CAPAZ DE SUPERAR LOS 1.000 KILÓMETROS POR HORA

Hyperloop supera su primera prueba: de 0 a 190 km/h en dos segundos

Esta madrugada, el nuevo y futurista medio de trasporte de Elon Musk ha llevado a cabo sus primeras pruebas, en las que confirmó en una cápsula a escala su funcionamiento

Foto: El Hyperloop, en su primera prueba en el desierto de Nevada.
El Hyperloop, en su primera prueba en el desierto de Nevada.

El Hyperloop de Elon Musk ha realizado sus primeras pruebas en el desierto de Nevada (EEUU) con gran éxito, en lo que se ha convertido en la primera demostración a escala completa de lo que puede ser uno de los medios de desplazamiento de pasajeros del futuro. Capaz de alcanzar más de 1.000 km/h, podría cubrir el trayecto entre Los Ángeles y San Francisco en 35 minutos, el mismo recorrido que en coche se hace en siete horas. Y en su primera prueba ha demostrado de lo que es capaz.

Musk es el gran 'culpable' de que este nuevo medio de transporte pueda convertirse en una realidad en los próximos años. El inventor y fundador de empresas como PayPal, Tesla Motors, SpaceX y SolarCity es el responsable de la puesta en marcha de Hyperloop, un revolucionario sistema de transporte que está llamado a ser una especie de Concorde terrestre. Las pruebas han comenzado en la madrugada de este jueves y los resultados han sido realmente esperanzadores.

Hasta la fecha, el coche, el avión, el tren o el barco eran los únicos medios de locomoción a través de los que desplazarse de un punto a otro, lo que provocaba que los largos trayectos siguieran siendo precisamente eso, largos. Ahora, Hyperloop está llamado a derribar las distancias de un plumazo. A través de un modelo en escala, Hyperloop ha realizado sus primeras pruebas, confirmando su gran capacidad, su velocidad y los esperanzadores horizontes que es capaz de abrir.

Hyperloop supera su primera prueba: de 0 a 190 km/h en dos segundos

Mediante unos raíles colocados en pleno desierto de Nevada, el pequeño aparato en escala realizó su primera prueba ante los ojos de los espectadores: a través de una pequeña pista, esta cápsula abierta para la demostración fue capaz de alcanzar 190 km/hora en solo dos segundos. Eso sí, terminó deteniéndose gracias a la arena del desierto, pues aún no se han desarrollado los frenos para este sistema.

La intención de Elon Musk no es otra más que conseguir a finales del presente año hacer su primera prueba a tamaño real, donde ya contaría con todos los componentes primordiales para su funcionamiento. Es decir, no solo se espera que los frenos estén completamente desarrollados, sino que la cápsula estará cerrada e, incluso, que la prueba se haga sobre los tubos reales en los que se desplazará, aunque pudiera tener una sección abierta para poder verlo.

Podría estar preparado para 2021

El Hyperloop es capaz de acerar hasta velocidades subsónicas gracias a un motor eléctrico lineal externo. Tiene exactamente los mismos componentes que un propulsor cilíndrico, aunque en este caso aplanado. Este motor genera la propulsión necesaria para que la cápsula se desplace a través de un tubo con aire a baja presión, lo que da lugar a que estas cabinas se desplacen sobre el colchón de aire. Todo apunta a que podría estar listo a partir de 2021.

En sus primeras pruebas, tanto el sonido del motor como su funcionamiento podrían recordar al de una enorme montaña rusa. La idea es construir dos tipos de cápsulas: unas capaces de transportar a 30 pasajeros y otras que podrían llevar tres vehículos. Con velocidades de 1.000 km/h y capacidad para hacer viajes de siete horas en solo 35 minutos, todo indica que está llamado a ser el transporte del futuro. Eso sí, olvidémonos de poder disfrutar del paisaje a través de las ventanillas.

Slow-mo of HyperloopOne test

Un vídeo publicado por Roberto Baldwin (@strngwys) el

 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios