Probamos los AirPods de Apple frente a sus rivales: sorprendentes, pero no los mejores
  1. Tecnología
No, no se caen

Probamos los AirPods de Apple frente a sus rivales: sorprendentes, pero no los mejores

Apple asegura que los está vendiendo como churros. Los hemos probado a fondo y sí, son buenos (¡y no se caen!). Pero también hemos probado otros auriculares rivales. ¿Cuáles son mejores?

placeholder Foto: Los auriculares Dash (izquierda), del fabricante alemán Bragi, los Samsung IconX (centro), y los AirPods de Apple. (Foto: Pablo Ortega)
Los auriculares Dash (izquierda), del fabricante alemán Bragi, los Samsung IconX (centro), y los AirPods de Apple. (Foto: Pablo Ortega)

Apple ha vuelto a provocar una auténtica fiebre entre sus seguidores más acérrimos. Sus auriculares inalámbricos, los AirPods, han llegado con retraso y en estos momentos resulta todo un reto hacerse con el producto. Pero no te dejes engañar, porque existen varios rivales de los AirPods (179 euros) y son muy potentes. En Teknautas hemos puesto a prueba el último invento de Apple, pero frente a dos de sus mejores alternativas: los Samsung IconX (189 euros) y The Dash (285 euros), del fabricante alemán Bragi. ¿Cuál es mejor?

Foto:

Diseño: La importancia de la ergonomía

El diseño es uno de los elementos más importantes en un producto como éste. Conseguir que unos auriculares se adapten cómodamente a todo tipo de orejas es una misión ambiciosa, pero Jonathan Ive, el jefe de diseño de producto en Apple, es conocido por sus habilidades en esta materia. Y lo ha demostrado otra vez con los AirPods.

Nada más ponerme estos auriculares noté que se ajustaban a mis orejas con total comodidad. En el pasado nunca he tenido problemas con los EarPods, los cascos convencionales de Apple, pero los AirPods resultan aún más cómodos por una simple razón: ya no tienes un cable tirando. Y por su forma. Han logrado que se adapten a la gran mayoría de pabellones auditivos de este mundo. Nada mal.

Lo único a lo que cuesta acostumbrarse es a que la parte inferior de los cascos sobresalga notablemente de los oídos. A mi me hizo sentir algo incómodo en público. ¿Por qué esos 'palitos' no son más cortos? Es como si te hubieras dejado el bastoncillo para limpiar los oídos dentro de las orejas.

¿Qué hay de los los Samsung IconX? En el frente del diseño hay que decir que toman cierta ventaja a Apple. Su 'look' resulta más moderno a simple vista, pero lo cierto es que los materiales dejan bastante que desear, se notan más 'baratos' y menos cuidados, una mezcla de plástico y goma que no acaba de convencer. Son peores también en ergonomía, lucen demasiado abultados en los oídos (para entendernos, parecerás un robot con dos tornillos).

Después de un buen rato usando los Samsung IconX, los oídos se se resienten y te acaban doliendo. Mal en ergonomía

El 'pack' incluye varias gomas o moldes para el oído pero, aún así, me resultó bastante incómodo ajustar las dos piezas para que quedaran bien encajadas bien y no molestasen. Después de un buen rato de uso, las orejas se resienten y te acaban doliendo. Los IconX están disponibles en acabado azul, negro y blanco. Personalmente, creo que el negro aporta un toque más moderno.

The Dash gana en diseño, pero no en ergonomía. Encontramos el mismo problema que con los IconX: ajustárselo al oído resulta un tanto incómodo, sea cual sea el molde que utilices. Eso sí, son preciosos, con un acabado y materiales exquisitos, lucen bien y lo mejor es que estos auriculares ofrecen resistencia al agua (tienen un certificado IPX7, es decir, son sumergibles hasta un metro durante 30 minutos). Teóricamente te los puedes llevar a nadar, pero si no encuentras una pieza que te encaje con total comodidad, como en mi caso, entonces mejor no corras el riesgo de perder uno.

Ganador: AirPods

¿Se caen o no se caen?

Esta es la prueba de fuego. El mayor uso que le doy a mis auriculares normalmente es a la hora de ir al gimnasio. En este sentido, los AirPods han supuesto un cambio revolucionario en mi rutina: ya no hace falta que esté sujetando el teléfono mientras corro en la cinta y no tengo que preocuparme de que el cable de un auricular se me enrede en una pesa y el iPhone salga disparado. Creedme cuando os digo que llevo dos semanas sometiendo a mis AirPods a duras pruebas de resistencia y en ningún momento se han caído de mis orejas.

No corrí tanta suerte con los IconX (nunca mejor dicho...). Mientras uno de los auriculares quedaba perfectamente encajado, el otro parecía que iba a salir volando en cualquier momento, con lo que me obligaba a estar ajustándomelo constantemente. Mal.

The Dash ofrece gran resistencia una vez has encontrado la pieza adecuada. Al fin y al cabo, están pensados para deportistas. No tuve ningún problema a la hora de correr con ellos por la calle y resultaba cómodo abrir la aplicación para smartphones y ver, al instante, mi ritmo cardíaco. En este sentido, The Dash ofrece todo un mundo de posibilidades a los deportistas, especialmente para aquellos a los que les guste correr, montar en bicicleta o nadar.

Ganador: AirPods y The Dash

Instalación e Interfaz

Apple ha hecho muy bien los deberes en este apartado. ¿Cómo animar a los dueños de un iPhone a que den el salto de los auriculares convencionales a los AirPods? Además del diseño, con una instalación sumamente sencilla. Los AirPods se pueden configurar con tu iPhone, iPad o Mac en cuestión de segundos. Al abrir la caja, mi iPhone los reconoció al instante y se conectaron sin que tuviera que hacer nada más. Intercambiar entre un dispositivo y otro es fácil: simplemente hay que seleccionarlo en tu listado de dispositivos Bluetooth.

En el caso del iPhone, con deslizar el centro de control una vez hacia la izquierda, puedes comprobar el nivel de batería de los AirPods. La facilidad de uso también se extiende a la hora de ponernos y quitarnos los auriculares. Integran un sensor que es capaz de identificar el momento en el que nos los quitamos para detener la música. Al ponérnoslos de vuelta, escuchas un sutil sonido que te alerta de que están conectados y preparados.

Apple juega con ventaja en este frente. La compañía nos tiene acostumbrados a combinar 'hardware' y 'software' de manera armoniosa y sus rivales suelen quedarse siempre por detrás en este apartado. Tengo que admitir que nunca me ha resultado tan fácil y cómodo usar un 'gadget' nuevo en mi vida. Todo debería ser siempre así de simple.

The Dash ganan en interfaz. Su aplicación para iOS y Android es una maravilla. Es sencilla de usar, va al grano y mantiene todo bien organizado

Samsung ha intentado lo mismo con sus IconX. La única forma de sacar al máximo provecho a estos auriculares es si tienes un teléfono Samsung compatible, ya que podrás controlar tu actividad física. Los IconX se conectan con la aplicación S Health y controlan tu velocidad, distancia, calorías quemadas y ritmo cardiaco. ¿Lo mejor de todo? No necesitarás tu 'smartphone' cuando vayas al gimnasio, ya que en los mismos auriculares puedes almacenar hasta 1000 canciones. Algo que estaría genial si la batería aguantase más. Me llevé los IconX a hacer senderismo y aguanté yo más que ellos.

The Dash ganan en interfaz. Su aplicación para móviles iOS y Android me resultó una maravilla. Es sencilla de usar, va al grano y mantiene todo bien organizado. Desde esta aplicación podemos activar o desactivar la cancelación de ruido, que es una auténtica maravilla. El único 'pero' es que la conexión no fue sencilla. Tuve que hacer varios intentos a la hora de conectar los auriculares al Bluetooth de mi iPhone, lo cual es muy frustrante si lo comparamos con la instalación de los AirPods. Sin embargo, su aplicación, funciones táctiles e instrucciones por voz me conquistaron.

Ganador: AirPods

Calidad de sonido: Llamadas y música

Usar auriculares inalámbricos en espacios con ruido sigue suponiendo todo un reto. En el gimnasio me vi obligado a subir mucho más el volumen para 'desconectar' de las distracciones del entorno. Por lo tanto, no es mi opción preferida a la hora de viajar en metro o coger un vuelo. Eso sí, la calidad de las llamadas, música e interacción con Siri se presenta de manera limpia y sin ningún tipo de cortes.

Al pulsar dos veces uno de los auriculares, conectas directamente con Siri para darle instrucciones. El micrófono que integra los AirPods se encarga de cancelar el ruido ambiental para que la conversación con nuestro asistente sea fluida; funciona incluso en la calle sin problema. ¿El punto negativo? Que no podamos controlar la reproducción tocando la superficie de los AirPods. Si queremos subir o bajar el volumen o pasar a otra canción, tendremos que acudir a nuestro iPhone o pedirle a Siri que realice esta tarea en nuestro lugar, una auténtica molestia teniendo en cuenta que la reproducción será interrumpida. Esto puede que cambie en un futuro cercano, ya que desde los ajustes podemos configurar si queremos usar los dos toques en nuestros AirPods para acceder a Siri o pausar una reproducción. Ojalá una futura actualización de 'software' introduzca una mayor variedad de gestos.

Samsung saca ventaja a su rival histórico en el frente del audio. Os garantizo que estos auriculares tienen una calidad de sonido mucho mayor y son capaces de aislar el ruido, por lo que sí los recomendaría para vuelos, viajar en metro o cualquier situación similar que implique ruido ambiente. Además, podemos controlar la reproducción desde el auricular, sea cual sea el teléfono que estemos usando. Con un toque detendremos la canción, deslizando el dedo subiremos o bajaremos el volumen, podemos pasar a la siguiente canción o desactivar la cancelación de ruido y volver al mundo que nos rodea.

Eso sí, estos controles no son perfectos. Tras varios días de uso, no he logrado averiguar cuál es la presión exacta que tengo que ejercer sobre el auricular para utilizar los controles. A veces acierto, pero muchas otras no hay manera de que funcione bien y, en vez de pausar una canción, sin querer, paso a la siguiente. Otro problema que encuentro es que los IconX no incluyen un sensor que detecte si están en tu oreja. Cuando me los quitaba, la música seguía sonando, algo que no ocurre con los AirPods, que pausan la reproducción inmediatamente y la reanuda cuando te los vuelves a poner.

La medalla de oro se la lleva el Dash. La calidad de sonido en música y llamadas es superior a todos los demás

Pero la medalla de oro se la lleva el Dash. La calidad de sonido en música y llamadas es superior. Al ponerme los auriculares, siento que me aíslo del mundo y, en lugares como en el trabajo, me aseguro de volver a activar el ruido ambiental por si acaso alguien me está gritando desde el otro lado de la oficina. Sus controles en la superficie son mucho más fáciles de usar que en el caso de Samsung y cada auricular, de hecho, presenta diferentes gestos. El de la izquierda está destinado a controlar tus actividades físicas, mientras que el de la derecha es para la reproducción y las llamadas. No os voy a engañar, con tantos toques y funciones a veces es difícil acordarse de todas las fórmulas.

Ganador: The Dash

Autonomía

Apple publicita sus AirPods asegurando que cada uno de ellos cuenta con 5 horas de autonomía. En nuestras pruebas la batería arrojó los resultados prometidos, con varias pruebas de uso intenso (incluyendo música, llamadas en FaceTime e interacciones con Siri). El hecho de que se incluya una funda con cargador adicional, ayuda a expandir la autonomía de los AirPods hasta el día completo. Y, sí, cuando dejamos los AirPods cargando durante más de 15 minutos, el iPhone nos muestra que se han cargado con una velocidad espectacular y ofrece más de tres horas de autonomía de nuevo.

Sin embargo, esperamos que se produzcan avances en este campo en el futuro. Por ejemplo, los AirPods no serían la solución ideal para un viaje largo. Lo que sí resulta cómodo es que la carcasa la podamos recargar a través de un conector Lightning. Y si eres amante de los productos de Apple, seguro que tienes cables Lightning por todos lados.

Si estás buscando unos auriculares inalámbricos que ofrezcan buena autonomía, huye de los IconX. Samsung promete entre 3 y 4 horas de batería cuando escuchas música almacenada en sus auriculares y la mitad cuando haces 'streaming' desde tu teléfono. Falso. La batería dura mucho menos que eso. En mi experiencia apenas llegué a la hora y media de reproducción desde mi teléfono. Cuando coloqué los auriculares en su funda correspondiente, el derecho no se cargaba correctamente (por cierto, la caja de los IconX tiene un toque feo tirando a horrible). Los auriculares debes posarlos de manera correcta para que se carguen correctamente. Los AirPods y el Dash son magnéticos, por lo que acoplarlos a sus cajas correspondientes es una experiencia mágica.

Los IconX de Samsung los dejamos fuera, no ganan en ninguna categoría. La batalla realmente está entre los AirPods y el Dash

El Dash brilla en este apartado. Su batería dura casi seis horas, pero gracias a su funda llegué a aguantar todo un día con ellos. Eso sí, esta funda es bastante pesada y no es cómoda de transportar en el bolsillo de una chaqueta. Lo que me me llamó la atención del Dash es que, mientras lo carga, muestra una luz de aspecto futurista que te indica si están bajos de batería, si el nivel de carga es medio o ya están listos para usar. Un buen detalle.

Ganador: The Dash

¿Con cuál me quedo?

Los IconX de Samsung los dejamos fuera, viendo que no han conseguido situarse como ganadores en ningún apartado. Ahora la guerra queda entre los AirPods y el Dash. ¿Cuáles deberías comprar?

Todo depende del ecosistema al que estés acostumbrado. Si eres de Apple, entonces amarás los AirPods porque son una obra maestra de ingeniería tecnológica. Los AirPods son mucho más cómodos y ofrecen una buena autonomía. Además, en un futuro deberían integrarse más funciones. Por su parte, el Dash conquistará a los deportistas, a los amantes de la natación y a aquellos que buscan un producto más avanzado. Su aplicación es perfecta, aunque no lo sea su sincronización a la hora de configurarlos. Además, si quieres irte de aventuras con tus Dash, dejando el teléfono en casa, también tienen almacenamiento interno. Lo malo: son casi 100 euros más caros que los Airpods.

En resumen:

AirPods

A favor:

- Ergonómicos

- Buena integración 'hardware'/'software'

- La autonomía cumple y excede las expectativas

En contra:

- Falta de una mayor variedad de gestos

- No hay opciones para controlar la actividad física

- Se pierden con facilidad

Samsung IconX

A favor:

- Se integran bien con los teléfonos Samsung

- Amplio abanico de opciones para controlar la actividad física

- Almacenamiento de canciones en los mismos auriculares

En contra:

- La batería no cumple con las expectativas

- El diseño de su funda no luce bien

- No resultan cómodos del todo

The Dash

A favor:

- Aplicación con gran variedad de opciones

- Buen monitor de ritmo cardíaco y otras actividades físicas

- La calidad del sonido es muy buena

En contra:

- El precio

- Cuesta trabajo sincronizar el Bluetooth

- Pueden resultar demasiado abultados en el oído

AirPods Apple Samsung Siri Auriculares Música Expotek Noticias
El redactor recomienda