por el momento, solo en el santander

Apple Pay aterriza en España: así funciona (y esta es la competencia)

El Santander es el primer banco que soporta la nueva plataforma de pago. No es el único implantado en España, donde banca, operadoras y tecnológicas apuestan por sus propias soluciones

Foto: (Reuters)
(Reuters)

La pasarela de pago de Apple ya está en España. El Banco Santander es la primera entidad que soporta pagos con iPhone o Apple Watch, con lo que España se convierte en el decimotercero país en contar con esta tecnología. Para poder beneficiarte de las ventajas de este método de pago, es necesario que cuentes con algún dispositivo de Apple y, de momento, ser cliente del Banco Santander (con tarjetas MasterCard), de American Express (con una tarjeta emitida por la propia entidad), o tener tarjetas de Ticket Restaurant o Carrefour. Apple Pay se podrá utilizar en cualquier establecimiento en España que tenga un TPV 'contactless' o, en su defecto, esté habilitado específicamente para Apple Pay. 

¿Qué hace falta para utilizar Apple Pay? Es esencial contar con un dispositivo de Apple. Y no vale uno cualquiera. En el caso del iPhone, solo son válidos los modelos 6, 6s y 7 (incluidas sus variantes Plus) junto al SE, mientras que cualquier Apple Watch es válido (tanto el Series 1 como el 2). El iPad Air 2, así como el Pro, también es compatible con esta tecnología y utiliza el lector de huellas digitales para autentificar al usuario. Los ordenadores que tienen instalado macOS Sierra también podrán utilizar este método de pago.

Cualquier compra hecha en un establecimiento que tenga un TPV (terminal de punto de venta) 'contactless' y adaptado a los requisitos de la firma californiana se podrá pagar con Apple Pay, siempre que el cliente disponga de una cuenta en el Santander o tenga tarjeta emitida por American Express, Ticket Restaurant y Carrefour.

¿Cómo funciona?

Las tarjetas quedan almacenadas en la aplicación Wallet (el antiguo Passbook). Si la tarjeta que utilizamos de manera habitual está registrada en iTunes, Apple nos pedirá el código de seguridad. Si esa tarjeta no está registrada, debemos utilizar la cámara del teléfono o la tableta para que el dispositivo escanee los datos necesarios para incorporarla a nuestra cartera virtual en un proceso que dura unos pocos minutos.

Los iPhone 6, 6s, 7 y SE, más las variantes Plus, son compatibles con Apple Pay. (Reuters)
Los iPhone 6, 6s, 7 y SE, más las variantes Plus, son compatibles con Apple Pay. (Reuters)

¿Qué precio tiene?

Ninguno para el usuario. Apple cobra al banco directamente una comisión de cada transacción, y es ahí donde reside el negocio, pero siempre sin perjudicar al usuario final. Esa comisión está fijada alrededor del 0,15%, según fuentes consultadas por Teknautas, y es en buena parte la responsable de que solo sea el Santander el único gran banco adscrito a esta plataforma.

¿Puedo usarlo con el Apple Watch?

Se puede, aunque es necesario configurar el reloj para que esté enlazado con nuestras tarjetas de crédito o débito. Para ello, deberás acceder a la aplicación específica del Watch en el iPhone y añadir una tarjeta en la pestaña Wallet y Apple Pay.

Es necesario verificar la información, y es probable que el banco exija que el usuario se autentifique. Una vez finalizado el proceso, una notificación en el reloj avisará al usuario de que su tarjeta ya se puede utilizar a golpe de muñeca.

Tanto el Apple Watch Series 1 como el 2 son compatibles con Apple Pay. (Reuters)
Tanto el Apple Watch Series 1 como el 2 son compatibles con Apple Pay. (Reuters)

¿En qué tiendas puedo pagar con Apple Pay?

Casi cualquier comercio que tenga un TPV 'contactless' está capacitado para aceptar esta nueva modalidad de pago. Según un reciente informe de Visa, un 70% de puntos de venta en España ya disponen de esta tecnología. A falta de cifras oficiales de Apple, nada hace pensar que el sistema no esté disponible en grandes superficies y grandes ciudades de todo el país.

Otras alternativas con el móvil

Apple no está sola. Desde el primer anuncio de su pasarela de pago, en septiembre de 2014, han pasado más de dos años, tiempo más que suficiente para que la competencia se haya puesto las pilas y haya preparado soluciones similares que han aterrizado antes en los comercios españoles. Samsung lo hizo este pasado verano, mientras que otros bancos tienen sus propias iniciativas, e incluso hay proyectos, como Bizum, que aglutinan a un buen número de entidades españolas.

Samsung Pay: presente desde verano

España fue el primer país europeo, y cuarto del mundo, en dar la bienvenida al sistema de pago del fabricante coreano. Samsung Pay, que está presente en nuestro mercado desde el mes de junio, también está disponible en un número limitado de dispositivos (Galaxy A5, S6, S6 Edge, S6 Edge+, S7, S7 Edge), aunque en más bancos que los que soportan Apple Pay.

Demostración de Samsung Pay en un establecimiento en Seúl. (Reuters)
Demostración de Samsung Pay en un establecimiento en Seúl. (Reuters)

El servicio de Samsung se puede utilizar en CaixaBank, Imagin Bank, Sabadell y Abanca, y es compatible con tarjetas de débito o crédito de Visa y MasterCard. Desde su aterrizaje en España, el servicio se ha estrenado en otros 12 países, entre los que se encuentran el Reino Unido, Brasil o Rusia.

Entre algunos de los comercios adscritos a la plataforma de Samsung, se encuentran El Corte Inglés, Media Markt, Starbucks, DIA o Repsol, entre otros que puedes consultar en este enlace.

Bizum: todos los grandes en tu móvil

Esta plataforma, al estilo del Twyp de ING Direct, tiene acuerdos con 21 entidades bancarias y estará disponible en otras siete en los meses venideros. Por el momento, solo permite el envío de dinero entre usuarios, a través del móvil, aunque desde la web ya se anuncia la próxima llegada de los pagos 'online' y las compras en comercios físicos a través de un TPV.

CaixaBank, BBVA, Bankia, Santander o Sabadell son solo algunos de los nombres adscritos a esta iniciativa, que está disponible tanto en dispositivos iOS como Android.

Twyp: el 'cashback' llega a España

Hace pocos meses, en septiembre, ING Direct anunció la puesta en marcha de un sistema que emula el concepto de 'cashback' presente en otros países. Este método permite hacer un pago con tarjeta y utilizar el establecimiento a modo de cajero para obtener efectivo. De modo que, si tenemos que pagar 30 euros, podemos pedir que nos carguen 50 y nos devuelvan 20 en efectivo.

ING Direct ha implementado el concepto de 'cashback' por el que el cliente puede sacar dinero en efectivo en un establecimiento

Esta medida pretende paliar la escasez de cajeros de ING Direct en España. Después de que los principales bancos se hayan plantado y exijan comisiones a los clientes del banco naranja, solo el Popular y Targo Bank se mantienen como alternativas libres de comisión para sacar cualquier importe.

El sistema está implementado en DIA, Shell, Galp y otros establecimientos, e ING asegura que se puede disfrutar en más de 3.500 puntos en toda España. Todo ello sin olvidar que Twyp todavía mantiene su funcionalidad original: permitir el envío de dinero entre particulares a través del teléfono móvil.

Android Pay

La pasarela de pago del sistema operativo de Google para móviles todavía no ha aterrizado en España, a pesar de haberlo hecho en algunos países europeos. Sin embargo, no contar con esta situación no supone un gran inconveniente para los usuarios españoles, por lo menos los de grandes bancos, ya que las entidades se han puesto las pilas para lanzar sus propias soluciones de pago con el teléfono.

En la actualidad, Android Pay está disponible en Estados Unidos, Reino Unido, Polonia, Singapur, Australia y Hong Kong, y se desconoce su fecha de llegada a España. 

Android Pay está pensado para ser compatible con puntos de venta como máquinas 'vending'.
Android Pay está pensado para ser compatible con puntos de venta como máquinas 'vending'.

Vodafone Wallet y Orange Cash

Las operadoras de telefonía no han perdido la oportunidad de subirse al carro. En el caso de Vodafone, la marca roja cuenta con el inconveniente de estar solo disponible para Android, aunque ofrece una tarjeta NFC para usuarios de iOS. La lista de establecimientos en los que se puede pagar con este sistema asciende hasta 820.000, según números de Visa, entre ellos acceso a transportes públicos. Vodafone Wallet ya suma medio millón de usuarios activos en España. 

En el caso de Orange Cash, el número de establecimientos es algo inferior (820.000. según la firma), así como el número de móviles que lo soportan. ¿La pega? La lista de los terminales que soportan el servicio no es muy numerosa (unos 100 terminales Android) y el usuario debe hacerse con una SIM con tecnología NFC para activar el servicio en su teléfono.

¿Y la banca tradicional?

Los grandes bancos españoles ya estaban preparados ante el desembarco de Apple Pay para minimizar el impacto de la llegada del fabricante californiano a España. El único gran banco asociado, por el momento, a Apple es el Santander, y lo es por un sencillo motivo: las comisiones que la firma se lleva en cada transacción han motivado la negativa de otras entidades.

CaixaBank es uno de los bancos que participan en Bizum, y a través de Imagin Bank tiene su propia alternativa de pagos móviles. (Reuters)
CaixaBank es uno de los bancos que participan en Bizum, y a través de Imagin Bank tiene su propia alternativa de pagos móviles. (Reuters)

Santander, Bankia o el BBVA cuentan con sus propias aplicaciones, para que sus clientes se las puedan descargar y pagar a través de ellas. Para hacerlo, es necesario contar con móviles que cuenten con tecnología NFC, descargarse la aplicación correspondiente y efectuar el pago en un establecimiento que cuente con un terminal 'contactless'.

Bankinter o CaixaBank son otras de las entidades que tienen sus propias soluciones para hacer pagos desde el móvil. CaixaBank, de hecho, cuenta con Imagin Bank, una entidad con la que solo se puede operar desde el móvil y que permite hacer pagos en puntos de venta 'contactless'. La ironía de la situación en la banca española reside en la aparición de Bizum: todos los grandes bancos han sumado esfuerzos para crear una plataforma unificada que permita el envío entre particulares, así como las compras 'online' y presenciales, y, a la vez, tienen sus propias soluciones individuales para cubrir las necesidades de sus clientes.

El desembarco de Apple Pay en nuestro país suma un actor más a un panorama fragmentado en el que fabricantes de móviles, operadores, gigantes de la informática y bancos tienen su propio producto. Será el cliente el que juzgue cuál de todas estas alternativas es la más cómoda.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios