acusa a blablacar de competencia desleal

La española Amovens demanda a Blablacar por espionaje informático

La 'startup' española Amovens acusa a Blablacar de usar un "robot informático" para espiar el número de plazas ofrecidas en las distintas rutas de viaje compartido en España

Foto: Mario Carranza, Consejero Delegado de Amovens
Mario Carranza, Consejero Delegado de Amovens

Nuevo lío legal para Blablacar. La 'startup' española Amovens, dedicada al alquiler de coches entre particulares y a permitir compartir viajes, ha demandado hoy a Blablacar por supuesta competencia desleal. Amovens acusa a Blablacar de usar un robot informático con un perfil de usuario falso para conocer el número de plazas ofrecidas en las distintas rutas de viaje compartido en España. Una táctica que, según la española, es directamente ilegal.

Manuel Ángel MéndezManuel Ángel Méndez

"Tras recabar a través de un perito informático independiente las pruebas pertinentes, Amovens ha decidido interponer una demanda frente a BlablaCar", explica la compañía en un comunicado publicado hoy. Según la 'startup', BlaBlaCar habría cometido diversos actos de competencia desleal destinados a "extraer información confidencial y secretos de negocio y, por tanto, contrarios a la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal". En otras palabras, según define la propia Amovens, "espionaje informático".

Amovens asegura que la presentación de esta demanda resulta imprescindible para velar por sus intereses ante la conducta de la multinacional francesa. Aunque ambas empresas tienen un modelo relativamente diferente, al final compiten por el mismo perfil de usuario: gente que busca una alternativa al transporte público y abaratar el gasto de los viajes en sus coches particulares. Además de ofrecer la posibilidad de compartir un viaje con un desconocido, igual que hace Blablacar, Amovens permite además la opción de alquilar un coche entre particulares, negocio en el que Blablacar aún no ha entrado.

Frederic Mazzella, fundador y CEO de Blablacar. (Foto: Reuters)
Frederic Mazzella, fundador y CEO de Blablacar. (Foto: Reuters)

Fundada en 2009, Amovens se dedicó solo al uso compartido de vehículos, al estilo de Blablacar, hasta que en 2015 entró en el alquiler de coches entre particulares y el renting gracias a una unión con GoMore, una firma danesa que opera en el mismo sector en Escandinavia.

El acuerdo se produjo en marzo de 2015 y, desde entonces, Amovens diversificó su estrategia y abandonó el coche compartido como única línea de negocio. La plataforma, que no ganaba dinero durante los primeros años por hacer de intermediaria entre los usuarios, esperaba ser rentable justo en 2017 y de cara a los próximos tres años tiene diseñado un plan para expandirse en diez países entre los que se encuentran Francia, Italia, Alemania o Reino Unido aunque, para ello, necesita una nueva ronda de financiación.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios