los portátiles se siguen viendo y vendiendo

Jobs se equivocó con el futuro de los PC y Apple es el mejor ejemplo

"Serán como los camiones, solo para tareas pesadas". Los lanzamientos de su empresa, Huawei, Lenovo o Acer demuestran que se precipitó en su diagnóstico

Foto: El nuevo Macbook Pro de Apple demuestra que a la empresa le siguen interesando los portátiles. (Reuters)
El nuevo Macbook Pro de Apple demuestra que a la empresa le siguen interesando los portátiles. (Reuters)

Steve Jobs era muy dado a las predicciones. Algo que uno se puede permitir libremente cuando has levantado una de las mayores tecnológicas del mundo y ocupas la poltrona de mando. El desaparecido genio de Palo Alto vino a decirnos en 2010 que el 'gobierno' de los ordenadores se iría desmontando poco a poco en los años venideros. “En un futuro, serán como camiones”, se atrevió a decir en una conferencia. “Estarán reservados para las tareas más pesadas”, remachó.

La idea fue tomando cuerpo y cogiendo poso en los mentideros especializados. Era momento de abrazar la era 'post-PC'. De la noche a la mañana parecía que gran parte de la industria había detectado en el radar de tendencias un enorme meteorito que se dirigía a la electrónica de consumo y que iba a impactar en algún momento de lleno en la línea de flotación de esos dinosaurios en los que se habían convertido los ordenadores.

Barra libre para los agoreros

IBM había vendido la división que tenía dedicada a la fabricación de estas máquinas a Lenovo, una marca desconocida para el gran público. Algo tenía que estar pasando. En 2014, Sony se deshacía de Vaio su marca de portátiles. Ese mismo año, Samsung decidía que tocaba dejar de vender ordenadores en Europa y tomarse una reflexión. Toshiba ajustaba su plantilla.

Barra libre para los agoreros. A emborracharse brindando por el pasado e imaginando un mundo en el que la gente trabajase en sus móviles y tabletas. Lo de los ordenadores para diseñadores, editores de vídeo y demás.

Siete años después, la predicción parece estar lejos de cumplirse. Es una realidad impepinable que la salud de hierro que estos equipos lucían en el pasado se ha visto resentida. El mercardo ha pasado de unos 352 millones de unidades vendidas a casi 270 en este tiempo. Un retroceso lógico. Pero no suficiente como para llamarle un cambio de era ni de paradigma.

Apple contradice al líder

Si hubiese un cambio de era, millones de personas en todo el mundo no tendrían que levantar la cabeza cada mañana por encima de la pantalla de sus ordenadores para ver a sus compañeros de oficina. O como dijo Bussiness Insider en abril, si eso fuese real, el aparcamiento de Apple estaría lleno “de coches corrientes y no de Teslas”.

Jobs se equivocó: Apple es el mejor ejemplo que a los ordenadores les queda mucho tiempo por delante. Suponen un volumen de negocio de 25.000 millones de dólares. Si los Mac fuesen una empresa ajena estarían dentro del Fortune 500.

25.000 millones de dólares de la venta de Mac al año. No es el iPhone pero los ordenadores siguen siendo muy rentables para Apple

La manzana pretende seguir alimentando esta categoría de producto. Así lo demuestra la TouchBar que incluyó en los MacBook Pro hace un año. Así lo demuestra la reinvención de los MacBook Air que se vio en junio de este año. Y así lo demuestra también el iMac (el todo en uno de sobremesa) que desde este año cuenta con nuevo modelo de iMac de 21 pulgadas con pantalla Retina 4K. No, no está pensando únicamente en los usuarios profesionales. Según datos de la propia compañía, este público supone el 30% de su clientela de computadoras.

La paradoja va más allá. Apple es, probablemente, la empresa que haya abanderado la transición hacia esa era 'post-PC'. No sólo por las explicaciones de Jobs, sino también por la creación de productos como el iPad Pro. En casa del herrero cuchillo de palo. La mayor parte de la plantilla trabaja en estos equipos, como John Ternus, el mandamás de la división dedicada a los Mac, confirmó. No es tan fácil cambiar la cultura de trabajo del ordenador.

Lenovo no cesa

Pero fuera del 'universo Apple' también hay otras señales de que lo de pensar en hacer portátiles a día de hoy no es una locura. La última muestra, la IFA de Berlín. En la capital teutona hemos visto a varios de los primeros espadas de la industria renovando sus líneas de producto para este año.

El líder mundial, Lenovo, llevó los nuevos miembros de la familia Yoga. Son convertibles, portátiles capaces de doblarse para convertirse en 'pseudotabletas'. El 920 es un portátil de 13,9 pulgadas de pantalla -llegará en versión 4K y en versión Full HD-, tendrá entre 10 y 15 horas de autonomía dependiendo el modelo y prestaciones, que arrancan en las 256 SSD de memoria internet y RAM de 8GB. El procesador será el Intel Core de octava generación, la nueva bestia del fabricante estadounidense.

El Yoga 720 es su hermano menor. Lo que varía es que monta la séptima generación de Intel Core (la de 2016), una batería que aguanta hasta 8 horas y una pantalla de 12.5 pulgadas, en ese caso Full HD. En ambos casos es una pantalla compatible con lápices digitales.

Más convertibles: Asus y Acer

Vista del Zenbook Flip 14. (EC)
Vista del Zenbook Flip 14. (EC)
Hoja de ruta muy parecida en el caso de Asus. Ha puesto en juego el Asus Zenbook Flip 15: un equipo de 15,6 pulgadas, con Full HD. Se trata de un equipo con pantalla táctil que contará con una bisagra 360 para jugar con la posición que uno quiera. La RAM, en este caso, es de 16 GB y el procesador el Core i7 de octava generación. El almacenamiento interno se dispara hasta los 2 terabytes BHDD y 512 GB SSD.

Una oferta que se completa con el Zenbook Flip 14. En este caso, Asus ha trabajado el diseño siguiendo la moda de los 'smartphones': reducir marcos al mínimo. Con ello han conseguido meter una pantalla de 14 pulgadas en un cuerpo propio de un equipo de 13 y donde el panel ocupa el 80% del espacio frontal. Todo ello con un peso de 1,4 kilogramos y un grosor de apenas 13,9 milímetros. Todo ello lo convierte en una opción ciertamente atractiva. El procesador es un Intel iCore de octava generación, la RAM de 16GB y cuenta con tarjeta gráfica, cosa que no vemos en los modelos de Lenovo.

Convertibles, más ligeros y mejores pantallas. La era 'post-PC' eran ordenadores más fáciles de llevar

El último gran 'player' de la feria IFA de Berlín fue Acer. Los taiwaneses se presentaron con una batería de novedades. Sorprendió ver un todo en uno al estilo i-Mac. Con 24 pulgadas, el Aspire S24 ofrece un sistema de carga inálambrica, en el que dejar el móvil y recuperar batería mientras trabajamos

En el campo de los portátiles también enseñó importantes novedades: Acer Spin 5, un portátil de 13 pulgadas Full HD que se puede plegar y convertir en tablet; el Acer Swift 5, su bestia con la nueva generación de procesadores de Intel y menos de un kilo de peso; y el Swift 7, un portátil ultrafino de tan sólo 0.89 centrímetros. Si, 8.9 milímetros.

El escritorio de Windows, otra señal

Todos estos equipos funcionarán con Windows 10 y la gran mayoría tendrán los requisitos necesarios para mover la Realidad Mixta que promete Microsoft. Precisamente Microsoft es uno de los que más sufrió en su momento para dar con la clave de la llamada era 'Post-PC' y no por su tardía llegada al mundo de los 'smartphones'.

Microsoft aceleró mucho hacia el mundo móvil con Windows 8 y tuvo que retroceder en su siguiente entrega

A pesar de tener un dispositivo de referencia como la Surface, Windows 8 no dió con la tecla del nuevo escenario. Prescindió tempranamente del escritorio, no consiguió acelerar la llegada masiva de aplicaciones y no logró explicar los beneficios de contar con una pantalla táctil en el ordenador. Algo solventado en la siguiente generación del archiconocido sistema operativo.

Huawei y Xiaomi, de los móviles a los portátiles

La idea de pantallas táctiles en ordenadores no ha cuajado en muchos casos. Un ejemplo es el Matebook X de Huawei. Si, Huawei se ha metido en el mundo de los ordenadores y lo ha hecho con bastante gusto. Y es que los chinos han lanzaron este verano un portátil que se parece y mucho a los de Apple. No es un convertible. Es un ordenador tradicional. Nada de equipos con bisagras. 13 pulgadas de pantalla con resolución 2K, procesador Intel Core i7 y 8GB de RAM. Como guinda, lector de huellas.

Los de Huawei no son los únicos invitados en este tablero. Ahí está también Xiaomi. En 2016 lanzaron su primera generación de portátiles: Mi Notebook Air. Con dos modelos de 12,5 y 13,3 pulgadas y Windows 10 como plataforma. ¿Qué razón tendrían dos fabricantes de móviles de referencia para explorar las posibilidades del mundo de los portátiles? Pues que realmente existen razones para hacer ordenadores. No hay más.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios