Son casos aislados, asegura la marca

BQ, tras dos baterías incendiadas: "Esto no es un caso como el Note 7"

El caso de una chica cuyo móvil entró en combustión no es, como decía la compañía "un caso aislado". Se ha dado otro episodio, también en Euskadi. Ahora investigan las razones

Foto: Imagen del teléfono tras sufrir la combustión espontánea (Cedida)
Imagen del teléfono tras sufrir la combustión espontánea (Cedida)

Ocurrió el pasado 24 de agosto, X.B., natural de San Sebastián, iba en su moto cuando se percató que su BQ Aquaris M 5.5 había empezado a arder. “Rápidamente me quité el pantalón y me tuve quedar en calzoncillos”, comenta este abogado de 39 de años de edad. Lo rápido de su reacción evitó posibles quemaduras, a pesar de que el teléfono quedó calcinado, como se puede observar en las imágenes que ha facilitado a El Confidencial.

La casualidad quiso que, al día siguiente, una joven bilbaína sufriese quemaduras en la mano después de que un terminal de la misma marca —un modelo Aquaris M5, no un Aquaris M5.5 como el caso de San Sebastián— se incendiase cuando lo tenía encima.

Como recogen en El Correo, las quemaduras no revisten gravedad y la marca ya se ha puesto en contacto con la afectada para interesarse por su estado de salud y poder realizar el peritaje del terminal para conocer el fallo que provocó el incidente. Desde BQ, aseguran que esta usuaria ya les ha facilitado el dispositivo y el cargador que utilizaba y que el análisis ya está en marcha.

Estado en el que quedó el pantalón de X.B. (EC)
Estado en el que quedó el pantalón de X.B. (EC)

No, BQ y Samsung no son las únicas: otros casos esporádicos

“No es un caso como el del Note 7, remarcan desde la compañía española cuando han sido contactados por este medio. “Nos tomamos muy en serio la seguridad de nuestros terminales.Por eso, todas las baterías que utilizamos siguen un proceso de homologación conforme a las directivas españolas y europeas”, añaden.

Lo cierto es que se han reportado casos con terminales de otras marcas que van más allá de la crisis sufrida por Samsung, aunque ninguna alcanzase esas medidas. Desde Huawei a Xiaomi, pasando por Apple. Muchos fabricantes han visto cómo les salpicaba algún caso aislado de este tipo. Y los motivos pueden ser múltiples: baterías falsas o de baja calidad, uso de cargadores no compatibles, golpes y caídas que pueden dañar la batería o el puerto de carga, demasiado tiempo enchufado a la corriente, se manipula cambiando la batería por una no oficial, se ha mojado anteriormente…

Que arda una batería es prácticamente imposible. Hablamos de un 0,001%. Hay más posibilidades de que te toque 'El Gordo'

“A pesar de todo esto, que arda una batería es muy poco probable. Hablamos de un 0,001%”, aclaran desde BQ remarcando los múltiples controles y exámenes a los que someten a sus terminales en sus fábricas y, en general, en toda la industria. “Por eso es tan importante que nos manden el dispositivo”, remachan, insistiendo en la idea de que lo hacen “no por ahorrarse un terminal de reemplazo” sino para solucionar estos “incidentes de la mejor manera”.

Protocolo, intentos de fraude y peritaje

Estado en el que quedó el teléfono de X.B. (EC)
Estado en el que quedó el teléfono de X.B. (EC)
Independientemente de este caso, BQ asegura que se han encontrado con otros intentos de fraude: “Nos han enviado teléfonos manipulados erróneamente o incluso en los que se había quemado la pantalla con un mechero para tener uno nuevo”. Afirman que son “habituales” también los chantajes a través de redes sociales e internet para sacarse un terminal por la patilla.

En el caso sucedido en Bilbao, como mencionábamos, la afectada ya ha hecho llegar el terminal al fabricante para su análisis. Algo que no ha ocurrido en el otro incidente y desde la marca insisten en la necesidad de hacerlo. “Primero me contactó un técnico y me hizo un cuestionario con preguntas sobre el cargador, si había experimentado algo raro, si había manipulado el teléfono…”, explica X.B., quien comenta que se compró el teléfono en mayo de 2016. “Posteriormente, me pidieron también las fotos que os he facilitado”, continúa.

La marca asegura que algunos usuarios intentan aprovecharse: "Nos han llegado a mandar un teléfono quemado con un mechero"

Sin embargo, cuando se le solicitó enviar el terminal ‘siniestrado’, X.B. prefirió no hacerlo porque es “la prueba que tiene” y no quiere perder el control sobre la misma . Preguntado por si ha tenido otro incidente con el teléfono, recuerda que pocos meses después de comprarlo se le estropeó “la botonera inferior” y que el servicio técnico oficial funcionó perfectamente.

Estado en el que quedó el Aquaris M 5.5 tras arder la batería. (EC)
Estado en el que quedó el Aquaris M 5.5 tras arder la batería. (EC)
Uno de los motivos que puede producir un incidente así puede ser el de utilizar un cargador en mal estado o no compatible. Sin embargo, cabe mencionar que tanto el Aquaris M5 y el Aquaris M5.5 no incluyen el adaptador de corriente, sino que únicamente viene con el cable, algo indicado en la etiqueta de compra. Aunque explican en las instrucciones qué cargador es compatible, lo cierto es que son pocos los usuarios que prestan atención a esto y la mayoría se hacen con uno genérico. En el caso de X.B. utilizaba uno de un teléfono anterior del que disponía, cuando no lo cargaba en el ordenador en el trabajo, tal y como ha reconocido a este periódico.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios