Se puede Comprar desde 250 euros

Probamos el 'iPad barato' de Xiaomi: por qué el Mi Pad 3 (probablemente) no es para ti

Es un aparato sólido que cuesta la mitad de su homólogo fabricado por Apple. Pero las mejoras sobre su predecesora podrían haber sido mayores

Foto: El nuevo Mi Pad 3 de Xiaomi. (Foto: Zigor Aldama)
El nuevo Mi Pad 3 de Xiaomi. (Foto: Zigor Aldama)

Hay que tener muy buen ojo para distinguir el Mi Pad 3 de su predecesor, el Mi Pad 2. Salvo por el hecho de que en el frontal no aparece el logotipo MI, el diseño y las dimensiones de la tercera tableta de Xiaomi son calcados a los de la segunda. Eso no constituye un aspecto negativo en sí, porque se trata de un aparato elegante y sólido, pero se habría agradecido alguna novedad estética más. Y ese es tal vez su gran problema: pese a su precio, Xiaomi va a tener difícil convencer a nuevos clientes de dejarlo todo para probar suerte con el Mi Pad 3.

El Mi Pad 3 es una tableta con una relación calidad-precio impecable, pero la empresa de Pekín podría haber aprovechado para ser mucho más ambiciosa. Por ejemplo, para cambiar de sitio los altavoces, no tiene mucho sentido colocarlos en la parte trasera del aparato. Afortunadamente, lo que tampoco ha cambiado es la pantalla de 7,9 pulgadas 1.536 x 2.048 de resolución—, que ofrece una calidad de imagen muy buena para jugar y consumir contenido multimedia.

Xiaomi ha preferido centrar la renovación del aparato en el interior, como ha hecho también con su segunda generación de ordenadores portátiles. Ahí sí que se nota un salto cuantitativo importante. Duplica la memoria RAM hasta los 4GB, y sustituye el chip Intel Atom X5 de cuatro núcleos por un Mediatek 8176 de seis núcleos que funcionan a una frecuencia máxima de 2,1 Ghz.

Foto: Zigor Aldama.
Foto: Zigor Aldama.

Para muchos, eso puede suponer una decepción, pero el rendimiento de los procesadores chinos ha mejorado mucho en los últimos dos años y la tableta no nos ha dado ningún problema en la prueba que hemos realizado. Su uso resulta muy fluido, sin ningún tipo de retardo o ‘lag’, y la función multitarea mejora considerablemente si se compara con el Mi Pad 2 gracias al extra de RAM.

Adiós a los 16 GB y a Windows

Con el Mi Pad 3, Xiaomi ha hecho bien en olvidarse de dos versiones polémicas: la que incluía solo 16 GB de almacenamiento interno —ahora viene con 64 GB, aunque todavía sin posibilidad de extenderlos con una MicroSD— y la que incorporaba el sistema operativo Windows 10. Xiaomi fue pionera en la adopción del sistema de Microsoft en tabletas con el Mi Pad 2, pero el experimento no ha funcionado como se esperaba y el terminal ha cosechado más críticas que alabanzas.

Windows 10 se hace farragoso de utilizar sin un teclado físico y los 2GB de RAM de la tableta son muy escasos para mover un sistema que tiene unos requerimientos muy superiores a los de Android. Hace unas semanas, se especuló con la posibilidad de que Xiaomi lanzase un Mi Pad 3 con 8GB de memoria RAM para continuar con Windows, pero los rumores no se han materializado y no parece que lo vayan a hacer.

Foto: Zigor Aldama.
Foto: Zigor Aldama.

El Mi Pad 3 funciona con la última versión de MIUI —basada en Android 7— e incluye algunas diferencias interesantes con la capa que Xiaomi diseña para los teléfonos: la más curiosa es la que emula los lectores de libros electrónicos con tinta electrónica y convierte la pantalla en un panel en blanco y negro para hacer más cómoda la lectura de textos largos. El usuario puede mantener este modo en todas las aplicaciones —algo que ayuda también a ahorrar batería— o puede elegir solo las que le interesa ver en monocromo. Por ejemplo, las diseñadas para leer libros electrónicos. No ofrece un resultado comparable al de los Kindle, pero se agradece.

En cuanto al resto de funciones, el Mi Pad 3 se defiende bien. Las cámaras, por ejemplo, resultan más satisfactorias que en la mayoría de tabletas. La posterior suma cinco megapíxeles a la de su predecesora y se queda en 13, aunque la óptica que monta pierde un poco de luminosidad frente a la de la Mi Pad 2 —f 2.2 frente a 2.0—. En la práctica, las fotografías son decentes, aunque están a años luz de las que hacen los teléfonos móviles de Xiaomi. La cámara para selfis mantiene los cinco megapíxeles de resolución y cuenta con un objetivo de luminosidad f 2.0 que mejora la calidad de las imágenes, sobre todo a la hora de hacer videollamadas.

¿Me lo compro?

Parece imposible evitar las comparaciones del Mi Pad 3 y el iPad Mini 4, sobre todo si tenemos en cuenta que comparten tamaño y rasgos estéticos. Sobre el papel, Xiaomi gana la batalla, sobre todo en el aspecto fotográfico. Además, incluye una batería más generosa —6.600 mAh frente a 5.124 mAh—. No obstante, la optimización del sistema en el terminal de Apple es mejor, lo cual supone que la autonomía de ambas termina siendo similar. Lo que no se parece es el precio. La tableta de Xiaomi se puede conseguir en tiendas no oficiales como GearBest por unos 250 euros, poco más de la mitad de lo que cuesta el iPad Mini 4 (479 euros).

Foto: Zigor Aldama.
Foto: Zigor Aldama.

Por tanto, si vas a comprar tu primera tableta y quieres una de tamaño manejable sin gastarte un dineral, el Mi Pad 3 puede parecer una buena opción. La realidad es que si compras el Mi Pad 2 (por 230 euros), apenas vas a notar la diferencia. Por otro lado, el precio del Mi Pad 3 es relativamente elevado si se compara con otras tabletas chinas de bajo coste. Es cierto que la diferencia está en parte justificada tanto por la calidad del ‘hardware’ como por la confianza que ofrece el ‘software’. En el caso del primero, el Mi Pad 3 resulta un aparato muy sólido, fabricado con materiales excelentes —el cuerpo metálico es uno de los mejores del mercado— y con componentes de primera clase. En el caso del segundo, MIUI se actualiza constantemente, lo cual garantiza parches de seguridad y un sistema libre de agujeros.

Sin embargo, salvo que sí o sí quieras tener un iPad, si buscas una tableta Android barata, el antecesor del Mi Pad 3, el Mi Pad 2, puede ser tu mejor opción. Un gran producto con el que te ahorrarás unos cuantos euros. Y si aún quieres gastarte menos dinero, las alternativas chinas de bajo coste te sacarán del apuro.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios