Así es kitty hawk

El 'coche' volador ya es real: esta es la nueva idea loca del creador de Google

Una 'startup' que cuenta con inversión de Google ha creado una especie de moto acuática capaz de elevarse diez metros sobre el agua

Foto: El Kitty Hawk, en pleno vuelo
El Kitty Hawk, en pleno vuelo
Autor
Tiempo de lectura2 min

Kitty Hawk es una 'startup' que lanzará su primer coche volador antes de que finalice el año. El fundador de la empresa, Sebastian Thrun, es también 'padre' del coche autónomo de Google, y hoy ha publicado el enlace a la web del proyecto, en la que se puede ver un vídeo con el vehículo en movimiento. Larry Page, CEO de Alphabet, es uno de los inversores clave que apoya la idea.

Este 'halcón gatito' es una aeronave eléctrica que se asemeja a una moto acuática voladora, aunque aquellas personas que ya lo han probado aseguran que la versión final no se parecerá en nada al prototipo, sino que será mucho más práctica. "Es algo que Luke Skywalker hubiera construido con piezas sueltas", resume a la perfección el 'New York Times', que ha adelantado hoy la presentación oficial del aparato.

"Es como un helicóptero de juguete", describe la piloto de pruebas Cimeron Morrissey. Un 'juguete' que pesa unos 100 kg y que puede alcanzar velocidades de 40 km/h, con una autonomía de hasta 75 km. Un 'juguete' que, aunque todavía no tiene precio oficial, ya ofrece un descuento de 2.000 dólares y un vuelo de prueba para aquellas personas que desembolsen cien dólares antes del lanzamiento. Lo puedes ver en acción en el vídeo debajo:

Morrissey comenta que el prototipo recuerda mucho a una motocicleta: "Montas en el asiento y te inclinas hacia adelante, como harías con una moto". Los controles, sin embargo, se parecen más a los de un controlador de videojuegos, con botones y joysticks. Con ellos se controla el despegue y aterrizaje, que es en vertical y asistido por ocho rotores eléctricos como los de un helicóptero.

El vehículo pesa unos 100 kg y que puede alcanzar velocidades de 40 km/h, con una autonomía de hasta 75 km

El prototipo recuerda a una moto acuática porque ha sido diseñado para volar sobre a unos diez metros sobre el agua, aunque no ha trascendido se la versión final será igual ni cuándo verá la luz este año. La página web de Kitty Hawk asegura que la máquina es segura y su uso legal en los EEUU, siempre y cuando se vuelve sobre zonas vacías. Tampoco es necesaria una licencia de piloto, de hecho se aprende a conducir en unas pocas horas.

El mayor reto al que se enfrentan los productos como Kitty Hawk es, además de su precio, la aceptación. Aunque hoy en día mucha gente tiene algún dron por casa, la idea de un coche volador sigue unida a las historias de ciencia ficción.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios