el cantante fallecía ayer a los 69 años

David Bowie, el camaleón que bautizó a una araña

Nos ha dejado uno de los más grandes artistas de las últimas décadas, aunque será imposible olvidarlo. Su legado trasciende la música para llegar a la zoología, astronomía e incluso ciencia ficción

Foto: Heteropoda davidbowie
Heteropoda davidbowie

David Bowie ha muerto, pero siempre nos quedarán sus arañas. En 1972 el artísta británico publicaba su álbum más conocido y aclamado: The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (El ascenso y caída de Ziggy Stardust y las arañas de Marte); en este disco conceptual se narra la historia de un extraterrestre bisexual que se convierte en estrella de rock. Cuatro décadas después los arácnidos sobreviven a su padre en Marte... y también en el sureste asiático.

Ziggy Stardust era Bowie, y las arañas de Marte (Spiders from Mars) era el nombre del grupo que le acompañó en el escenario entre 1971 y 1973. Lo que el artista británico no podía prever es que, desde que fueran descubiertas en el año 2000, el planeta rojo tiene oficialmente arañas sobre su superficie. Al menos de forma metafórica.

Las auténticas arañas de Marte son unas estructuras que se forman en el planeta por la actividad de géiseres. El investigador del Instituto de Geociencias de la Universidad Complutense de Madrid Jesús Martínez Frías explica a Teknautas cómo diversos procesos pueden producir una especie de "fracturación rapidísima" de la superficie que genere grietas en forma de estrella o arácnido.

Las arañas de Marte son unas estructuras que se forman en el planeta rojo por la fracturación rápida de la superficie debida al deshielo

El investigador asegura que el origen de las arañas de Marte no se conoce del todo, pero que los sospechosos responsables del fenómeno se reducen a tres. Una posibilidad es que el hielo sea seco, "formado exclusivamente por dióxido de carbono". En este caso debido a las variaciones estacionales en la temperatura del planeta se produciría una sublimación directa del hielo con mucha rapidez, generando dichas estructuras.

David Bowie junto a sus arañas de Marte
David Bowie junto a sus arañas de Marte

Algo parecido sucedería aunque el hielo no fuera puro, una hipótesis a considerar tras el descubrimiento de salmueras en la superficie marciana. Una tercera opción, "mucho más remota" según Martínez, es que el calentamiento responsable del deshielo y la consecuente fracturación fuera debido a la propia actividad geológica del planeta, y no a los cambios en la temperatura atmosférica.

Las arañas marcianas deben el nombre a su apariencia, y su relación con Bowie y su banda es casual. No sucede lo mismo con Heteropoda davidbowie, una pequeña araña de unos dos centímetros de longitud bautizada en honor del artista británico. El animal fue descubierto en 2008 por Peter Jäger, un reputado aracnólogo alemán que cuenta con más de 200 especies descubiertas en su currículo.

El arácnido vive en Malasia, Singapur, Sumatra, Indonesia y probablemente Tailandia. Jäger decidió honrar así al artista ahora fallecido dedicándole esta especie, famosa por ser una cazadora excelente. La también llamada araña de David Bowie destaca por sus pelos naranjas y brillantes que recubren sus patas y cuerpo.

Las verdaderas arañas de Marte
Las verdaderas arañas de Marte

Bowie y la ciencia ficción

Con el permiso del fantástico Rey de los Goblins de Dentro del laberinto, la figura de Bowie siempre estuvo ligada a la ciencia ficción. Su primer éxito, Space Oddity, estaba basado en 2001: Una odisea del espacio. En 1969 la BBC utilizó esta misma canción durante la cobertura del lanzamiento y alunizaje del Apolo 11.

En 2008 el aracnólogo Peter Jäger bautizaba su última especie descubierta como 'Heteropoda davidbowie' en honor al cantante

En 2013, el astronauta canadiense Chris Hadfield grabó Space Oddity, con alguna modificación en las letras, desde la Estación Espacial Internacional. La versión casera fue eliminada de YouTube por infringir los derechos de autor, a pesar de obtener más de 23 millones de visionados. En 2014, el propio Bowie daba su bendición para que volviera a la red.

Bowie también marcó la ciencia ficción en el cine. En 1976 protagonizó El hombre que vino de las estrellas, donde el cantante interpretaba a un alienígena que llevaba a la Tierra en busca de agua para su planeta. Más realista fue su papel en El truco final donde interpreta a un científico a medio camino entre la ciencia y la ficción que despierta tantas pasiones como el propio cantante: Nikola Tesla.

David Bowie se ha ido, pero nos queda su música y su cine. Y en última instancia siempre podemos buscar sus arañas en Marte. O en Malasia.

David Bowie, el camaleón que bautizó a una araña

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios