la web móvil es mucho mejor

Seis motivos para desinstalar ahora mismo la 'app' de Facebook de tu móvil

No caigas en la trampa: la versión web es igual de buena y además no nos obliga a instalar Messenger. Al menos, de momento

Foto:

Si echamos un vistazo a las aplicaciones más descargadas en Android e iOS, la de Facebook suele aparecen en el podio justo por detrás de WhatsApp. A diferencia del servicio de mensajería, no es obligatorio tener esta aplicación en nuestro móvil para utilizar la red social. La versión web para móvil es una alternativa que muchos usuarios rechazan en primer lugar como la peste. En Teknautas queremos convenceros de que vale la pena, al menos, probarla.

El miedo irracional a utilizar versiones webs nace de ese síndrome de Diógenes digital que nos obliga a llenar el móvil de aplicaciones que luego nunca usamos. Tendemos a pensar que toda 'app' es siempre mejor, pero esto solo es cierto en algunos casos. Mientras que Twitter gana a través de clientes alternativos como Tweetbot, la versión web para móviles de Facebook es sorprendentemente buena.

La versión web para móvil de Facebook es muy similar a la aplicación, y si la añadimos a la pantalla de inicio el icono será idéntico y la diferencia, mínima. El tiempo de carga dependerá de otros factores como el navegador utilizado y nuestra conexión de internet, pero en la mayoría de casos será igual de satisfactorio que en de la 'app'. A cambio, disfrutaremos de muchas otras ventajas.

Adiós a Messenger

Si eres de los que evitan tener más 'apps' de las necesarias en el móvil, reniegas del Diógenes digital y además no soportas que alguien te obligue a instalar programas a la fuerza, seguro que odias Messenger tanto como nosotros.

La aplicación de mensajería de Facebook fue lanzada sin demasiado éxito en 2011, pues la mayoría de usuarios prefería utilizar el chat incorporado en la 'app' tradicional de Facebook en lugar de tener que añadir otro programa a su móvil. En 2014, la red social decidió obligar a la gente a instalar Messenger y desde entonces es la única forma de chatear con nuestros contactos desde el 'smartphone'.

¿La única? ¡No! Aunque algunas personas, tozudas, han sacrificado la opción de mensajería de Facebook con tal de no tener que instalar algo que no quieren, en realidad no hay ninguna necesidad de hacerlo. De momento, y mientras la red social no lo impida de alguna manera, es posible utilizar el chat desde la versión móvil de la web.

Nadie te escucha

¿Paranoia o casualidad? Facebook admite que su aplicación escucha a los usuarios, aunque en teoría esta función no se utiliza con fines comerciales. Que la red social emplee el micrófono de nuestro 'smartphone' para sus fines es algo que puede preocupar a más de un usuario y, una vez más, la web es la respuesta.

Facebook, de momento, solo escucha a los usuarios de EEUU, pero es de esperar que la función llegue a otros países. Esta característica se puede desactivar desde la configuración de la 'app', pero la mejor forma de evitar que Zuckerberg ponga la oreja es entrar a través de la web.

La aplicación de Facebook en un móvil. (Reuters)
La aplicación de Facebook en un móvil. (Reuters)

Ahorra batería

La aplicación de Facebook gasta batería, y mucha. Al margen de los vídeos que se autorreproducen, la 'app' trabaja en segundo plano usando funciones como la geolocalización.

A esto hay que sumar fallos como el publicado el año pasado, que provocó que la 'app' gastara todavía más batería de lo habitual. Si usamos Facebook con asiduidad, cambiar a la versión web es una decisión que notaremos al final del día.

No hay 'bugs'

Atrás han quedado los tiempos en los que la aplicación de Facebook fallaba más que una escopeta de feria pero, como cualquier 'app', nunca está exenta de fallos. Menos si tenemos en cuenta que la red social ha admitido que había hecho un experimento en el que provocaba la caída de su aplicación de Android para ver hasta qué punto lograba cabrear a los usuarios

La mejor forma de asegurar que no se cae nunca la 'app' es no usar la 'app'. Si empleamos navegadores como Safari y Chrome, el éxito está asegurado.

Los vídeos no se autorreproducen

Cuando la aplicación de Facebook reproducía los vídeos de forma automática sin opción de cambiarlo, el uso de la versión web era algo obligatorio por el bien de nuestra batería y nuestra tarifa de datos.

Desde hace unos meses, la aplicación de Facebook ya permite modificar su configuración, para que los vídeos nunca se autorreproduzcan o lo hagan solo cuando nos conectamos al wifi.

Pero, una vez más, la mejor forma de asegurar que los vídeos nunca se reproducen sin nuestro permiso es entrar a la red social a través de la web.

Sin notificaciones en iOS

Esto es una ventaja o un inconveniente según del lado que lo miremos. Si queremos pasar más tiempo fuera de Facebook sin tomar una medida tan drástica como la eliminación de la cuenta, eliminar las notificaciones es una buena forma de hacerlo. Gracias a esto, la web conseguirá que no entremos cada vez que alguien le da a me gusta a alguna de nuestras fotos.

Esta sequía de notificaciones es solo obligatoria en iOS: los usuarios de Android pueden instalar Chrome y, a través de este navegador, configurar la red social para que nos avise con normalidad.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios