LA ÚLTIMA APUESTA DE LA FIRMA FINLANDESA

Nokia 8: ¿podrá la empresa finlandesa convertir la nostalgia en ventas?

El fabricante europeo quiere tener un hueco entre los 'smartphones' más potentes del mercado. ¿Tiene lo suficiente para ello?

Foto: Detalle de la parte trasera del Nokia 8, el primer móvil 'premium' de la nueva Nokia. (Nokia)
Detalle de la parte trasera del Nokia 8, el primer móvil 'premium' de la nueva Nokia. (Nokia)

No hay que engañarse. Nokia genera una ternura y una nostalgia inusitada. Aunque no existan pruebas empíricas que permitan demostrar esto, sólo hace falta recordar la locura y la euforia colectiva que se desató con la presentación de la reedición del Nokia 3310 en el pasado Mobile World Congress de Barcelona.

El conocido anteriormente como 'Chuck Norris' de los teléfonos fue capaz de levantar un revuelo similar al que levanta un iPhone nuevo. Y todo ello a pesar de ser un dispositivo que, por lo limitado que es -no permite ni hacer uso de WhatsApp-, no viene ni a cubrir las necesidades ni de un adolescente ni de alguien de 60 años.

Pues bien, el que otrora fuese el líder del mundial de constructores móviles quiere competir ahora en lo más alto. Nada de teléfonos de 60, 120 ó 200 euros. La firma finlandesa, revitalizada por sus compatriotas de HDM Global, presentó el pasado jueves el Nokia 8, llamado a ser, de momento, la punta de lanza del catálogo de la compañía.

Vista trasera y frontal del Nokia 8. (Nokia)
Vista trasera y frontal del Nokia 8. (Nokia)

Se trata de un terminal con una pantalla QHD de 5,3 pulgadas y 3,090 mAh de batería (ligeramente inferior a la autónomia de sus rivales que ofrecen entre 3,200 y 3,300 mAh). Los escandinavos no han dudado tampoco en subirse al carro de la doble cámara, desarrollada en conjunto con Carl Zeiss. Un Snapdragon 835 como procesador, 4 GB de RAM y una memoria interna de 64 GB son las otras cartas de presentación de un terminal que tiene el reto de convertir ese cariño que mencionábamos en ventas. ¿Será suficiente?

Cámara dual: hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes

Aunque fuese HTC quien hace casi tres años y medio lanzase el primer terminal con cámara doble -en el One M8- son dos marcas las que han conseguido capitalizar esta novedad: Huawei, con el P9 y el P10; y Apple, con el iPhone 7 Plus. Parece que Samsung, según las filtraciones, también se apuntará a esta novedad en el Note 8 que presentará el próximo miércoles en Nueva York.

LG, One Plus, Xiaomi o ZTE son otros de los que también lo han añadido a algunos de sus terminales. Sin embargo, para convertirlo en un argumento de compra tienes que ofrecer una funcionalidad no vista anteriormente o unos resultados excepcionales.

Nokia ha apostado su cámara por la 'fórmula Huawei': combinar un sensor RGB con otro para tomar fotos en blanco y negro

El Nokia 8 ha apostado por la 'fórmula Huawei’: incluir un sensor RGB de 13 megapíxeles con estabilizador óptico y un sensor 'monocromo' (para tomar fotos en blanco y negro) de 12 megapíxeles. La lente cuenta con una apertura de f/2.0, algo alejada del iPhone 7 Plus (f/1.8) o la del Samsung Galaxy S8 (f/1.7). Aunque la implicación de Zeiss en el diseño de la cámara es un buen aval habrá que esperar para que llegue al mercado y poder comprobar el rendimiento de esta cámara.

Su otro gran atractivo es DualSight, una opción que permite funcionar simultáneamente con la cámara delantera y la doble cámara trasera para capturar ambas escenas. Esta función estará disponible también para hacer 'streaming' de vídeo en directo, siendo el primer móvil del mercado en permitir algo así.

Diseño: personalidad pero con 'marcos' y no resistente al agua

El Nokia 8 ha conseguido tener, por las imágenes que se han podido ver, un carácter bastante continuista en lo que se refiere a su aspecto exterior. Se trata de un terminal de una sola pieza. Está construido a base de aluminio, aunque el tratamiento le confiere un acabado brillante. Sin embargo, la resulta apuesta rara: unos marcos algo exagerados, en un diseño algo conservador y con pocos riesgos. Quizás demasiados pocos riesgos si se persigue un aspecto diferentcial.

Vista de la parte frontal y trasera del nuevo Nokia 8, creador por HDM Global, con una pantalla QHD de 5,3 pulgadas y doble cámara (Nokia)
Vista de la parte frontal y trasera del nuevo Nokia 8, creador por HDM Global, con una pantalla QHD de 5,3 pulgadas y doble cámara (Nokia)

No hay que olvidar como LG con el G6 y Samsung con sus pantallas infinitas del Galaxy S8 y el Galaxy S8 Plus han logrado atraer la atención con diseños carentes de bordes y en el que las pantallas ocupan la mayor parte de las frontales. Una novedad que seguirá Apple en el iPhone 8 como ha quedado patente en las filtraciones.

Otra cosa que llama poderosamente la atención es que el Nokia 8 no tenga resistencia a las caídas accidentales al agua (IP67), cuando gran parte de los móviles que aspiran a consolidarse en la gama alta incluyen esta certificación o una mayor.

El precio: una franja cada vez más competida

El OnePlus 5 es uno de los teléfonos con los que competirá el Nokia 8 en lo que se refiere al precio. (OnePlus)
El OnePlus 5 es uno de los teléfonos con los que competirá el Nokia 8 en lo que se refiere al precio. (OnePlus)

Aunque HDM Global podría variar el precio dependiendo el mercado, el Nokia 8 llegará con un precio medio inicial de 599 euros. La cuestión es que ese es un terreno -el de los alta gama 'asequibles'- donde cada vez más complicado maniobrar debido a la presión de grandes competidores. Por ejemplo, el One Plus 5 se puede comprar, a partir de 499 euros. El Huawei P10 ya es posible encontrarlo por ese precio en internet o en cadenas grandes de distribución.

El bolsillo siempre es un reclamo mayúsculo, más ahora que hay usuarios a los que pagar 800 euros por un móvil le parece algo aberrante. Sin embargo, la estrategia del precio puede quedar rápidamente diluída. Bien por una competencia cada vez agresiva, sobre todo por parte de las marcas chinas, o bien por terminales superiores que rebajan bruscamente su precio en tiendas online. Un ejemplo de estos últimos es el G6 de LG se puede encontrar ahora mismo por 420 euros en Amazon.

Android sin aditivos: ¿menos es más?

El nuevo Nokia 8, creado por HDM Global, es un terminal de 5,3 pulgadas. Llegará en cuatro colores al mercado (Nokia)
El nuevo Nokia 8, creado por HDM Global, es un terminal de 5,3 pulgadas. Llegará en cuatro colores al mercado (Nokia)

Para gustos, los colores. Hay gente que está encantada con las capas de personalización que incluyen los fabricantes en los terminales. Sin embargo, en Nokia han apostado por el menos es más y por ello han dejado claro que, por ahora, incluirán Android puro en sus terminales. Esto es decir, el software tal y como lo configura Google, con unos 'extras' mínimos para darle algo de personalidad a la interfaz. Esto incluye al Nokia 8, por supuesto.

Sobre el papel esto supone tener un rápido acceso a las actualizaciones mensuales de Android que Google lleva ejecutando desde 2015. La política de la finlandesa es proporcionar a su catálogo los parches cada 30 días, aunque hay que ver si eso se convierte y si no se encuentran con problemas imprevistos por ligeras que sean las modificaciones. Si no los hay, será una agradable ‘excepción que encontrarse’ en el mercado de la telefonía móvil.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios