Dónde triunfan twitter, facebook o whatsapp

Radiografía de las redes sociales en el mundo árabe: entre el auge y el bloqueo

La plataforma de Mark Zuckerberg triunfa en la región, mientras que WhatsApp y otras 'apps' tienen que enfrentarse a bloqueos continuos o esporádicos.

Foto: Las mujeres árabes también sufren la brecha de género en las redes sociales (Pixabay)
Las mujeres árabes también sufren la brecha de género en las redes sociales (Pixabay)

Facebook, Twitter o LinkedIn triunfan en el mundo árabe tanto como en Europa. En cada país de la zona, por sus propias razones: el éxito que tuvo durante las revueltas populares, el despegue económico de la región o la mayor penetración de internet han contribuido a su crecimiento.

Los países árabes usan las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea cada vez más; incluso WhatsApp se las tiene que ver con el éxito de Telegram o Viber en algunas naciones. A la vez que los porcentajes de penetración y de usuarios activos aumentan, los usuarios tienen que enfrentarse a algunas prohibiciones de sus Gobiernos, que recelan de las comunicaciones libres (pero sobre todo cifradas) de estos chats.

Arabia Saudí se lleva la palma en Twitter e Instagram, mientras que Egipto, espoleado por las revoluciones árabes, se corona como el país con mayor número de usuarios en Facebook. Además, algunos internautas tienen que lidiar con el bloqueo ocasional de las redes sociales, mientras que las diferencias de penetración se dejan notar entre hombres y mujeres y entre aquellos países con graves problemas políticos o con economías prósperas.

Facebook, la estrella del mundo árabe

Informes como el Arab Social Media Report (ASMR) analizan la penetración de los medios sociales en 22 países árabes, que engloban a 400 millones de habitantes, y publican estadísticas periódicas. En la última, de este mismo año, destaca la presencia de las redes sociales entre los jóvenes (un 64 % de los usuarios son menores de 30 años) y que solo uno de cada tres usuarios son mujeres, aunque en el golfo Pérsico la proporción es de una por cada cuatro hombres.

Facebook es la red social que se lleva la palma en toda la región: 156 millones de usuarios a comienzos de 2017, cuando en la misma fecha de 2016 eran 115. Los países del golfo Pérsico son los que han visto una mayor penetración: en Catar y Emiratos Árabes Unidos, un 95% de los usuarios de redes sociales tienen una cuenta en la red de Mark Zuckerberg. Les sigue Baréin, con un 75%.

Aun así, un 23% de los usuarios árabes (34,5 millones) se encuentran solo en Egipto: las revoluciones árabes de 2011 ayudaron a que su uso se popularizara. Este país, Argelia y Arabia Saudí concentran la mitad de todos los usuarios de Facebook de la región. El éxito en Argelia se debe, según explica el ASMR, a la mayor competencia del mercado de telecomunicaciones del país y al aumento de la penetración de la propia internet en 2015 y 2016.

Siria es el único país de la región donde hay menos usuarios en redes sociales que hace un año

En los últimos dos años, de 2014 a 2016, los índices de penetración en redes sociales han aumentado mucho. En el caso de Facebook, la penetración a comienzos de 2017 era del 39% en la región, cuando un año antes era del 28%. Catar, Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Libia crecieron más de 20 puntos cada uno. Estas tendencias de crecimiento no coinciden con la situación en Siria, Yemen o Palestina, donde la coyuntura política y los conflictos hacen disminuir los porcentajes. En Siria, los usuarios activos han caído por culpa de la guerra y la huida masiva de sus habitantes; es el único país de la región donde hay menos usuarios que hace un año. Además, hay tasas de apenas un 10% de penetración en Comoras, Yemen, Sudán y Somalia.

Baréin y Kuwait, apostando por Twitter

Los datos se diferencian mucho a la hora de hablar de Twitter, que no cuenta con la misma popularidad. El ASMR calcula que a comienzos de año había 10,8 millones de usuarios activos y la cifra alcanzaría en marzo los 11,1 millones de usuarios totales, 5,8 más que hace tres años. Si Egipto era la triunfadora en lo que a usuarios de Facebook se refiere, el primer puesto del pájaro azul se lo cede a Arabia Saudí: el 29% de los usuarios activos (1,7 millones) se encuentra allí.

Cada mes, estos 22 países producen 849,1 millones de tuits, un 59% más que hace dos años. La mitad de ellos provienen de dos países: el campeón Arabia Saudí (33%) y Egipto (20%). Cuando escriben, lo hacen tanto en inglés como en árabe.

Los países del golfo Pérsico tienen uno de las mayores índices de penetración de redes sociales del mundo árabe (Pixabay)
Los países del golfo Pérsico tienen uno de las mayores índices de penetración de redes sociales del mundo árabe (Pixabay)

De nuevo, Argelia vio en los últimos dos años un incremento de los usuarios activos (unos 774.000 nuevos), aunque son Baréin y Kuwait los países donde hay una mayor penetración. De hecho, en este último se encuentran los usuarios más activos de Twitter, con 4,2 tuits por día (la media de la región es de 2,6), mientras que Mauritania tiene los usuarios menos tuiteadores: 1,8 publicaciones por día. Por desgracia, y según el ASMR, el porcentaje de mujeres tuiteras en la región ha descendido del 36,6% de 2014 al 32,4% de 2016.

LinkedIn, Instagram y el golfo Pérsico

Los internautas de estos países también buscan trabajo y contactos profesionales a través de las redes sociales: 16,6 millones de personas eran usuarias de LinkedIn en enero de 2017, un 22 % más que un año antes. Emiratos Árabes Unidos tiene la mayor tasa de penetración: una de cada tres personas en el país (la población total es de 9,27 millones) tiene una cuenta. Según el estudio, el estatus del país como “mercado laboral primario y centro económico” explica tantos usuarios.

Sea en Emiratos o en otros países, dos tercios de esos 16,6 millones de usuarios tienen entre 18 y 35 años. Curiosamente, Instagram no tiene tanta penetración: 7,1 millones a comienzos de 2017; de ellos, 2,1 millones de usuarios activos se encuentran en Arabia Saudí.

Emiratos Árabes Unidos es el país con una mayor tasa de penetración de LinkedIn e Instagram. Sumadas las tasas de Twitter en Baréin y Kuwait, los países del Golfo son, así, los que muestran una mayor presencia de las redes sociales. A todo este éxito se suma un incremento del uso del idioma árabe, aunque Yibuti, Comoras y los países del norte de África siguen prefiriendo el francés.

Chateando más allá de WhatsApp

El chat del bocadillo verde también está presente en el mundo árabe (que se lo digan a los refugiados sirios y sus familiares), pero en algunos países le toca competir con otras 'apps' de mensajería.

Irán e Irak apuestan más por Telegram. En el primer país, en medio de rumores de entrada de WeChat o KakaoTalk, el servicio ruso de mensajería domina con 40 millones de usuarios gracias a su facilidad de uso y registro y por hacer sentir a los iraníes una mayor libertad a la hora de comunicarse. En el caso del segundo, comparte honores con Viber para realizar llamadas de voz.

Los servicios de voz de WhatsApp, Viber o Telegram se han bloqueado en algunos países (Pixabay)
Los servicios de voz de WhatsApp, Viber o Telegram se han bloqueado en algunos países (Pixabay)

No son los únicos países de la región que ven más allá de WhatsApp. IMO ha sido una de las 'apps' de mensajería favoritas en Omán. Una de las virtudes que más ha atraído a los omaníes es la facilidad para mandar vídeos con conexiones lentas y su poco peso.

Los problemas para acceder

En 2016, Al Jazeera contaba que los yemeníes se quejaban de la imposibilidad de acceder a servicios como Facebook, Twitter o YouTube. Mientras algunos hablaban de problemas técnicos, otros se preguntaban si el bloqueo procedía de Arabia Saudí. A finales de 2015, internet contaba con seis millones de usuarios en Yemen (el país tiene unos 27 millones de habitantes), de los cuales 1,7 usaban Facebook. En otros países, como Irán, la censura se salta utilizando redes privadas virtuales (VPN), que permiten conectarse eludiendo la cibervigilancia.

El acceso a los servicios de voz de estas 'apps' es un caballo de batalla para los Gobiernos de algunos de estos países. Telegram e Irán están en conversaciones para que la empresa instale servidores en el país, mientras que los locales no pueden usar las llamadas de voz de la 'app'. En Marruecos se bloquearon en 2016 las llamadas a través de WhatsApp, Viber o Skype.

Así, los retos de la privacidad y la libertad de uso se suman a los de penetración en estos países. La brecha de género también se ha de erradicar. Mientras tanto, internet está en plena expansión en todo este vasto territorio, que poco a poco, con sus limitaciones, se va subiendo al carro de las redes sociales del que tiran los países occidentales.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios