ACCIDENTE MORTAL TRAS EL DESFILE DE LA HISPANIDAD

Así es el Eurofighter estrellado en Albacete: un cazabombardero polémico

Se diseñó en la década de los 90 con una combinación de firma radar, alta maniobrabilidad y gran capacidad de acarreo de armamento enfocado para las fuerzas aéreas europeas

Foto: Así es el Eurofighter estrellado hoy en Albacete. (Reuters)
Así es el Eurofighter estrellado hoy en Albacete. (Reuters)

El Eurofighter Typhoon es un cazabombardero de superioridad aérea y ataque al suelo con dos motores y ala en delta diseñado y construido por una agrupación de empresas europeas con destino a las fuerzas aéreas nacionales y para la exportación. Está armado con un cañón automático de 27 mm y 13 puntos de anclaje externos que pueden llevar misiles aire-aire y aire-tierra de diversos tipos, así como bombas, pods de designación de blancos o guerra electrónica y depósitos de combustible eyectables. Tiene 15,96 m de largo, una envergadura de 10,95 m y una altura máxima de 5,28 m con un peso en vacío de 11 toneladas y máximo al despegue de 23,5 toneladas.

Sus dos motores Eurojet EJ2000 le permiten alcanzar una velocidad punta de Mach 2 a gran altura y mantener lo que se denomina 'supercrucero': velocidad supersónica sin el uso de postquemadores. Puede alcanzar hasta 19.800 metros de altura y su radio de combate oscila entre 185 y 750 km dependiendo del armamento; supera los 3,790 km en vuelo de reposicionamiento. Cuenta con una muy avanzada aviónica que incluye la posibilidad de dar órdenes verbales, y con un sofisticado radar de barrido mecánico que podría ser reemplazado por otro de barrido electrónico en el futuro. También dispone de un moderno sistema de seguimiento pasivo infrarrojo IRST.

El aparato lleva en servicio desde el año 2003 en la Fuerza Aérea Alemana y equipa a las de Italia, Gran Bretaña, Arabia Saudí y Austria; Kuwait y Omán han realizado también pedidos. La fuerza Aérea española dispone de 60 ejemplares de los 73 encargados que se van entregando por fases.

El avión se diseñó durante la década de los años 90 con una combinación de pequeña firma radar, alta maniobrabilidad y gran capacidad de acarreo de armamento para servir como el principal aparato de combate de las fuerzas aéreas europeas. En España equipa al Ala 11 destinada en la base aérea de Morón, en Sevilla, y al Ala 14 con base en Los Llanos, Albacete, a la que pertenecía el aparato siniestrado. En el servicio español, sus principales misiones son las de superioridad aérea, con el ataque al suelo como misión secundaria.

El programa ha sido polémico en algunos países debido al elevado precio final por ejemplar, entre 60 y 125 millones de euros por aparato

La industria española participa en la construcción del aparato a través de Airbus, uno de los componentes del consorcio Eurofighter. En ejercicios de combate el avión ha mostrado una capacidad comparable o superior a la de los cazas de otros países pertenecientes a la misma generación como el Rafale francés, los F-15 y F-16 estadounidenses y los Su-27 y MiG-29 rusos. Ha sido usado en operaciones reales de combate en Libia y Siria por parte de la RAF británica y sobre Yemen por parte de la Fuerza Aérea Saudí.

También ha participado en despliegues de protección del espacio aéreo en las repúblicas bálticas con la Fuerza Aérea española. El programa ha sido polémico en algunos países debido al elevado precio final por ejemplar, que puede oscilar entre más de 60 y 125 millones de euros por cada aparato, dependiendo de si se tienen en cuanta los retornos industriales o se incluyen los costes de desarrollo.

Jeroen Oude Wolbers
Jeroen Oude Wolbers

En su carrera hasta el momento, el Typhoon ha sufrido un total de 9 accidentes incluyendo el de hoy; cuatro de ellos en España, dos incidentes en servicio de la RAF británica, un choque en el aire con un avión civil en Alemania y un avión que se estrelló durante una exhibición en Italia, además de otro perdido por Arabia Saudí en una misión sobre Yemen por causas mecánicas. De los accidentes en España dos se produjeron en fase de aterrizaje, uno durante el despegue y otro más durante el vuelo a gran altura, en este caso en un avión de desarrollo que estaba en pruebas. En total 5 pilotos han perdido la vida en todos los accidentes sumados.

Dos de estos accidentes serán sin duda de especial interés en la investigación que ahora se abre sobre las causas de la tragedia de hoy. El 9 de junio de 2014 el capitán del Ejército del Aire Fernando Lluna Carrascosa falleció al estrellarse con su Typhoon, al parecer durante un intento de aterrizaje en Morón.

La cabina del Eurofighter Typhoon
La cabina del Eurofighter Typhoon

La fase de aterrizaje es una de las más peligrosas del vuelo para cualquier tipo de aparato pero es especialmente delicada para los aviones de ala en delta, que para elevar el morro deben impulsar hacia abajo la cola aumentando así las posibilidades de entrada en pérdida aerodinámica. Sin embargo, este problema se atenúa en aviones dotados de canards como es el Eurofighter.

El otro accidente relevante se produjo también en Morón el 24 de agosto de 2010 a poco del despegue en un Typhoon biplaza que llevaba como piloto a un coronel saudí y como copiloto a un comandante del Ejército del Aire. En esta ocasión el piloto español se eyectó sin problemas pero no así el saudí, que murió en el accidente; a raíz de esto las fuerzas aéreas de Alemania, Gran Bretaña y Austria suspendieron temporalmente los vuelos y el fabricante de los asientos eyectables realizó modificaciones en sus sistemas para evitar cualquier riesgo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios