con los colores que prefieras

Cómo hacer una funda de móvil casera, original y personalizada

Basta un poco de silicona, pintura acrílica y harina de maíz para conseguir un diseño único hecho por ti mismo

Foto: Fundas de móvil de Apple
Fundas de móvil de Apple

Se han convertido en un elemento indispensable. Bien sea en su forma más atrevida o en clásicos colores, las fundas de móviles son un 'must' implantado en el siglo XXI. Estos artilugios pueden ser de goma rígida o flexible, de plástico o metalizados, pero todos comparten el objetivo de proteger nuestros smartphones ante posibles caídas o golpes.

La creatividad se ha hecho hueco en este mundo de las 'carcasas' tecnológicas y, a día de hoy, es muy frecuente encontrar diseños con orejas, brillos o estampados 'vintage' que sirven a los clientes para personalizar su propio dispositivo. Además, los que quieren dar un paso más en la originalidad pueden hacer su propia funda de móvil siguiendo los pasos que se indican en el canal de YouTube de ExpCaseros.

 

A continuación se indican los 'ingredientes' para elaborar una funda de móvil casera, así como el procedimiento a seguir para conseguirlo, que ya han sido vistos por más de un millón de personas.

¿Qué se necesita?

- Tubo de silicona transparente
- Pintura acrílica del color o colores elegidos
- Papel film
- Rotulador permanente
- Harina de maíz

Así se crea

- Echar la silicona en un recipiente y, sobre ella añadir los colores de pintura acrílica que se hayan elegido para el diseño –en el vídeo de ejemplo, blanco y negro para crear gris–. Mezclar todo hasta que quede uniforme.

- Proteger la superficie sobre la que se está trabajando y verter sobre ella harina de maíz. Añadir la masa a la harina hasta que la mezcla de silicona y pintura se pueda malear sin pegarse a los dedos.

- Forrar el móvil con papel film transparente.

- Aplastar la masa de silicona coloreada hasta que quede de un grosor fino, situar el teléfono sobre ella y 'envolverlo' con ella. Recortar el sobrante.

- Dejar secar durante dos horas a temperatura ambiente.

- Quitar el móvil de dentro de la funda y limpiar los restos de harina de maíz que se hayan quedado adheridos. Basta utilizar una servilleta mojada con agua para ello.

- Recortar los bordes internos de la funda dejando unos tres o cuatro milímetros de distancia hasta los laterales. Hacer el hueco (con tijeras o 'cutter') necesario para que la cámara del teléfono pueda hacer fotos.

- La masa que haya sobrado se puede recortar con la forma que se quiera para pegarla con silicona –sin colorear, directamente desde el tubo– a la funda.

- Usar el rotulador permanente para pintar sobre ella lo que se quiera.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios