillo en un arrebato, sin consultarlo previamente.

Este y otros testimonios fueron recogidos por la BBC. “Dejé mi trabajo, quedé con un amigo para ver qué iba a hacer en mi vida”, relata una joven, que bromeando aseguró que le gustaba “el café” así siempre podía “trabajar en Starbucks”. Pocas horas después, cuando abrió Facebook, se encontró con un anuncio de la compañía que había organizado un evento en Londres para reclutar empleados.

Desde WhatsApp a Google

Como estos casos, hay mucho más. Hay que remontase a 2016 para el primer gran caso de este tipo. Una investigadora de la Universidad de Florida, Kelly Burns, levantaba la liebre asegurando que Facebook nos escuchaba más de lo que pensábamos. A partir de ese momento, cada cierto tiempo, aparece un nuevo caso. Y hay un buen número de apps involucradas. Desde WhatsApp hasta Google. Un joven, según recoge la BBC, asegura que tras empezar a estudiar español en Duolingo empezó a recibir un buen número puñado de anuncios de distintos productos en castellano. “Fue increíble”, asegura.

Otro de los casos que exponen en esta información es el de Justin que estaba debatiendo sobre este asunto en un bar con los amigos. Para zanjar la discusión, empezó a hablar de colchones en alto -asegura que hace años que no se interesaba por ellos- y mientras tanto deslizaba el dedo de arriba a abajo por la pantalla de su móvil. El resultado: “Dos anuncios de colchones en cinco minutos. Nunca antes me había salido antes de esa conversación”.

"Técnicamente es posible, pero..."

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

“Técnicamente es posible. El reconocimiento y el procesamiento de voz lleva tiempo con nosotros. Cualquier aplicación puede extraer perfectamente lo que hablamos y procesarlo”, aclara Sergio de los Santos, director de Innovación y Laboratorio de ElevenPaths, en una conversación con Teknautas. “Sin embargo, dudo mucho que se esté utilizando el micrófono para esto. No sería operativo”.

Estos casos pueden ser casualidad o simplemente producto de las 'cookies' o la ubicación

De los Santos dice que comprobar esto sería tan fácil como auditar el código de la red social. “Hasta que no lo vea no lo crea", afirma. Cree que en caso de que la red social tuviese esa función integrada, alguien ya “lo hubiese demostrado” con pruebas, como ocurrió cuando se conoció que Facebook almacenaba y analizaba lo que escribíamos en la barra de estado aunque lo borrasemos antes de publicarlo.

“Las 'cookies' son muy jodi… traicioneras”, afirma. Cree todos estos casos se producen por una mezcla de desconocimiento, descuido y despistes. “No hace falta escribir nada ni mandar un mensaje para que puede transmitirse esa información. Basta con navegar por una página o un perfil determinado, tener la ubicación activada… para proporcionar muchísima información sin darnos cuenta”.

Altavoces que esperan tus órdenes

El Home Mini de Google ha vuelto al centro de la polémica. (Reuters)
El Home Mini de Google ha vuelto al centro de la polémica. (Reuters)

La aparición de asistentes de voz y altavoces inteligentes que están escuchando de forma pasiva a la espera de oír el comando hablado de turno ha dado alas los firmes defensores de estas confabulaciones. No hay que olvidar que en Estados Unidos la Policía ya pidió los audios captados por un altavoz Echo y almacenados por Amazon para intentar resolver un crimen.

Más recientemente, la polémica salpicaba a los nuevos Home Mini de Google. Uno de estos aparatos se había pasado las 24 horas escuchando a su dueño, uno de los periodistas que lo recibió de regalo tras la presentación. Los 'leds' que indicaban que la máquina estaba captando sonido no dejaba de parpadear.

Al comprobar el historial en su cuenta de Google, comprobó la multitud de grabaciones que había en el servidor de la compañía. Al investigar el caso, el buscador detectó un 'bug' en el panel táctil del aparato que hacía que se activase la grabación constantemente. Lanzó una actualización y listo.

Escrutinio constante

“Aunque no accedamos al código de la 'app', hay gente que está constantemente chequeándolas y sometiéndolas a controles de seguridad. Es bastante probable que se pudiese detectar un uso fraudulento”, aclara Yago Jesus, experto informático. “Obviamente en el caso de un altavoz inteligente, estás autorizando el acceso al micrófono y a lo que dices para su correcto funcionamiento”, añade.

De la misma manera que De los Santos, Jesús cree que no hay motivos para la 'paranoia' o una alerta generalizada. “Con estas herramientas no sería de extrañar que alguna empresa pequeña o mediana intentase hacer estas trampas en un futuro, pero no creo que una del tamaño de Facebook se metiese a escuchar ilícitamente lo que hablas. Otra historia muy diferente sería un troyano o un tipo de malware", concluye.

Si no estás tranquilo, deshabilita los permisos

Si a pesar de las llamadas a la calma y las negaciones por parte de Facebook, no te quedas tranquilo, tienes una alternativa. Deshabilitar los permisos. "En las últimas versiones de Android se puede hacer fácilmente", afirma Sergio de los Santos. Basta con entrar en 'Configuración' y localizar el apartado 'Permisos de Aplicaciones'.

Por ejemplo, al revisar mis aplicaciones me he topado con 8 que tienen acceso al micrófono. Telegram, WhatsApp, Facebook Messenger, Instagram, la cámara, el teléfono, Google y Pixel Ambiente, una funcionalidad de los terminales del buscador para identificar canciones o música. 

Sin embargo, esto no es del todo útil. Cada vez que mandes un audio deberías autorizar a la aplicación de turno. Cuando termines, desactivarlo. "Eso lo hace bastante engorroso y el proceso no ayuda", aclara el experto.

"La otra opción que te queda es comprarte un móvil antiguo, tipo Nokia, solo para llamadas y tener un smartphone con el micro y el altavoz desactivado para el resto de cosas", comenta Yago Jesús en clave anecdótica. "En el sector de la seguridad informática, hay más de uno que lo hace así".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios