su compra entraña riesgos para el consumidor

Wallapop también vende vacunas y viagra: las medicinas ilegales proliferan en internet

Farmacéuticos, tuiteros y el propio Ministerio de Sanidad alertan sobre la proliferación de fármacos ilegales en las webs de segunda mano

Foto:

Para adquirir la vacuna contra la meningitis B es necesario ir a una farmacia con la receta médica de rigor. Eso, o comprarla de forma ilegal por internet. Las plataformas 'online' de compraventa son una oportunidad para los amantes de los productos de segunda mano, pero también para todo tipo de infractores. La proliferación de medicamentos en estas webs ha obligado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) a advertir de la ilegalidad y peligrosidad de estas prácticas.

"Estos medicamentos carecen de las debidas garantías sanitarias y por ellos su uso supone un riesgo importante para la salud de los ciudadanos", aseguraba la nota de la AEMPS publicada a comienzos de abril. Los ejemplos que pueden encontrarse en páginas como Wallapop y Milanuncios van desde viagra y vacunas a morfina y anfetaminas.

Estos medicamentos carecen de garantías sanitarias y por ellos su uso supone un riesgo importante para la salud de los ciudadanos

La alarma que ha llevado a la AEMPS a lanzar su alerta nace en las redes sociales. Farmacéuticos y tuiteros denuncian bajo el hashtag #stopestraperlo los ejemplos que encuentran en las páginas de compraventa de segunda mano. Ana Rodríguez-Carreño es una de estas profesionales que, desde la cuenta @FarmaciaAlonso, lucha por la retirada de estos productos: "Todo comenzó cuando una compañera recibió un mail con novedades de Wallapop que incluía medicamentos. Nos pusimos a buscar y encontramos fármacos de todo tipo", explica a Teknautas.

Junto con otros usuarios, Rodríguez-Carreño advierte a las empresas —y a la Polícia— a través de las redes sociales con un resultado desigual. "Wallapop y Vibbo se han puesto un poco las pilas, pero veo que cuando quitan un anuncio ya se está subiendo otro. Los de Milanuncios, de momento, ni caso", lamenta la farmacéutica. 

El problema es que, para evitar el control de estas páginas, los infractores evitan utilizar palabras clave como "medicamento" o "viagra" para en su lugar emplear nombres técnicos o abreviaciones como "vgr". Desde Wallapop explican a este medio que el equipo de moderación revisa términos como "vacuna" o "entradas de concierto" para comprobar que se cumplen las reglas de su plataforma —que especifica la prohibición de vender fármacos, suplementos vitamínicos o proteínicos y, por supuesto, drogas—.

"Tenemos filtros para unos medicamentos pero no para otros, si salta la alarma en las redes sociales lo gestionamos y añadimos nuevas palabras clave", aclaran desde la empresa. Además, recuerdan que el catálogo de Wallapop se "autogestiona", y que si un producto es denunciado por tres personas se bloquea de forma automática para revisarlo.

Desde Wallapop sí admiten que algunos usuarios logran escapar a los filtros con otro tipo de palabras, dificultando y retrasando la detección de mercancía ilegal. En otros casos ni siquiera se puede bloquear la palabra clave porque eliminaría productos aceptables: es lo que sucede con "potenciador", que algunos usuarios utilizan para referirse a la viagra.

Tráfico de drogas

Rodríguez-Carreño alerta del riesgo que supone adquirir fármacos sin garantías que, además de tener también una fecha de caducidad, en algunas ocasiones incluso deben guardarse en nevera, algo que un vendedor desconocido no puede garantizar. Por si no fuera suficiente, algunos fármacos tienen precios más elevados que en la propia farmacia, como sucede en el caso de la vacuna contra la meningitis B encontrada en Wallapop cuyo precio es, según la experta, de unos 106 euros y no de 125.

Wallapop y Vibbo se han puesto las pilas, pero cuando quitan un anuncio ya se está subiendo otro. Los de Milanuncios, de momento, ni caso

"Lo que más me preocupa es que algunos medicamentos se usan como droga", asegura Rodríguez-Carreño. La boticaria se refiere a auténticos estupefacientes como la morfina, que pueden encontrarse en Milanuncios bajo el nombre de Targin. También Rubifen —más conocido como ritalín—, un fármaco contra el trastorno por déficit de atención con hiperactividad utilizado como droga.

Desde Teknautas nos hemos puesto en contacto con Milanuncios para preguntar sobre esos dos casos, publicados hace más de un mes y denunciados por Rodríguez-Carreño, pero al cierre de este artículo no hemos recibido respuesta. "Es tráfico literal de drogas", añade la farmacéutica.

Escapar a los filtros de estas páginas es, en ocasiones, sencillo. Mientras los profesionales protestan y las empresas controlan lo que pueden, los usuarios de internet corren el riesgo de adquirir medicamentos peligrosos sin garantías. Como siempre, en caso de duda consulte a su farmacéutico.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios