Llega el 3 de mayo a 599 euros

Una semana con el Huawei P9: por fin un serio competidor chino del Galaxy S7

El fabricante chino ha sido capaz de moldear un teléfono de gama alta con un gran acabado y prestaciones y a un precio muy atractivo

Foto: Con 5,2, el Huawei P9 tiene más pantalla que un iPhone 6s pero tiene casi el mismo tamaño. (Enrique Villarino)
Con 5,2", el Huawei P9 tiene más pantalla que un iPhone 6s pero tiene casi el mismo tamaño. (Enrique Villarino)

Huawei está mejor posicionada que nadie en la guerra por lograr el mejor teléfono de gama alta del ecosistema Android de este 2016. Lo está gracias al P9, su 'smartphone' estrella de este ejercicio y que no llega a las tiendas españolas hasta el 3 de mayo. En Teknautas lo hemos podido probar a fondo desde que se presentó en Londres el pasado 6 de abril, y las sensaciones son muy buenas.

Lo son por varios motivos: el P9 tiene todo lo que se le puede pedir a un teléfono de 600 euros. Su rendimiento en términos de 'hardware' está casi a la altura de los mejores teléfonos del año (aunque por debajo del Huawei Mate 8), tiene una cámara muy interesante que muestra el futuro de lo que será la telefonía móvil y lo hace a un precio muy competitivo, 599 euros, si lo comparamos a los 719 euros del Galaxy S7 o los 749 del iPhone 6s.

El Huawei P9 ofrece un rendimiento algo por debajo del iPhone 6s y el Galaxy S7, pero supone un ahorro de más de 100 euros sobre sus competidores

Huawei ha construido el P9 sobre los cimientos del P8 y del Nexus 6P. El diseño es casi calcado al del P8 y tiene una pantalla superior a la del iPhone, 5,2" por las 4,7" de Apple. Pero una vez en la mano, el P9 no abulta más que un iPhone. La culpa de que esas dimensiones sean similares se debe a que el 'display' ocupa casi todo el ancho de la carcasa y solo tiene unas franjas, por arriba y por abajo, en las que se sitúa la cámara frontal. Más por menos y, sobre todo, un alivio para aquellas personas que no necesitan un 'phablet' en su día a día.

Que el teléfono solo tenga 6,95 milímetros de grosor es otra muestra de que en Huawei se toman en serio el acabado de su terminal a la hora de compararlo con la competencia. Y el hecho de colocar el sensor de huellas en la zona trasera, como en otros teléfonos anteriores, libera espacio en la parte frontal.

Una cámara que da (y dará) que hablar

Las líneas sencillas del P9 se interrumpen en la parte superior de la zona trasera cuando entran en juego las dos lentes de la cámara trasera y que el fabricante chino ha desarrollado junto a Leica. Esa doble cámara juega un papel muy importante, quizás el que mejor define al teléfono: indica por dónde se va a mover la fotografía en móviles durante los próximos dos o tres años. Un futuro en el que la doble lente va a ser habitual en la gama alta.

Huawei P9. (Enrique Villarino)
Huawei P9. (Enrique Villarino)

La idea no es nueva. HTC la implementó en el pasado, LG la ha incorporado en el G5 y se escuchan rumores en los foros tecnológicos que apuntan a que Apple se plantea incorporarla en el iPhone 7. Comienzan a ser varias las señales que indican que esta idea se convertirá en un estándar de la industria.

¿Por qué? En el caso del P9, porque ofrece imágenes con un resultado interesante, cercano (aunque sólo cercano) al que podría ofrecer una réflex. El teléfono permite jugar con la profundidad de campo incluso en modo manual lo que ofrece la posibilidad de enfocar un elemento de la imagen y desenfocar el resto. Sobre el papel, la idea suena bien aunque las primeras pruebas que hicimos en Teknautas nos demostraron que la tecnología, si bien interesante, todavía está un poco verde y paga el peaje de la novedad. En la siguiente imagen se puede apreciar que la frontera entre los elementos nítidos y borrosos se aleja del resultado que ofrecería una réflex.

Tener dos cámaras, según Huawei, permite al P9 sacar fotos de mayor calidad en condiciones de baja luminosidad. Lo hace gracias a que una de las lentes se encarga de captar imágenes en blanco y negro mientras que la otra se encarga de recoger los colores. Aquí tenemos nuestras dudas ya que los resultados todavía dejan algo que desear.

La cámara del Huawei P9 sufre en condiciones de baja luminosidad. (Jaume Esteve)
La cámara del Huawei P9 sufre en condiciones de baja luminosidad. (Jaume Esteve)

En cambio, la representación de colores que ofrece no tiene nada que envidiar a Apple o a Samsung.

Huawei ha resaltado en más de una vez que la doble cámara del P9 ayuda a resaltar los colores. (J. E.)
Huawei ha resaltado en más de una vez que la doble cámara del P9 ayuda a resaltar los colores. (J. E.)

Hablamos de una óptica habitual en los teléfonos de estos últimos meses. A los habituales 12MP se une el hecho de que las dos lentes permiten obtener imágenes con un gran ángulo de visión, parecido al efecto que podríamos lograr con un gran angular. El familiar sonido del disparador de Leica nos recuerda que la firma china ha querido ponerse las pilas en el aspecto en el que más se puede diferenciar hoy un teléfono móvil.

Este rendimiento me suena

Podríamos hacer una disección del rendimiento del P9 y entrar en datos técnicos (y lo vamos a hacer) pero la telefonía móvil está comenzando a llegar a un extremo en el que los terminales de gama alta se diferencian poco los unos de los otros. De ahí que el factor diferencial de la cámara juegue un papel protagonista en el P9.

Ampliar

Al P9 le aplicamos el tradicional 'benchmark' de Antutu para conocer cómo se comporta respecto a otros teléfonos dentro de su mismo rango y los resultados no son todo lo buenos que cabría esperar. Si echamos un ojo a la tabla de la izquierda, se puede apreciar como queda por debajo del sorprende Mi5 de Xiaomi, el Galaxy S7 Edge o el iPhone 6s, que lleva más de medio año en el mercado.

¿Significa esto que estamos ante un terminal con un rendimiento menor? Para nada. El Kirin 955 que monta a 2.5 GHz unido a los 3GB del modelo que hemos probado (existe uno de 4GB y 64 de almacenamiento) nos ha parecido más que satisfactorio. No aparecer en primer lugar del 'benchmark' de Antutu no invalida el terminal de Huawei y ofrece un ligero salto de calidad respecto al Kirin 950 del Mate 8, del que hablamos en Teknautas unos meses atrás.

También interesante es el hecho de que ese rendimiento no se consigue a costa de la batería. Como es habitual en los productos del fabricante chino, el P9 monta una pila de 3.000 mAh, lo que le permite ofrecer, con tranquilidad, más de un día de uso moderado. Ojo, algunas restricciones para ahorrar batería pueden limitar el funcionamiento de algunas aplicaciones en segundo plano y ocasionar que tus mensajes de WhatsApp lleguen tarde, lo que puede ser un engorro en determinadas circunstancias.

Pecar de prudente no tiene por qué ser negativo

La pantalla del P9, a 1920x1080p, se aleja de la resolución que ofrecen el iPhone 6s o el Galaxy S7. Y si bien no puede competir con la pantalla OLED de Samsung, los 500 nits que es capaz de emitir el P9 otorgan unos resultados más que aceptables.

Huawei tenía claro que, de destacar en un ámbito, tenía que echar toda la carne en el asador en un aspecto. Y ha optado por la cámara. El resto del teléfono no sobresale por encima de la competencia (quizás la batería sea el ámbito más destacado) pero está a la altura de lo que se espera de un teléfono de gama alta.

Detalle de la doble cámara del Huawei P9. (Enrique Villarino)
Detalle de la doble cámara del Huawei P9. (Enrique Villarino)

Que el P9 salga a la venta a un precio de 599 euros habla muy bien de las bondades del producto. Que la versión de 4GB de RAM y 64 de almacenamiento cueste 649 euros demuestra que la marcha china ha trabajado a fondo para ofrecer un producto muy competitivo capaz de hacer daño al, hasta ahora, rey del ecosistema Android.

¿Me lo compro?

La ausencia de novedades palpables del Galaxy S7 unido al ahorro que supone un P9 que cuenta con una cámara muy interesante (y que rivaliza con Samsung con un modo Profesional que permite ajustar todos los parámetros de la imagen) hacen complicado decidir cuál de los dos terminales se alza con el trono provisional del mejor Android de 2016.

El Huawei P9 tiene más pantalla que el iPhone 6s aunque tiene un tamaño muy parecido. (Enrique Villarino)
El Huawei P9 tiene más pantalla que el iPhone 6s aunque tiene un tamaño muy parecido. (Enrique Villarino)

A la espera de que OnePlus ponga este verano en el mercado su tercer gran teléfono y marque la frontera entre la gama media y la gama alta, el P9 es un teléfono caro (para qué negarlo) con el que hemos quedado contentos y que puede competir con los nombres más importantes a un precio algo inferior. No hablamos de una diferencia de veinte o de cincuenta euros sino de más de cien euros de ahorro, más que suficiente para inclinar la balanza en favor de Huawei.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios