no habrá nuevas actualizaciones del sistema

Windows Phone ha muerto: Microsoft confirma el adiós de su sistema operativo

Era un secreto a voces que parecía que parecía que solo la compañía quería ocultar. Pero hoy, por fin, sus dirigentes le han dado la puntilla.

Foto: El CEO de Microsoft, Satya Nadella (Foto: Reuters)
El CEO de Microsoft, Satya Nadella (Foto: Reuters)

En un hilo publicado en Twitter Joe Belfiore, el que fuera uno de los máximos responsables de Windows Phone en Microsoft, ha confirmado lo que ya sabía la mayor parte de los usuarios desde hace tiempo: Windows Phone ha muerto. Es la primera vez que un alto cargo de esta compañía habla tan claramente del fin de su sistema operativo para móviles, anunciando que ya no habrá más actualizaciones del mismo.

"El desarrollo de nuevas características o nuevo hardware para Windows 10 no está en el foco", ha asegurado Belfiore. Una frase dura pero que ha querido matizar un poco explicando que seguirán dando soporte a los usuarios que aún tengan este sistema: "Por supuesto seguiremos dando soporte. Corregiremos los errores, haremos actualizaciones de seguridad", ha explicado Belfiore. "Pero la construcción de nuevas características / hw no son el foco".

Aunque es la primera vez que alguien desde dentro de la compañía habla sin tapujos del fin de este desastroso proyecto, lo cierto es que el sistema llevaba muerto alrededor de un año. En 2016 ya se anunció, con sus respectivos despidos, el fin del área móvil de Microsoft, y su actual CEO, Satya Nadella, lleva meses anunciado el cambio de política de la empresa: pasar de manejar su propio sistema a dejar este apartado a otros y ser su mejor aliado.

Incluso el propio Bill Gates anunció hace unos días que llevaba tiempo sin usar Windows Phone y que lo había cambiado por Android.

Belfiore, que ahora se encarga de desarrollar Windows 10, también ha admitido en el hilo de mensajes publicados esta misma noche que lleva tiempo usando terminales Android, siempre entre caras de tristeza. Y ha puesto la mirada en una de las claves del hundimiento de este proyecto que nació con la idea de reventar el mercado: la falta de aplicaciones. "Tratamos de incentivar de todas las maneras posibles a los desarrolladores de aplicaciones. Les pagamos dinero... desarrollamos las 'apps' para ellos... Pero el volumen de usuarios era demasiado bajo como para que las compañías quisieran invertir en él", ha confesado.

Objetivo: colonizar los otros sistemas

Tras enterrar, definitivamente, esta aventura, Microsoft ya tiene claro cuál será su próximo objetivo: que sus programas y aplicaciones colonicen Android e iOS. La semana pasada, la empresa ya anunció que su nuevo navegador, Windows Edge iba camino de Android, y no es el único. Desde hace unos meses la compañía está trabajando para poder llevar todos sus programas y aplicaciones a los sistemas rivales.

Es más, el anuncio de Belfiore llega justo a falta de una semana para que Microsoft lance su Windows 10 Fall Creators Update, una nueva versión de su sistema para ordenadores que nos permitirá sincronizar nuestros dispositivos Android con nuestro sistema Windows. El mensaje parece más que claro.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios