UNA NUEVA PANTALLA INFINITA

Metemos mano al Xiaomi Mix 2: los más grandes no tienen por qué ser los más caros

La apuesta de la marca china para combatir al iPhone X y al Galaxy S8 gana potencia y resuelve los problemas de su primer móvil sin marcos, aunque pierde espectacularidad

La primera vez que cogimos el Xiaomi Mix tras su presentación en Pekín, a finales del año pasado, no pudimos ocultar nuestra sorpresa. A pesar de haber visto el Sharp Aquos japonés, precursor de las ‘pantallas infinitas’, era evidente que la marca china había logrado presentar un ‘smartphone’ que rompía los moldes de la industria: se trataba de un aparato que solo tenía un estrecho borde inferior y que estrenaba tecnologías interesantes, como la de la transmisión del sonido a través del cuerpo cerámico.

Es cierto que en el Mi Mix 2 ese elemento de sorpresa ya no es tan marcado. La pantalla con bordes diminutos es la tendencia que sigue la industria en el segundo semestre de 2017 y ya la incorporan competidores como Apple, Samsung o LG. Sin embargo, Xiaomi mantiene el tipo y ha corregido algunos de los fallos que lastraban el funcionamiento de su antecesor.

Empezando por su tamaño, que ahora se reduce considerablemente gracias a la sustitución de la gigantesca pantalla de 6,4 pulgadas del primer Mix por otra de 5,99. Además, como adopta la proporción de 18:9 -que lo hace más alargado- y redondea los bordes del cuerpo, el Mix 2 resulta mucho más estilizado a la vista y agradable de manejar. Al fin y al cabo, su tamaño es inferior al de muchos móviles que montan pantallas de 5,5 pulgadas y solo un poco mayor que el del Mi6, que se queda en 5,2 pulgadas.

El eterno problema: los dedazos

El Xiaomi Mix 2, el nuevo todoterreno de la marca china. (Zigor Aldama)
El Xiaomi Mix 2, el nuevo todoterreno de la marca china. (Zigor Aldama)

Eso sí, a pesar de haber utilizado en esta ocasión un marco metálico, el aparato sigue resultando resbaladizo por su tapa cerámica, que también se mantiene como un eficaz imán de grasa dactilar. Consciente de ello, Xiaomi vuelve a incluir una carcasa, aunque esta vez no es de cuero sino de plástico de gran calidad.

La empresa que dirige Lei Jun también ha resuelto en el Mix 2 el problema que provocaba la falta de un auricular en el Mix. Aunque la tecnología utilizada era sorprendente, lo cierto es que en entornos silenciosos era posible que la gente de alrededor escuchase la conversación que se mantenía a través del móvil. Ahora, el auricular está escondido tras la pantalla, que tiene una ranura y ofrece tanto una calidad de sonido muy superior como mayor privacidad.

El rediseño y la estandarización de las pantallas sin marcos han quitado espectacularidad al Mix 2

Pero hay algo en lo que el Mix 2 no puede competir con su antecesor. A pesar de que Xiaomi asegura haber limado todavía más los casi imperceptibles bordes del Mix, lo cierto es que la pantalla del Mix 2 no resulta tan espectacular, y tanto los biseles laterales como el superior son algo más evidentes. Quizá sea por la inclusión de ese altavoz o por las líneas más suaves del cuerpo, pero el nuevo ‘smartphone’ ha perdido parte de ese ‘factor wow’ que tanto les gusta mencionar a los anglosajones.

Una móvil de 'Champions' en la liga de los 500 euros

Pero nadie puede negar que con el Mix 2 Xiaomi compite en la Champions de los móviles de pantalla completa. Y lo hace por la mitad de lo que cuestan sus competidores, sobre todo el iPhone X que se estrenará el mes que viene y el Samsung Note 8. Ambos rompen la barrera de los 1.000 euros, pero el Mix 2 se puede encontrar en tiendas de importación paralela como Gearbest por menos 500 euros en la versión equipada con 64GB de almacenamiento interno y por 550 euros con nada menos que 256GB. Es un precio que, sin duda, lo convierte en una alternativa muy atractiva.

El Xiami Mix 2 (izq.) y su predecesor. (Zigor Aldama)
El Xiami Mix 2 (izq.) y su predecesor. (Zigor Aldama)

Y eso a pesar de que no ha incluido una cámara dual, como sí hacen sus competidores. No importa. El Mix 2 mejora notablemente la calidad fotográfica del Mix primigenio adoptando la cámara principal del Mi6. Lo que ha hecho Xiaomi, seguramente para no disparar los costes de fabricación, es eliminar el objetivo secundario de la cámara dual de ese móvil, un teleobjetivo que permite hacer un zoom óptico de dos aumentos.

Cámara simple, pero de gran resultado

Aunque es una decisión discutible, y evidentemente el Mix habría ganado con ese segundo objetivo, lo cierto es que apenas se nota su ausencia. La cámara tiene un comportamiento más que satisfactorio en casi todas las situaciones. Incluso con poca luz, porque esta vez Xiaomi sí que ha dotado al ‘smartphone’ de un estabilizador óptico que se complementa con una lente luminosa. Pero no está a la altura del Samsung o del nuevo iPhone, y los 12 megapíxeles comienzan a saber a poco, aunque son más que suficientes para la mayoría de los usuarios.

Captura con el Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con el Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)

Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)
Captura con la cámara del Xiaomi Mi Mix 2. (Zigor Aldama)

Por su parte, la cámara anterior, la de los selfis, continúa situada en el borde inferior, lo cual complica tomar las fotografías porque, para un resultado óptimo, es necesario voltear el móvil. No obstante, las imágenes son más que aceptables, aunque, de nuevo, un sensor de 5 megapíxeles parece algo rácano, sobre todo cuando la competencia ofrece hasta 16.

En cuanto al resto de novedades, cabe destacar la eliminación del conecto jack para auriculares, que desafortunadamente no viene acompañada de resistencia al agua. La batería también se ha reducido a 3.400 mAh., pero con una pantalla más pequeña es fácil alargar su vida hasta los dos días, y la carga rápida ha logrado un 50% de la capacidad en 30 minutos durante la prueba que hemos hecho en Teknautas. Además, el Mix 2 es el terminal que cuenta con mayor número de bandas, por lo que es compatible con el 4G de casi cualquier operador en el mundo. Sin duda, es un importante paso para la internacionalización de la marca.

Un motor más que fluido

El Xiaomi Mix 2, el nuevo todoterreno de la marca china. (Zigor Aldama)
El Xiaomi Mix 2, el nuevo todoterreno de la marca china. (Zigor Aldama)

En lo referente a las especificaciones técnicas del procesador, de poco puede quejarse uno. Xiaomi no ha escatimado y utiliza el mejor procesador de Qualcomm, el Snapdragon 835, acompañado de 6GB de memoria RAM -existe una versión Premium de 8GB y cuerpo ‘unibody’ de cerámica-. Eso garantiza un funcionamiento fluido en todas las situaciones, incluso cuando se juega mientras otras aplicaciones exigentes están abiertas. También funciona correctamente la pantalla partida para utilizar dos a la vez.

Lo que es curioso es los problemas que da cuando se pretenden arrastrar los iconos para moverlos de sitio o meterlos en carpetas. Cuesta convencerle de que lo haga, y resulta frustrante cuando se activan funciones -como la de añadir ‘widgets’- que no queremos.

Pero Xiaomi lanza actualizaciones del sistema cada muy poco tiempo y corrige errores de este tipo. Ese es, precisamente, uno de los factores que más valoran sus usuarios, ya que incluso móviles de hace cuatro años siguen siendo actualizados a las últimas versiones de MIUI, su capa de personalización basada en Android.

Las virtudes de MIUI 9

El Xiaomi Mix 2, el nuevo todoterreno de la marca china. (Zigor Aldama)
El Xiaomi Mix 2, el nuevo todoterreno de la marca china. (Zigor Aldama)

El Mix 2 corre con MIUI 9 -Android 7.1.1- y, como de costumbre, resulta tan intuitivo como personalizable. Cuenta con doble SIM y sabe sacarle partido, porquepermite clonar aplicaciones de forma que el usuario puede utilizar dos cuentas simultáneamente. Eso es especialmente interesante si se quiere gestionar tanto el espacio de trabajo como el personal desde un mismo terminal, ya sea con redes sociales, correos electrónicos o incluso servicios de mensajería instantánea.

Sabe sacar partido a la doble SIM, porque permite clonar aplicaciones y usar dos cuentas a la vez

También es sencillo configurar un segundo espacio a modo de dos usuarios diferentes. Y siempre es entretenido trastear con el abrumador catálogo de temas y de iconos que ofrece Xiaomi. Finalmente, la versión internacional es totalmente compatible con los servicios de Google, por lo que se acabaron los días en los que había que buscar puertas traseras para instalarlos

En definitiva, la marca china se confirma como una alternativa cada vez más sólida y global en el mercado de los móviles de alta gama. Ofrece una magnífica relación calidad-precio, y, aunque tiene carencias frente a sus competidores más directos, es difícil pedirle más por menos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios