pertenece al ámbito del transporte, dice Europa

Varapalo a Uber: la justicia europea cree que debe tener licencias como los taxistas

Malas noticias para Uber. El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera a la plataforma también un servicio de transporte. Es un duro golpe para la compañía

Foto: (Reuters)
(Reuters)

La justicia europea da la razón a los taxistas frente a Uber. Al menos, por el momento. Las conclusiones presentadas hoy por Maciej Szpunar, abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, son claras: pese a que Uber es una plataforma innovadora, de carácter digital, los servicios que prestan son de transporte. Es decir, se puede exigir a la compañía que cumpla con los requisitos que se exigen a otros gremios, como el de los taxistas. Un duro revés para Uber.

Las conclusiones del abogado general, que no son vinculantes pero por lo general anticipan el sentido de la sentencia final del TJUE, interpretan de una manera más estricta de lo esperado el papel que juegan las plataformas digitales en la economía europea. Y abre la puerta a que Uber tenga que hacerse con las mismas licencias y autorizaciones que se exigen a otros servicios de transporte si quiere seguir operando con UberPop.

Varapalo a Uber: la justicia europea cree que debe tener licencias como los taxistas

Ante las críticas de los transportistas tradicionales, Uber ha alegado siempre que al ser una plataforma digital -que sirve como punto de contacto para conductores no profesionales y gente que quiere desplazarse- su actividad está amparada por la libre prestación de servicios de la que gozan las sociedades de la información. Y por tanto, no necesitaba contar con licencias para operar. Pero el abogado general Szpunar no lo cree así.

El letrado argumenta que la razón de ser de Uber es ofrecer servicios de transporte. Por tanto, debe disponer de las licencias igual que el taxi

El letrado argumenta que la razón de ser de Uber es ofrecer servicios de transporte. Y que la parte de su servicio que consiste en poner en contacto a conductores y pasajeros mediante su app para el móvil es “secundaria”. Así que si Uber quiere seguir operando, debe someterse a las mismas normas que el resto. En este caso concreto, cumplir con los requisitos necesarios para disponer de las licencias y autorizaciones previstas por el Reglamento Metropolitano del Taxi de Barcelona.

No es un servicio mixto

En sus conclusiones generales, el abogado del TJUE indica que un servicio 'mixto', una mezcla de plataforma tecnológica y servicio de transporte, podría estar incluido también dentro del concepto de 'servicio de la sociedad de la información'. Pero para ello se deberían cumplir uno de estos dos supuestos: 1) cuando la prestación que "no se facilita por vía electrónica es económicamente independiente de la prestada por esta vía, o 2) cuando el prestador facilita todo el servicio o ejerce una influencia decisiva sobre las condiciones en que se presta esta última parte".

El problema: según el Abogado General, Uber no cumple ninguno de estos dos requisitos. "La prestación de poner en contacto pasajero y conductor, facilitada por vía electrónica, ni es autónoma [punto 1 anterior] ni principal [punto 2] en relación con la prestación de transporte. Por ello, el servicio ofrecido por Uber no puede calificarse de 'servicio de la sociedad de la información': se trata más bien de la organización y gestión de un sistema completo de transporte urbano bajo petición". Y la conclusión no puede ser más rotunda: Uber debe estar sometido a las mismas condiciones exigidas a los taxistas, "en este caso, disponer de las licencias y autorizaciones previstas por el Reglamento Metropolitano del Taxi de Barcelona".

"El mayor varapalo a nivel mundial"

"La interpretación del abogado general pone por fin las cosas en su sitio. La conclusión es clara: todo lo que haga Uber, absolutamente todo, desde su servicio actual UberX al reparto de comida a domicilio, UberEats, se va a tener que regir por las leyes de transporte y por las mismas reglas del taxi. Es el mayor varapalo dado a Uber a nivel mudial. Cae la mentira y, sobre todo, cae el gran argumento de Uber desde el principio: que lo que hacían es economía colaborativa. Es falso, es economñia sumergida", explica a Teknautas Diego Salmerón, letrado del despacho SBC Abogados que defiente a la asociación Élite Taxi en este caso.

Salmerón señala que las consecuencias de este pronunciamiento por parte del abogado general del TJUE van a tener consecuencias inmediatas. La sentencia final no se conocerá hasta después del verano, probablemente en septiembre, pero el abogado de Élite Taxi que ha llevado en caso en Luxemburgo asegura que todos los servicios de Uber van camino de la desaparición si mantienen el funcionamiento actual. "La sentencia será el golpe definitivo a Uber en Europa si no cambian su modelo", explica.

En un comunicado a medios, Uber ha asegurado que las conclusiones del abogado general no van a cambiar nada. "Esperamos la decisión final del Tribunal a finales de año. Ser considerados una empresa de transporte no cambiaría la operativa que actualmente tenemos en la mayoría de países de la Unión Europea. Esta decisión confirma la necesidad de un cambio normativo para que millones de personas puedan acceder a una movilidad más asequible y sostenible", asegura un portavoz de la empresa.

Uber argumenta que tanto en España como en otros países en los que se han reconvertido al modelo de licencias VTC, ya cumplen con la ley de transportes, por lo que no habrá ninguna novedad, señalan. Los taxistas, sin embargo, argumentan que su operativa actual sigue vulnerando las reglas por captar clientes de forma indebida y saltarse la ley de transportes (la LOTT, ley de ordenación del transporte terrestre, y el real decreto que la desarrolla). Si algo está claro es que se abre un nuevo e inesperado capítulo en la 'guerra del taxi'.

Sorpresa y prudencia en Bruselas

La Comisión Europea se ha mostrado cauta a la hora de valorar las conclusiones. Hasta ahora se había inclinado por aplicar a compañías como Uber, Airbnb o BlaBlaCar la directiva de servicios, que da más libertad a las plataformas digitales o, lo que es lo mismo, les impone menos requisitos que a otros sectores. Todo, como parte de los esfuerzos de Bruselas por promover la innovación. Sin embargo, el abogado general contradice esta postura.

(Reuters)
(Reuters)

A la espera de la sentencia final, la portavoz de la Comisión Lucía Caudet ha asegurado que analizarán en profundidad la opinión del abogado general. Pero también ha recalcado que, en cualquier caso, estas compañías tienen modelos de negocio muy diversos, que cambian no solo de una empresa a otra, sino también dentro de sus actividades dentro de un país u otro. Por ello, si la sentencia final siguiera la misma línea, no está claro qué alcance tendría sobre las empresas de economía colaborativa.

Lo que sí está claro es que el fallo influenciará en el modo en que la Comisión resuelve las múltiples quejas que han presentado Uber, BlaBlaCar, The European Holiday Home Association -que incluye a empresas como TripAdvisor o Airbnb- y algunos particulares contra varios países por las leyes que consideran que obstaculizan su actividad en contra de las normas europeas. Bruselas tramita, por ejemplo, quejas contra España en el sector de transporte, una de Uber y otra BlaBlaCar, y otra en el sector del alojamiento, cuyo autor no ha sido especificado.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios