estrategia de la oposición

¿Fraude electrónico en las elecciones de Kenia? Ni los 'hackers' de allí se lo creen

Las acusaciones de amaño de Raila Odinga, candidato de NASA y presumible perdedor de las últimas elecciones keniatas, caen en saco roto. Con ésta, será la 5ª vez que pierde.

Foto: El presidente Uhuru Kenyatta y su vicepresidente William Ruto, en un cartel del barrio de Mathare, en Nairobi (Reuters)
El presidente Uhuru Kenyatta y su vicepresidente William Ruto, en un cartel del barrio de Mathare, en Nairobi (Reuters)

La tecnología ha sido protagonista en las elecciones presidenciales del 8 de agosto entre el actual presidente, Uhuru Kenyatta, y el eterno aspirante, Raila Odinga, que se ha presentado cuatro veces y ha denunciado un robo electoral en las dos últimas. En la elección de este año, la automatización del recuento pretendía evitar estas suspicacias, que en los comicios de 2007 provocaron tales episodios de violencia post-electoral que resultaron en 1.300 personas muertas y 600.000 desplazadas.

Ayer, tras la votación, Odinga ha lanzado una nueva soflama que hacía temer lo peor: "Las elecciones generales de 2017 han sido un fraude".

Aunque el recuento no ha concluido aún, el candidato de la coalición electoral conocida como NASA (Super Alianza Nacional) lanzó acusaciones de que una trama informática es la responsable de haberle apartado de la victoria: según Odinga, los 'hackers' usaron el perfil del difunto Christopher Chege Musando, el encargado de las tecnologías de la información en la comisión electoral keniata (IEBC) que fue torturado y asesinado una semana antes de las elecciones.

El líder opositor Raila Odinga (Reuters)
El líder opositor Raila Odinga (Reuters)

Según Odinga, los 'hackers' accedieron a los servidores y "cargaron un algoritmo que era una fórmula para crear un hueco del 11% entre nuestros números", dijo el político de 72 años, que no reveló la fuente de estas acusaciones.

¿En serio tío?

En internet, todas las miradas se dirigieron entonces a Alex Mutuku, el 'hacker' más famoso de Kenia. Este informático de 28 años fue a juicio el pasado mes de marzo acusado de participar en un ciberataque que provocó a la agencia tributaria de Kenia la pérdida de 3.900 millones de chelines, unos 32 millones de euros. En realidad, el único delito probado de Mutuku ocurrió meses antes, cuando junto a otros colegas lograron acceder a los servidores de la empresa de telefonía Safaricom y llevarse el equivalente a 150 euros en crédito telefónico.

Aunque el asunto no pasó de unos cuantos días en custodia, esto le granjeó a Mutuku el apodo de "mayor cibercriminal del país" en la prensa local.

Mutuku, siempre con actitud.
Mutuku, siempre con actitud.

¿Y qué pensaba Mutuku, simpatizante de la NASA, de las sospechas de 'hackeo' electoral? "Honestamente, el IEBC ha hecho un gran trabajo, seguid así", publicó en su Facebook.

El comentario dio pie a un encendido debate sobre la veracidad del órdago de Odinga. Un seguidor aclaró que "dicen que NASA posee los registros del servidor SQL que muestran que los 'hackers' introdujeron procedimientos y algoritmos para mostrar un consistente margen del 11% entre los números de UK y Josué", en referencia al personaje bíblico con el que Odinga se ha comparado a menudo. Los demás participantes juzgaron muy dudoso el ciberataque.

Más tarde, Mutuku posteaba: "He sido seguidor de NASA desde siempre, pero hay que saber cuándo bajar los brazos y dejar la lucha para otro día", y tras reconocer la victoria del partido del gobierno, concluye: "Ojalá la paz reine en Kenia este año y los que quedan por venir".

Segunda parte

Uno de sus contactos, Kosgei, siguió investigando por su cuenta, y horas después llegó a la conclusión de que el supuesto 'hackeo' era ficticio: "Lo que estoy escuchando de los expertos es que el IEBC usa Oracle en lugar de los SLQ Server de Microsoft que NASA denuncia". Es decir, que el sistema de la base de datos empleado por la comisión electoral no era el mismo que el partido perdedor de las elecciones decía que tenían. Además, encontraron que "no hay evidencia de 'hacking' en los datos proporcionados por NASA, sólo era un archivo de error de registro".

Es decir, habían pensado que el archivo de errores generado por el programa había sido en realidad introducido por los 'hackers' y contenía algoritmos y fórmulas que harían ganar siempre por un 11% al rival de Odinga. El IEBC declaró tras las elecciones que habían notificado intentos de acceder a su sistema de transmisión de resultados, pero ninguno fue exitoso.

Una de las actas electorales de las elecciones del 8 de agosto (IEBC)
Una de las actas electorales de las elecciones del 8 de agosto (IEBC)

Pero no acaba aquí la cosa, ya que el argumento del 'hackeo' ha sufrido un nuevo giro de guión. Un día después, NASA anunció que habían obtenido datos del servidor "hackeado" (con comillas dobles, no simples) y éstos demuestran que, en realidad, ellos han ganado las elecciones. Mientras, el IEBC sigue subiendo a internet hojas escaneadas con los resultados parciales de los 47 condados del país.

Los resultados oficiales no llegarán hasta el lunes, tiempo de sobra para un par de capítulos más de esta ciber-novela electoral por fascículos.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios