Los científicos que han ganado el Princesa de Asturias: unos Nobel que ayudaron a Einstein
  1. Tecnología
ayer recogieron su galardón

Los científicos que han ganado el Princesa de Asturias: unos Nobel que ayudaron a Einstein

Rainer Weiss, Kip S. Thorne y Barry C. Barish reciben este viernes el premio Princesa de Asturias en la categoría de Investigación Científica y Técnica por

placeholder Foto:  Los tres ganadores del Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica
Los tres ganadores del Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica

Rainer Weiss, Kip S. Thorne y Barry C. Barish reciben este viernes el premio Princesa de Asturias en la categoría de Investigación Científica y Técnica por su descubrimiento de las ondas gravitacionales que hace unas semanas les valió también el Nobel. Tras anunciar su descubrimiento a finales de 2016, los jefes del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO) se han convertido en los nombres del momento en el mundo de la Ciencia empezando por ganar el galardón como 'Descubrimiento del año' por la revista Science y acabando por el ya nombrado premio entregado por las autoridades españolas.

Su hallazgo, que ha contribuido a confirmar definitivamente la teoría de la relatividad general de Einstein, es, para muchos, uno de los avances más importantes de los últimos años en el campo de la física, al menos desde el bosón de Higgs. Tal ha sido el impacto de esta investigación que prácticamente a nadie le ha sorprendido que hayan recibido tantos galardones.

"Su descubrimiento es como si a una persona que ha sido ciega desde su nacimiento se la operara y pudiera ver", explicaba Carlos Barceló, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía, a El Español en 2016. El haber conseguido captar estas pequeñas arrugas en la tela del espacio-tiempo que se producen en determinados momentos muy concretos de forma directa, ha hecho que sea posible pensar que, en unos años, tengamos una imagen del universo totalmente diferente de la que tenemos ahora, y que sea mucho más acertada.

La razón por la que el jurado de los Princesa de Asturias acabó por entregar el galardón a estos tres físicos no se aparta mucho de la idea de Barceló. "La detección de ondas gravitacionales abre una nueva ventana para el estudio del universo, que permitirá descubrir nuevos fenómenos y alcanzar regiones del espacio-tiempo no accesibles con las técnicas actuales", juraba el acta en el que se anunció el galardón.

Pero, ¿quiénes son estos científicos?

Rainer Weiss, el jefe de todo

Aunque los premios y los aplausos se lo han llevado los tres conjuntamente, todo grupo de investigadores tiene un jefe y, en este caso, es Rainer Weiss.

Este investigador estadounidense octogenario (cumplió en septiembre 85 años), tiene una historia algo similar a la de Einstein, a quien ha seguido los pasos hasta confirmar su teoría más célebre. Junto a sus padres huyó de Berlín, donde nació, para escapar del régimen nazi, y acabó en 1938 en Estados Unidos. Estudió en el MIT, donde posteriormente dio clase de Física a partir de 1964 hasta su jubilación.

placeholder Rainer Weiss (Foto: EFE)
Rainer Weiss (Foto: EFE)

Su conexión con el grupo que detectó las ondas gravitacionales empieza con la fundación del LIGO, institucaión de la cual Weiss formó parte desde el principio, allá por 1984, siendo uno de los cofundadores. Toda su carrera la ha dedicado a este campo y se suele decir que la mitad del mérito del descubrimiento debe ir para él. Entre otras cosas, fue el creador del método para encontrar estas ‘arrugas’ con el detector de ondas gravitacionales interferométricas.

Tras recibir el Nobel, contó sobre su investigación que "fue un descubrimiento indirecto pero muy afortunado, y un enorme descubrimiento para nuestro campo". Y recordó que “más de mil personas han trabajado durante décadas para poder llegar a este hallazgo”.

Kip Thorne, el teórico

Weiss no fundó el LIGO en solitario. Junto a él, otro gran físico de su país le ayudó a hacerlo. Kip S. Thorne, ocho años más joven que su compañero y dicen que gran amigo de Stephen Hawking y Carl Sagan, le ayudó, y ahora representa la parte más teórica del trío de galardonados.

Su principal aportación a este descubrimiento se centra en dar a sus colegas las matemáticas necesarias para lograr analizar los datos y, finalmente, saber cuándo se habían detectado las ondas.

placeholder Kip S. Thorne (Foto: Reuters)
Kip S. Thorne (Foto: Reuters)

El catedrático del Instituto Tecnológico de California (hasta 2009) también da su toque glamuroso a la investigación, pues es un respetadisimo divulgador que ha llegado a presentar programas en la PBS estadounidense o la BBC británica. En ellos trataba temas como la relatividad, el viaje en el tiempo y, como no, las ondas gravitacionales.

Barry Barish, el ejecutor

Físico experimental estadounidense, Barish fue el último en incorporarse al LIGO de los tres y, por tanto, a la investigación sobre las ondas gravitacionales. Tras años trabajando en otros experimentos, en 1994 se convirtió en el investigador principal de este observatorio y en 1997 llegó a director del mismo para encargarse personalmente de poner en marcha la detección de estas ondas.

placeholder Barry Barish (Foto: Reuters)
Barry Barish (Foto: Reuters)

Nada más aterrizar en la dirección, el ahora octogenario investigador, consiguió construir y poner en servicio los interferómetros en dos enclaves del LIGO, en Livingston (Los Ángeles) y Hanford (Washington). Se le incluye entre los autores de la investigación por su labor para hacer posible este descubrimiento histórico manejando durante años un observatorio con más de 1000 colaboradores en todo el mundo.

El profesor emérito del Instituto Tecnológico de California también es conocido en el mundo de la Ciencia por su aportación al estudio de los rayos cósmicos penetrantes o la física de partículas.

Premios Princesa de Asturias Ondas gravitacionales Teoría de la relatividad Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Arrugas Premios Nobel
El redactor recomienda