más pequeño y compacto pero con menos batería

Kindle Oasis, análisis: lo nuevo de Amazon me enamora pero no justifica su precio

La nueva versión del popular 'ereader' de Amazon ya está disponible. Ha adelgazado y es más compacto, pero cuesta justificar el precio solo por estas novedades

Foto: El diseño es el principal acierto del Kindle Oasis. (Enrique Villarino)
El diseño es el principal acierto del Kindle Oasis. (Enrique Villarino)

Hace un par de semanas, Amazon anunció una nueva versión del Kindle, el popular lector de libros electrónicos cuya primera versión se lanzó al mercado en 2007. Mucho ha llovido entre aquel primer lector y el Oasis, el último producto que acaba de lanzar el gigante del comercio electrónico. Tanto, que ahora es un producto que cabe en la palma de la mano, ligero y muy cómodo de sujetar, pero con un precio prohibitivo: 289 euros para la versión con wifi y 349 con 3G incorporado.

[Cinco libros electrónicos para no dejar de leer en tus ratos libres]

El año 2007 también fue cuando salió el primer iPhone al mercado, el año que introdujo los 'smartphones' en nuestra vida cotidiana. Esos ocho años y medio de trayectoria son una buena vara de medir dos tecnologías que cuentan con una longevidad más o menos similar, pero cuyas evoluciones son muy dispares.

¿Por qué este inciso con los teléfonos móviles al hablar de un 'e-reader'? Porque resulta, cuanto menos, curioso comprobar como esa evolución no ha seguido la misma línea en la familia Kindle. No es un hecho negativo, ya que un lector de libros electrónicos no necesita mayores aspavientos: con los años se ha mejorado la fórmula hasta hacerla casi perfecta, ya sea con una pantalla táctil, la entrada de la retroiluminación o una batería que hará que casi te olvides de cargarlo.

El Kindle Oasis viene con una funda que amplía la vida de la batería. (Enrique Villarino)
El Kindle Oasis viene con una funda que amplía la vida de la batería. (Enrique Villarino)

Perfeccionada esa fórmula, ahora hay que ganar terreno en otros apartados. Y ahí es donde el Kindle Oasis quiere jugar sus cartas, en la miniaturización. Para conseguir un producto más pequeño que el Paperwhite, el Voyage o el Kindle original, Amazon ha apostado por hacer un producto que gana en ergonomía pero pierde en batería.

La carta del diseño es la que mejor le sienta al Oasis. Es pequeño, se puede sujetar con una mano con mucha comodidad e incorpora un par de botones para pasar de página sin tener que tirar siempre de la pantalla táctil. El gran acierto de este 'e-reader', como se puede apreciar en las imágenes que pueblan este texto, pasa por colocar el punto de agarre en un lateral y no en la zona inferior. Así, agarrar el Oasis es más cómodo tanto por peso (131 gramos) como por inclinación del propio lector, que reposa sobre la mano en lugar de caer hacia atrás.

Agarrar el Oasis es cómodo tanto por su peso (131 gramos) como por la inclinación del propio lector, que reposa sobre la mano en lugar de caer hacia atrás

Acaban aquí las bondades del nuevo 'e-reader' de Amazon. Una de las consecuencias del menor tamaño y de la ligereza es una pérdida de capacidad de la batería. No es un problema muy grave, ya que pasa de las seis semanas del Kindle Voyage a dos semanas, tiempo más que suficiente para recordar que hay que cargarlo sin sufrir un ataque de ansiedad por ello.

Amazon ofrece una funda, incluida con el propio lector, que aumenta la capacidad de la batería hasta las nueve semanas. Pero lo hace con un peaje para el lector: el peso. Con esta nueva pila, el 'e-reader' aumenta su masa, lo que se traduce en una mayor incomodidad a la hora de leer, por lo que para que la experiencia de lectura sea la mejor posible, es aconsejable separarse de esta funda de piel.

La ergonomía del Kindle Oasis supera a la de sus hermanos mayores. (Enrique Villarino)
La ergonomía del Kindle Oasis supera a la de sus hermanos mayores. (Enrique Villarino)

¿Existe algún motivo que te empuje a hacerte con un Kindle Oasis? A no ser que te enamore su diseño, no podemos encontrar un motivo que justifique el desembolso del Oasis frente al Kindle convencional, el Paperwhite o el Voyage. Los cuatro comparten el mismo tamaño de pantalla, seis pulgadas; y los tres ya conocidos son evoluciones de un concepto que no se mejora en el Oasis.

El modelo de 79 euros prescinde de la pantalla retroiluminada, el Paperwhite, a 129 euros, introduce luz en el 'display' y el Voyage, que cuesta 189 euros, hace gala de una batería más larga de lo habitual para llevarlo de viaje y olvidarse del cargador. ¿Cuál es la justificación para exigir un desembolso extra de 100 euros? La ligereza y el diseño. Por mucho que nos guste el concepto del Oasis, en Teknautas no nos encaja porque, por ese precio, se puede comprar una tableta Android y un Kindle de 79 euros.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios