Es noticia
Menú
Todas las novedades del Galaxy S8 (y cómo se compara frente a sus rivales)
  1. Tecnología
frente al p10, el LG G6 y el iPhone 7

Todas las novedades del Galaxy S8 (y cómo se compara frente a sus rivales)

Ahora que ya se conocen los detalles técnicos del nuevo teléfono de Samsung, llega el momento de compararlo con la competencia, tanto en Android como iOS

Foto: El nuevo Samsung Galaxy S8 y el S8
El nuevo Samsung Galaxy S8 y el S8

El Samsung Galaxy S8 aspira a convertirse en uno de los Android más destacados de este 2017. Más allá de las impresiones que pueda causar el teléfono, es en las especificaciones donde se puede comparar el terminal con aquellos contra los que pretende competir en plena salida al mercado.

Foto: Así es el nuevo Galaxy S8.

Es importante reseñar que las diferencias entre el S8 y el S8+ son escuetas. Los cambios se centran en dos aspectos: el tamaño de las pantallas (5,8" y 6,2") y la capacidad de la batería (3.000mAh y 3.500mAh respectivamente). También hay una diferencia minúscula en el peso (155 y 173 gramos) pero el resto es igual: misma cámara, mismo almacenamiento, misma RAM...

Las diferencias interesantes llegan si comparamos el Galaxy S8 y el Galaxy S8+ con sus antencesores, el S7 y el S7 Edge. Ahí va una tabla comparativa.

El Galaxy S8 frente a sus rivales

Samsung golpea en algunos apartados, en otros opta por ser más conservador y, en líneas generales, hace una gran apuesta por el diseño refrendado por algunos aspectos (la pantalla Super AMOLED) que ya le han hecho destacar con anterioridad. Vamos a comparar el terminal de Samsung con las dos últimas novedades del ecosistema Android (LG G6 y Huawei P10) así como el iPhone 7 para ver cuáles son los mejores en cada punto.

Pantalla: empequeñecer a sus rivales

Si obviamos los 'phablets', la categoría de teléfono con pantallas similares a pequeñas tabletas, el Galaxy es una apisonadora. El modelo más pequeño, de 5,8", supera incluso al LG G6, que se queda en 5,7" y ya cuenta con un 'display' generoso. El iPhone 7 queda muy por detrás (4,7" y 5,5" en el modelo Plus) aunque su aspecto general es más aparatoso debido a los marcos que Apple todavía mantiene en sus terminales. Huawei, con 5,1" y 5,5" en función del modelo del P10, se queda a medio camino.

Uno de los aspectos importantes del Galaxy es la pantalla 2K que el teléfono ya incorporaba en modelos anteriores y que se mantiene en esta edición. Más allá del dato, la importancia radica en la comparación con sus rivales: LG la incorpora, Huawei sólo en el modelo Plus del P10 mientras que Apple se conforma con resoluciones a 1080p en el Plus y algo menos en el 7. Tampoco debe pasarse por alto el hecho de que sea un panel Super AMOLED preparado para reproducir contenidos HDR, con lo que ello implica en la representación de colores, una tecnología que sólo se encuentra en los móviles del fabricante coreano (aunque LG también reproduce este tipo de vídeos).

¿Qué hay del resto de especificaciones? Te las detallamos en la tabla (y el texto) debajo.

Cámara: alejado de la óptica dual

Samsung es prácticamente el único de los grandes fabricantes que se mantiene al margen de las cámaras duales. Y tiene motivos para ello. Las cámaras de los últimos Edge han ofrecido unos resultados tan buenos, especialmente en condiciones de baja luminosidad, que le han dado argumentos para seguir apostando por lo que, hasta el momento, ha funcionado.

En esta ocasión, la cámara trasera tiene 12MP y la delantera 8MP y ambas comparten la misma apertura focal: f1.7. ¿Cómo se compara esto con la competencia? LG tiene una cámara dual de 13MP centrada en captar imágenes panorámicas, Huawei mezcla una de 20MP con otra de 12MP mientras que el iPhone 7 Plus reúne un par, ambas de 12MP. Los tres fabricantes se quedan en la misma apertura: f1.8.

Si algo hemos aprendido de la fotografía móvil a lo largo de los últimos años es que el resultado no depende tanto de las especificaciones del 'hardware' como de otros aspectos. Y en ese apartado, Samsung ha sido uno de los nombres más sólidos hasta la llegada del Pixel. El veredicto final tendrá que esperar a una prueba a fondo del teléfono.

Batería: ¿Una de sus flaquezas?

Una de las pocas diferencias entre los diferentes modelos de Galaxy radica en las baterías. La del modelo de 5,8" tendrá 3.000mAh mientras que el de 6,2" ascenderá a 3.500mAh. Los números son prácticamente calcados a los del S7 y S7 Edge (este último contaba con 3.600) por lo que habrá que esperar a una prueba a fondo para saber cómo se comporta el teléfono.

La densidad de las baterías de Huawei supera a las del Galaxy S8 aunque el teléfono de Samsung es el único que incorpora pantalla 2K en ambos modelos

Los números varían en exceso según el fabricante aunque la tónica suele ser la misma. Apple monta pilas de 1.960mAh y 2.900mAh en sus teléfonos, pero ambos llegan al final del día mientras que Huawei es algo más ambicioso (3.200mAh y 3.750mAh) y puede presumir de ofrecer un día y medio. LG, con 3.300mAh se queda a medio camino entre las dos propuestas de Samsung.

¿Lo esperable? Que el teléfono ofrezca autonomía sobrada para sobrevivir a un día de uso pero que haya que cargarlo por la noche.

RAM y almacenamiento: sin sobresaltos

Los dos modelos del Galaxy ofrecerán la misma RAM que ya se ha podido ver en el P10 y en el G6: 4GB. En este apartado Apple queda algo por detras (2GB en el 7 y 3GB en el 7 Plus) aunque es habitual que la compañía californiana opte por especificaciones algo más conservadoras en este punto.

Foto: Probamos el nuevo LG G6: te vas a enamorar de esta pantalla. (Foto: Enrique Villarino)

Ambos modelos del S8 tendrán el mismo almacenamiento, 64GB, un espacio acorde a lo que se puede encontrar en el P10 (tiene una opción de 32GB, más económica) y el LG G6 (que también ofrece 32GB de salida). Apple en este punto juega su propia liga ya que, como es habitual, la compañía ofrece tres configuraciones (32GB, 128GB y 256GB) y no existe la posibilidad de ampliar vía microSD, cómo sí sera el caso del S8.

Conexiones: sí, hay jack de 3,5mm

Las filtraciones acertaron y el S8 contará con entrada de audio para que puedas seguir utilizando tus auriculares de toda la vida. Además, Samsung ha actualizado el conector de corriente que ahora pasa a ser USB-C en contraposición a los micro USB que tenían los dos modelos del S7.

Ambos movimientos están a la par con lo que la competencia ha desarrollado en Android (se mantiene el jack de audio y se integra el USB-C) y se oponen a la estrategia adoptada por Apple, que ha decidido eliminar el conector de sonido y que mantiene la apuesta por el puerto lightning como método de carga y transmisión de datos.

Precio: el mayor golpe

Es en este punto donde Samsung va a sufrir más respecto a la competencia. El S8 costará 809 euros mientras que el S8+ se irá a los 909 euros, unos precios bastante por encima de lo que se puede encontrar en sus competidores Android. El modelo más económico del P10 cuesta 649 euros mientras que el del LG G6 es algo superior, 749 euros, aunque por debajo de las cifras que maneja Samsung.

En este punto, el fabricante coreano se encuentra más cercano a Apple. El iPhone más económico cuesta 749 euros mientras que el modelo Plus más asequible compite de tú a tú con el S8+: 909 euros. Si algo puede destacar Samsung es que sus terminales son bastante más asequibles pasado el tiempo. El S7 Edge se puede comprar, libre, por 519 euros mientras que un iPhone 6S todavía cuesta 659 euros.

El Samsung Galaxy S8 aspira a convertirse en uno de los Android más destacados de este 2017. Más allá de las impresiones que pueda causar el teléfono, es en las especificaciones donde se puede comparar el terminal con aquellos contra los que pretende competir en plena salida al mercado.

Samsung LG IPhone
El redactor recomienda