Microsoft 'trolea' a Google: muestra cómo Chrome se come la batería de tu portátil
  1. Tecnología
Edge gana por goleada (Según Microsoft)

Microsoft 'trolea' a Google: muestra cómo Chrome se come la batería de tu portátil

Chrome nunca ha sido un navegador muy amigo de la eficiencia energética. Microsoft lo ha explotado en un vídeo en el que el navegador queda en evidencia frente a Edge

placeholder Foto:

Que Google Chrome es amigo de comerse la batería de tu móvil, tableta o portátil no es ninguna novedad. El navegador de Google siempre ha hecho un uso muy generoso de la energía del dispositivo en el que esté funcionando, aunque ello implique reducir la vida útil de dicho 'gadget'. Y Microsoft, necesitada de un golpe de efecto que le permita dar a conocer al mundo su nuevo navegador, Edge, ha montado una demostración para probar que Chrome es un desastre si lo comparamos con otros navegadores en una Surface.

Lea aquí: Los mejores trucos para sacar todo el partido a Google Chrome

La prueba la ha grabado en vídeo la firma de Redmond, que ha puesto cuatro tabletas Surface a funcionar con cuatro navegadores diferentes: Firefox, Edge, Chrome y Opera. Y lo hicieron mientras reproducían vídeo en HD mediante 'streaming', una de las actividades que más exige a la batería.

El primero en caer fue Chrome, después de cuatro horas y diecinueve minutos, seguido de Firefox (cinco horas y nueve minutos) y Opera, que aguantó seis horas y dieciocho minutos. El ganador fue Edge, capaz de mantenerse vivo durante siete horas y veintidós minutos.

Aunque Microsoft avisa de que los resultados pueden variar con otro 'hardware' también se tomó la libertad de realizar un segundo experimento para medir cuál era el consumo energético de cada navegador. ¿Adivinan el resultado? De nuevo, Chrome fue el más exigente con la pila, como se puede comprobar en el gráfico facilitado por el fabricante unas líneas más abajo.

En esa segunda prueba, se midió el consumo energético durante un ciclo en el que se sometía al navegador a diferentes actividades que iban desde el 'scroll' de páginas web hasta la apertura de nuevas pestañas, pasando por la carga de páginas con sus respectivos anuncios.

La táctica pretende sumar adeptos a la causa de Edge, un navegador que ha jubilado al malogrado Internet Explorer y que pretende recuperar parte de la cuota de mercado que tuvo en su día. Las noticias no pueden ser peores para Microsoft (y para Firefox): Google amplía su cuota de mercado mes a mes. Según Stat Counter, Chrome se había hecho con más del 60% de la cuota del mercado en abril de este año.

Para hacer frente a esta posición de dominio, Microsoft tratará de añadir nuevas funciones a Edge que le permitan competir de tú a tú con sus rivales. ¿La primera? La llegada de extensiones, una función de la que Chrome y Firefox han disfrutado durante mucho tiempo.

Microsoft Google Internet
El redactor recomienda