Tu navegador y tu historial te van a delatar (y así puedes evitarlo)
  1. Tecnología
un estudio acierta el 72% de las identidades

Tu navegador y tu historial te van a delatar (y así puedes evitarlo)

Un equipo de investigadores de Princeton y Stanford se ha valido de un par de herramientas para identificar a cada internauta con su 'yo' en el mundo real

Foto:

Tu historial de navegación y un perfil en Twitter son suficientes para que cualquier persona u organización puedan adivinar tu identidad. Así lo ha revelado un estudio que ha utilizado ambos parámetros para adivinar hasta el 72% de las identidades de los voluntarios que han participado. En un 81% de los casos, los investigadores no acertaron con el perfil a la primera, pero acotaron la búsqueda a un grupo de 15 personas entre las que se encontraba el sujeto de estudio.

Foto:

El equipo de investigadores de las universidades de Stanford y Princeton ha sido capaz de unir los dos puntos que más interesan a los anunciantes de la red: los perfiles con las preferencias de navegación de cada usuario (qué webs visitan, cuánto tiempo pasan en ellas, cómo han llegado hasta ahí, adónde van cuando se marchan) con sus identidades en el mundo real. Y no es tan elaborado como podría parecer de buenas a primeras.

Los investigadores han concluido que los internautas son más proclives a pinchar en enlaces de personas que conocen en redes sociales (o de amigos de amigos). En función del historial de navegación y de los perfiles de Twitter, han creado un modelo que permite desenmascarar a las personas gracias a los enlaces que pinchan en la red social.

El uso de Tor o la navegación en portales que funcionen bajo el protocolo HTTPS son las opciones más seguras para evitar cualquier rastreo

Un grupo de 400 personas se han presentado voluntarias para el estudio, en el que tenían que instalar una extensión en Google Chrome que permitía extraer su historial de navegación. El equipo de investigadores se ha valido del acortador de enlaces que utiliza Twitter (t.co) para reconocer qué páginas se habían visitado gracias a un enlace publicado en esa plataforma.

Con esa información en la mano, los investigadores analizaron un centenar de páginas vistas desde Twitter y elaboraron una lista de 15 usuarios de la red social. En un 72%, la primera opción fue la correcta, mientras que el 81% de los usuarios estaban incluidos, en otra posición, en dicha lista. Según el equipo de ambas universidades, no hace falta ni escribir un solo tuit: tu historial y las personas a las que sigues te pueden delatar.

¿Cómo puedes ocultarte en la red?

Existen opciones para evitar que un colectivo con los suficientes medios (agencias gubernamentales, grupos de cibercriminales) pueda hacerse con esta información. Incluso los publicistas que tanto desean conocer esos datos para mostrar los anuncios más adecuados en función del internauta. Una opción sencilla es utilizar un 'ad-blocker'. En esta pieza de 'The Atlantic' se habla de Ghostery y de Privacy Badger, dos herramientas que evitan que nuestros datos queden a la luz.

Utilizar los modos de navegación de incógnito puede ser una opción, aunque no la más segura. Al cerrar la sesión, estos modos borran todos nuestros datos de navegación, pero no ponen ninguna traba para que cualquiera pueda espiarlos durante el tiempo que pasamos navegando. En el caso de los navegadores, la solución más segura es Tor, un programa que enmascara la identidad del usuario.

El último consejo para evitar dejar un rastro de datos que permita identificarnos en la red pasa por la navegación en portales que utilicen el protocolo HTTPS. A diferencia del HTTP, el primero encripta el tráfico que llega y que sale de esa dirección, por lo que no se pueden espiar los detalles relacionados con esa sesión.

El redactor recomienda