El Apple TV puede ser la consola del futuro, pero necesita mejores juegos
  1. Tecnología
es necesario un mando 'third party'

El Apple TV puede ser la consola del futuro, pero necesita mejores juegos

Hemos recogido el testigo lanzado por la firma de Cupertino y hemos probado el nuevo 'gadget' para la televisión sólo para videojuegos. Y, contra lo que puede parecer de primeras, tiene buena pinta

Foto: 'Hiroki' acaba de aterrizar en Apple TV. Cuesta 4,99 euros. (SEGA)
'Hiroki' acaba de aterrizar en Apple TV. Cuesta 4,99 euros. (SEGA)

Cuando Apple presentó la última versión del Apple TV el pasado mes de septiembre, enfatizó varias novedades. Además de la aparición de una Appstore y de adoptar el ecosistema de aplicaciones propio de iOS o WatchOS, la compañía hizo especial hincapié en que se trataba de una pequeña consola que se podía jugar, al estilo de una Wii, con el nuevo mando que reconoce los movimientos.

En Teknautas hemos querido salir de dudas y hemos probado el nuevo 'gadget'. ¿Tiene potencial? ¿Puede sustituir a una PS4 o una Xbox One? ¿No deja de ser otra Ouya que cuesta 179 euros? ¿Hasta qué punto se puede disfrutar de títulos complejos con el nuevo mando a distancia?

La última pregunta se responde rápido cuando uno le echa un ojo a la configuración de botones que propone 'Dungeon Hunter 5', un clon de 'Diablo 3', de Gameloft:

¿A nadie le ha explotado la cabeza todavía? Desde un primer momento, tuve claro que, de probar el Apple TV como consola, no lo iba a hacer con el mando que viene por defecto. Gracias, Apple, pero un 'gamer' de la vieja escuela necesita un par de 'sticks', una cruceta y una configuración reconocible con sus cuatro botones fronales y, por lo menos, un par de gatillos.

Existen varias opciones en el mercado y aquí llega el primer contratiempo: toca rascarse el bolsillo. En la Apple Store tenemos el SteelSeries Nimbus, un mando cuya configuración recuerda a un DualShock y con un precio similar: 49,95 euros.

El mando de Apple no vale para experiencias cercanas al videojuego tradicional. Toca rascarse el bolsillo para hacerse con un controlador

He probado una opción algo más costosa. El Mad Catz C.T.R.L. se puede comprar por 55,95 euros en Amazon y tiene la ventaja de contar con una pieza que permite encajar un iPhone y utilizarlo también con el teléfono. Pero para el uso que le voy a dar, el Apple TV, cumple más que sobradamente. Habida cuenta de los juegos que hemos probado, sus diferentes opciones cubren mis necesidades.

Una vez equipado, llega la hora de enfrentarse al 'hardware'. Es en este apartado donde, para bien, el Apple TV sorprende. Es una plataforma más que decente para videojuegos aunque se enfrenta a un grave problema: la oferta. A la hora de la verdad, las plataformas líderes lo han sido, siempre, por los contenidos que la diferencian de la competencia y no por la superioridad del 'hardware'.

Y es ahí donde el Apple TV cojea. He probado diferentes títulos de diferentes géneros y las conclusiones son diversas. El mayor error que se puede cometer al plantearse el 'gadget' como una consola es bajar las mismas aplicaciones que en móviles o tabletas. Un 'endless runner' como 'Jetpack Joyride' (juegazo, por cierto), no funciona igual de bien sentado frente al sofá. Lo mismo sucede con 'Crossy Road', pierde 'punch' en una pantalla tan grande.

En este punto me veo obligado a hacer una excepción: 'Alto's Adventure'. Tiene la misma concepción que los títulos mostrados con anterioridad pero tanto su estática como su relajante banda sonora le convierten en un título que no me importaría jugar frente al televisor para relajarme durante unos minutos.

Buen rendimiento gráfico

El sofá, el salón y el mando tienen unos tiempos diferentes a los del teléfono. El primero pide una experiencia más reposada, no tan inmediata y más profunda. Cuando pruebo 'Dungeon Hunter 5' o 'The Afterpulse' me topo con una contradicción: el concepto del 'free to play' y las partidas de tiempo limitado trasladadas a la gran pantalla.

No son malos juegos. 'Dungeon Hunter 5' es una simpática copia de 'Diablo 3' que tiene cierta profundidad y 'The Afterpulse', de los españoles Digital Legends, es una muestra de que el Apple TV tiene potencia gráfica como para hacerle sombra a una PS3 o una Xbox 360. Pero el concepto 'freemium' aplicado al sofá no pega. Como la Coca-Cola y el helado de vainilla.

'The Afterpulse', de los españoles Digital Legends, es una buena muestra de la potencia visual que es capaz de mostrar el Apple TV

¿Dónde destaca el último 'gadget' de Apple para la televisión? En juegos que, perfectamente, podrían funcionar en consolas. 'Heroki', título recién lanzado en la plataforma, cuesta 4,99 euros y viene con el sello de calidad de haberse colado entre las mejores 'apps' de 2015. Es un plataformas simpático, con un control que podría estar más pulido, pero que ofrece lo que promete: un mundo colorista junto a una experiencia agradable y no muy enrevesada. Diversión inmediata, sí, pero con ese toque plataformero que la hace algo más persistente.

Hay más ofertas, y la mayoría de ellas obligan a rascarse el bolsillo. 'Skylanders: Superchargers', es uno de esos juegos que me encataría haber jugado de pequeño. Es cierto que los 58,40 euros que cuesta en Amazon pueden doler, pero incorpora un mando y tres figuras que se pueden utilizar tanto en el mundo real como en el virtual.

Vale, pero... ¿sí o no?

¿Resiste el Apple TV la comparación con una consola actual? Ni de lejos es capaz de hacer sombra a PS4 y Xbox One, así que si en algún momento has tenido esa duda, ya puedes despejarla para siempre.

Pero sería aventurado descartar el Apple TV de buenas a primeras. Puede que sus 179 euros sean demasiado si lo quieres destinar sólo a videojuegos, sean demasiado. Pero si no tienes una televisión inteligente y te planteas la adquisición, el 'gadget' sí que puede jugar la carta de los videojuegos y jugarla con orgullo.

Títulos como 'Lumino City' u 'Oceanhorn', que huele a Zelda por todos sus píxeles, ejemplifican lo bien que le sienta al Apple TV el videojuego convencional. Sería una lástima que la Appstore se llenara de juegos 'freemium' pensados para replicar la experiencia móvil.

Gamer
El redactor recomienda