¿dónde están las consolas?

El ¿timo? para resucitar el Spectrum: así se esfumaron 580.000€ de miles de jugones

Pretendía poner una réplica del microordenador de Sinclair en tus manos y se ha convertido en una bola de humo. La campaña de crowdfunding lleva meses detenida

Foto: ZX Spectrum Vega Plus.
ZX Spectrum Vega Plus.

Fue un éxito rotundo. La campaña de crowdfunding del ZX Spectrum Vega Plus fue mejor de lo esperado. Después de pedir 100.000 libras y recaudar 512.000 (equivalentes a 580.000 euros) en una campaña de crowdfunding en Indiegogo, todo lo que hay de esta versión portátil del célebre microordenador de Sinclair es humo. Retro Computers Limited (RCL, en adelante) acaba de publicar los resultados fiscales de 2016 con meses de retraso. ¿Ha aparecido ese medio millón? Todo lo que la firma ha declarado en el último ejercicio son unos activos por 417.000 libras y hay quien se pregunta si estamos ante un engaño o si sólo se trata de un enorme retraso.

Jaume EsteveJaume Esteve

Para hablar del ZX Spectrum Vega Plus hay que hacer un pequeño viaje en el tiempo. Unos años atrás, en 2015, Retro Computers Limited lanzó al mercado el ZX Spectrum Vega, una reinvención del Spectrum que se conectaba a cualquier televisor. Era poco más que una caja rectangular de pástico con una cruceta y cuatro botones, ofrecía lo justo para disfrutar los más de mil juegos preinstalados, entre ellos un puñado de títulos españoles de la llamada Edad de Oro del software patrio. Visto el éxito del Vega, lanzar una versión portátil tenía todo el sentido del mundo.

Apadrinados por Sir Clive Sinclair, el mismo que en su día sacó adelante al ZX Spectrum original, en RCL montaron un segundo crowdfunding. El ZX Spectrum Vega Plus era una versión portátil, similar a lo que podría ser una PSP o una PS Vita en sus formas, con un procesador Z80 en su interior y esa amalgama de juegos instalados de fábrica que se podrían ampliar mediante tarjeta microSD. Una delicia para cualquier amante de lo retro.

(Retro Computers Limited)
(Retro Computers Limited)

Conseguida la financiación, comenzaron las malas noticias. La campaña finalizó hace algo más de un año, el 27 de marzo de 2016, aunque RCL mantuvo abierto el grifo de las peticiones para que aquellas personas que quisieran hacerse con una unidad, pudieran pedirla a través de la plataforma. Casi un año después, Indiegogo decidió cancelar la campaña para que no llegaran más aportaciones a RCL. El motivo, adujo la compañía, era la opacidad de los responsables de la consola y la falta de comunicación con los 'backers'. No en vano, las primeras unidades de la consola deberían haber llegado a sus compradores en octubre de 2016, fecha que más tarde se retrasó a febrero de 2017. En pleno mes de junio sigue sin existir una fecha de salida.

Una demoledora historia de la BBC, publicada cuando Indiegogo decidió cerrar el grifo de las nuevas donaciones, añadió más interrogantes al proyecto. RCL pidió a la BBC que no publicara la información debido a "amenazas creíbles de violencia contra el personal de Retro Computers Limited" que, según la firma, había sido una realidad desde diciembre de 2016 en la que estaba trabajando la policía británica. La BBC decidió esperar a las pruebas de esas amenazas para publicar la historia. Pero las pruebas nunca llegaron.

Indiegogo canceló la campaña de financiación en marzo de 2017 ante la falta de comunicación de RCL con sus mecenas

Los abogados de RCL llegaron a amenazar a la BBC con acciones legales y acusaron al medio de participar "en una maliciosa campaña para denigrar la reputación de nuestro cliente". Según la compañía, los retrasos se habían producido después de haber encontrado un compontente en el diseño en noviembre que iba a mejorar "de manera esencial la experiencia de juego". El artículo, además, señalaba todas las irregularidades que se habían dado desde el final de la campaña de financiación.

Ese cambio en el diseño iba a permitir que la consola fuera "más robusta" y que ya se habían llevado a cabo todas las revisiones permanentes. En marzo, cuando se publicó el artículo, la compañía anunció que esperaba que las primeras unidades llegaran unas semanas más tarde. RCL tampoco cumplió con esta fecha.

Primeras señales de vida en marzo

Las primeras pruebas gráficas de que los ZX Spectrum Vega Plus eran reales aparecieron en la página de la campaña en marzo. Desde entonces, RCL ha hecho un esfuerzo por mantener la comunicación con sus mecenas para evitar nuevas quejas por falta de información. Imágenes como la que preside este texto prueban que las consolas son reales.

A pesar de haber mostrado imágenes del 'hardware', ningún Vega Plus ha llegado a sus compradores. (Retro Computers Limited)
A pesar de haber mostrado imágenes del 'hardware', ningún Vega Plus ha llegado a sus compradores. (Retro Computers Limited)

Pero una última nube se cierne sobre la compañía. Esta semana, The Register publicaba las cuentas de RCL, que se habían entregado a la autoridad competente con meses de retrasos. En esas cuentas, se habla de unos activos de 417.000 libras, gastos de 363.000 libras lo que deja unos ingresos de algo más de 54.000 libras. Lo que no queda claro es qué ha sucedido con esas 100.000 libras que no están aparecen en las cuentas de la compañía. Por lo menos, las consolas parecen cada vez más cercanas aunque la campaña de crowdfunding de RCL no haya sido, precisamente, de manual.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios