son mil veces más finas que un pelo

Las máquinas más pequeñas jamás construidas ganan el Nobel de Química 2016

Jean Pierre Sauvage, Sir J. Fraser Stoddart y Bernard L. Feringa recibirán el galardón por el diseño de máquinas moleculares que podrían aplicarse a nuevos materiales y sensores

Foto: Los ganadores del Premio Nobel de Química de este año
Los ganadores del Premio Nobel de Química de este año
Autor
Tiempo de lectura2 min

La Real Academia Sueca de las Ciencias acaba de entregar el Premio Nobel de Química 2016 a Jean Pierre Sauvage, Sir J. Fraser Stoddart y Bernard L. Feringa por crear las máquinas más pequeñas del mundo. Estos investigadores lograron juntar moléculas para crear pequeños ascensores, motores, ordenadores, coches y hasta músculos. Son las máquinas más pequeñas construidas por el ser humano: 1.000 veces más finas que un pelo, y abrirán la puerta al desarrollo de nuevos materiales y sensores.

En 1983, el francés Jean-Pierre Sauvage utilizó un ion de cobre para conectar moléculas mecánicamente formando una cadena, llamada 'catenane'. Lo habitual es que las moléculas se unan con enlaces muy fuertes, pero el investigador logró que mantuvieran libertad suficiente como para moverse.

El motor molecular de Feringa logró mover un cilindro de cristal 10.000 veces más grande

El escocés Fraser Stoddart dio el siguiente paso en 1991, cuando creó un 'transbordador' molecular —'rotaxane'— capaz de moverse a lo largo de un eje de forma controlada, lo que permitió diseñar un 'ascensor' capaz de elevarse 0,7 nanómetros sobre la superficie. Junto a este elevador, construyó un músculo y un ordenador molecular.

Pero fue el neerlandés Ben Feringa quien, en 1999 construyó los primeros motores moleculares. El rotor giraba siempre en la misma dirección, y acumulando un número suficiente logró mover un cilindro de cristal 10.000 veces más grande. Además, el investigador diseñó un nanocoche.

Coche molecular
Coche molecular

 

El trabajo de los tres galardonados demuestra hasta qué punto la miniaturización de la tecnología puede liderar una revolución, como ya anticipó el nobel de Física Richard Feynman en los 80. Los motores moleculares serán aplicadas en el desarrollo de nuevos materiales, sensores y sistemas de almacenamiento de energía. En este sentido, su estatus actual recuerda al de los motores eléctricos en la década de 1830, cuando los investigadores los aplicaron a ruedas sin saber todavía que algún día moverían trenes, lavadoras e industrias.

El Premio Nobel de Química es el tercer galardón científico. Los galardonados se unen al japonés Yoshinori Ohsumi, ganador de la categoría de Fisiología o Medicina por sus trabajos sobre la autofagia, el sistema por el que las células se comen a sí mismas. El premio de Física fue a parar a David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz por el estudio de transiciones de fase topológicas, un complejo campo que en Teknautas hemos intentado explicar

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios