SUPUESTAS IRREGULARIDADES en empresas VTC

Guía para engañar a la policía: así enseñan a conductores de Uber y Cabify a saltarse la ley

Grabaciones a empleados de la empresa de coches VTC Business Cars Madrid revelan supuestas irregularidades: desde engaños a la policía a cómo saltarse la ley de transportes

Foto: (Ilustración: Raúl Arias)
(Ilustración: Raúl Arias)

"Tú eres más listo que la policía. Haces una hoja de ruta ficticia, como si estuvieras haciendo un servicio, y listo". Así es como algunos responsables de empresas de coches con licencias VTC usados por Uber y Cabify explican su negocio a nuevos candidatos a conductor. Según audios a los que ha tenido acceso Teknautas, estas compañías animan a futuros conductores a jugar al límite de la ley o, directamente, a saltársela. Asociaciones del taxi aseguran que es una nueva prueba de la ilegalidad en la que operan Uber y Cabify.

En el centro de esta nueva polémica se encuentra la empresa Business Cars Madrid SL, dedicada a la gestión de coches VTC que usan las plataformas de Uber y Cabify para captar clientes. La compañía, con sede en un polígono industrial al sur de Madrid y una flota de 170 coches, organizó recientemente una sesión informativa con casi 100 potenciales candidatos a ocupar un puesto de conductor para 30 nuevas plazas. Uno de los asistentes a estas sesiones decidió grabar la reunión. Contactada por este diario, la empresa ha reconocido la autenticidad de los audios y confirmado que esas sesiones se produjeron a finales de abril.

Documento enviado por el INEM a la persona que grabó la sesión informativa de Business Cars Madrid, confirmando todos los datos de la reunión.
Ampliar
Documento enviado por el INEM a la persona que grabó la sesión informativa de Business Cars Madrid, confirmando todos los datos de la reunión.

"Estoy en el paro y recibí una notificación vía SMS del INEM de un puesto para conductor de coches. El empleador era la empresa Business Cars Madrid. No tenía ni idea de qué podía ser. Busqué información en internet y por otras ofertas de empleo que habían publicado vi que estaba relacionado con coches VTC. Decidí grabar la sesión. Mi primo es taxista y conozco el conflicto que tienen con el sector. Como yo, había más gente grabando. Cuando escuché aquello, pensé que la cosa no se podía quedar ahí. Mi primo me puso en contacto con la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) y les envié a ellos los audios", explica uno de los asistentes, que prefiere mantener el anonimato.

La FPTM ha enviado los archivos a El Confidencial para intentar demostrar las irregularidades con las que operan Uber y Cabify. Las grabaciones, corroboradas como auténticas por este diario, explican por sí solas el nivel de confrontación al que han llegado el sector del taxi y las plataformas tecnológicas.

Aparcar en zonas 'prohibidas'

Uno de los puntos más polémicos sobre cómo la empresa Business Cars Madrid instruye a futuros conductores es cómo captar clientes en zonas de elevada demanda. Es lo que la ley y el Ministerio de Fomento llaman 'zonas de influencia', lugares como hoteles, estaciones de tren, aeropuertos, estadios de fútbol... donde hay gran concentración de clientes. La interpretación que Fomento hace de la Ley de Ordenación de Transportes Terrestre (LOTT) en este aspecto es clara: los coches VTC no pueden estar a menos de 100 metros de esta zona de influencia.

En los audios grabados durante la sesión informativa de Business Cars Madrid, el responsable de la misma, llamado José Miguel, explica cómo ubicarse cerca del Santiago Bernabéu para captar clientes. "Te da igual estar a un kilómetro y medio que a 50 metros, el servicio te va a saltar igual. Te salta por proximidad. Si vas a estar todo el día de arriba para abajo, llega un momento en que te quemas, si sabes que hay fútbol, no te pares en el Bernabéu, vete a la calle Doctor Fleming, que sabes que el servicio te va a saltar igual".

Puedes escuchar el extracto del audio completo debajo.

En otro punto de la sesión, el formador de Business Cars Madrid explica a los casi 100 asistentes cómo falsificar una hoja de ruta mientras el conductor está parado en una zona de alta demanda, para evitar una multa de 600 euros en caso de inspección policial. Los conductores de Uber y Cabify están obligados a rellenar una hoja de ruta en cuanto cierran un servicio. Es un documento, en papel o digital en la aplicación, que indica el lugar de origen, de destino, el nombre del conductor, el del cliente y su DNI. Con estas hojas se evitan irregularidades y que los coches capten clientes de forma activa por la calle, algo que prohíbe la ley.

¿Qué hacer para evitar multas? La respuesta del formador es directa: "Tienes que tener vista, tú eres más listo que la policía. Tú ya haces una hoja ficticia, como que estás haciendo un servicio. ¿Que estás en la calle Doctor Fleming, porque estás parado a ver si te sale un servicio? Pues tú haces una hoja de Doctor Fleming a la T4. Sabes que vas a estar sobre las 11:00 de la mañana, y dices, bueno, voy a estar sobre las 11:20, tú pones que a las 11:20 tienes una recogida en Doctor Fleming, y te quedas ahí. 'Dame la hoja de ruta. ¿Qué hace usted ahí?' [como si fuera la policía]. Pues estoy esperando un servicio que tengo".

(Reuters)
(Reuters)

Ante la sorpresa de los asistentes, que aclaran que si la hoja de ruta es falsa no va a estar en la aplicación, Business Cars Madrid apela a la triquiñuela. "Joder, macho, es que estáis buscando… Solo te la va pedir, lo normal es que no te denuncie. Pero si os ponéis un poco gamba, entonces ya sí". Puedes escuchar debajo el audio de este extracto.

Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), asegura en conversación telefónica que lo que está realizando Business Cars Madrid es, directamente, un delito de falsificación de documento público. "Es surrealista, primero les instruye a falsificar y luego, en caso de sanción, son los propios conductores los que tienen que hacer frente al pago. Hacer una hoja de ruta falsa es un delito, una falsificación de documento publico", señala. Y apunta a la ubicación en zona de alta demanda como otra irregularidad. "Según la LOTT, no se puede circular ni propiciar la captación, los coches solo pueden circular con servicio preasignado. Si están en una zona de influencia, están vulnerando la ley".

José Luis Díaz, administrador único y socio de Business Cars Madrid, niega que el contenido de los audios implique que sus conductores estén cometiendo un delito. “Se les dice que hagan una hoja de ruta aunque estén parados para que la policía no les moleste. No es ilegal que un vehículo VTC esté parado en la calle lejos de una zona de influencia”, explica a Teknautas. Por su parte, Juan Ignacio García, director en España y Portugal de Cabify, se desmarca de las posibles irregularidades.

"Me sorprenden mucho estas prácticas. La única forma de falsificar una hoja de ruta es esconder el móvil en la guantera y mostrar una en papel. Cuando una empresa se da de alta en nuestro sistema, le exigimos un compromiso, se le obliga a cumplir con toda la normativa del sector. Le proporcionamos unas instrucciones con la normativa. Me consta que el cumplimiento es generalizado". Sobre la captación en zonas de influencia, Rodríguez señala que mientras los coches se ubiquen a más de 100 metros de las mismas, la operativa es totalmente legal.

Precariedad y falsos autónomos

Los audios filtrados revelan también otra de las grandes críticas a Uber y Cabify: la precarización de las condiciones laborales. Sus conductores se enfrentan a largas jornadas laborales de 10-12 horas diarias ("¿Quieres ganar dinero? Echas horas", se dice en un momento del audio) a cambio de sueldos muy bajos. En el caso de Business Cars Madrid, se trata de un sueldo base de 1.004 euros brutos al mes. Sin embargo, la empresa obliga a facturar a cada conductor un mínimo de 3.000 euros mensuales. Si no lo consigue el primer mes, tendrá otra oportunidad. Si falla el segundo mes, será despedido.

Pero hay otro problema: si logras el objetivo de facturar 3.000 euros mensuales, la empresa descuenta un 10% de IVA y un 45% de comisión. Resultado: un sueldo bruto de 1.250 euros/mes por 50 horas semanales que, según diversas fuentes del sector consultadas, acaban siendo 60. De esos 1.250 euros hay que descontar todo tipo de gastos que no asume la empresa y que corren a cargo del conductor: el móvil y su tarifa de datos, la franquicia en caso de accidente (entre 150 y 450 euros), el traje y las multas.

En el siguiente audio, Business Cars Madrid explica sus condiciones salariales.

Otro audio: si los conductores no consiguen una valoración de clientes superior a 4,6 puntos, a la calle.

En el próximo audio, se explica cómo las multas las tendrá que pagar también el conductor. La empresa por un lado anima a falsificar hojas de ruta pero, por otro, obliga a sus conductores a pagar las sanciones.

En este extracto del audio completo se explica cómo la franquicia de del seguro de accidentes también corre a cuenta del conductor (ante el asombro de los asistentes, que explican que al menos, el coste debería ser compartido entre empresa y conductor). "Todas las empresas hacen lo mismo", dice el instructor:

Y en este extracto final se habla de cómo y por qué el conductor tiene que pagar hasta el uniforme, además de otros "gajes" del oficio: ¿quién paga la limpieza del coche si "un borracho te vomita dentro" (sic)?:

Para los representantes del taxi, todas estas condiciones laborales equivalen a la figura de un falso autónomo. "Les obligan a una dependencia total de una empresa, tienen que trabajar para ellos pero, sin embargo, deben asumir y pagar los riesgos de su profesión. Es una relación desigual. Además, los contratos marcan 40-45 horas semanales, pero no se dice nada de las 15 o 20 horas extra semanales que hacen muchos. ¿Se está declarando eso a Hacienda? Es un atentado contra el Estatuto de los Trabajadores", dice Julio Sanz.

José Luis Díaz, administrador único de Business Cars Madrid, asegura tener la conciencia tranquila, tanto en lo relativo a las prácticas de sus conductores como a la supuesta contratación de falsos autónomos. Otra fuente de la empresa consultada asegura que cumplen rigurosamente con las obligaciones fiscales: “Pagamos a la Seguridad Social el 32% [de la base de cotización] que nos toca por cada trabajador y luego a cada uno de ellos se le descuenta el 6,35% de su nómina". No aclaran nada, sin embargo, del 10% de IVA que, según diversas fuentes consultadas, no debería tener que abonar el conductor.

Uno de los asistentes a la huelga del sector del taxi del pasado 26 de abril en la capital, mostrando una camiseta de las agrupaciones Plataforma Caracol y Élite Taxi. (EFE)
Uno de los asistentes a la huelga del sector del taxi del pasado 26 de abril en la capital, mostrando una camiseta de las agrupaciones Plataforma Caracol y Élite Taxi. (EFE)

Otra compañía del sector VTC consultada ha reconocido algunas de las "particularidades" de sus empleados. Se trata de trabajos “muy temporales” en los que la gente se apunta “mientras encuentra algo mejor”. Pero lo que sí remarca es que las condiciones cambian según la empresa: “En la nuestra, todos los empleados tienen pagado el móvil. Lo único que les pedimos es que vengan con ganas de trabajar”. Esas mismas fuentes confirman que todos los trabajadores están en nómina. Si su facturación supera los objetivos estipulados, se ve reflejado en forma de bonus a final de mes.

Los taxistas prometen nuevas movilizaciones y huelgas próximamente si las autoridades no detienen las supuestas irregularidades de empresas como Business Cars Madrid. Y no son los únicos molestos. "Está claro que este tipo de conductas perjudica nuestro negocio", dice Juan Ignacio, de Cabify. Aunque contraataca. "No quiero defender en absoluto a esta compañía, pero en el mundo del taxi hay también muchos ejemplos de estas irregularidades, como pagar en B a los conductores, sin cotizar Seguridad Social ni tributar IRPF". La guerra del taxi continúa más caliente que nunca.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios