pequeño pero matón

La mayor aceleración del reino animal se encuentra en la lengua de este camaleón

Un estudio publicado esta semana ha descubierto que la potencia de este órgano es superior en los reptiles de menor tamaño, que necesitan ser mejores cazadores que sus 'hermanos' mayores

Foto: Los camaleones más pequeños tienen las lenguas más poderosas
Los camaleones más pequeños tienen las lenguas más poderosas
Autor
Tiempo de lectura2 min

Podrían caminar sobre nuestro dedo, pero en su boca se esconde una de las mayores maravillas físicas del reino animal. Hablamos de la lengua de los camaleones: un estudio publicado esta asemana en la revista Scientific Reports asegura que este órgano es mucho más veloz y potente en las especies más pequeñas.

Los camaleones son conocidos por su habilidad de cambiar de color para comunicarse y también por expulsar su lengua a gran velocidad para capturar a sus presas. Hasta ahora, esta última capacidad había sido subestimada, ya que los miembros más pequeños de esta familia no habían sido analizados.

Si este apéndice fuera un coche, podría pasar de 0 a 100 km/h en la centésima parte de un segundo

El nuevo estudio, liderado por la Universidad de Brown (EE UU), asegura que son precisamente las especies menos voluminosas las que pueden lanzar su lengua más lejos y a una mayor velocidad. Tanto es así que la aceleración y la fuerza que producen por kilogramo es mayor que la de cualquier otro reptil, pájaro o mamífero, y la segunda más potente de los vertebrados (sólo superado por una salamandra).

Según los resultados del trabajo, la lengua de estos animales alcanza una aceleración 264 veces la de la gravedad terrestre. Si este apéndice fuera un coche, podría pasar de 0 a 100 km/h en la centésima parte de un segundo. Gracias a ello los pequeños camaleones sólo necesitan 20 milisegundos para zampar un grillo.

La mayor aceleración del reino animal se encuentra en la lengua de este camaleón

El secreto tras estas cifras reside en el tejido elástico de la lengua, que almacena energía hasta que esta alcanza el nivel necesario para disparar el órgano.

El investigador Christopher Anderson, autor principal del estudio, explica que la razón evolutiva que justifica que los más pequeños estén proporcionalmente mejor preparados para la alimentación es que necesitan consumir más energía en relación a su peso para sobrevivir, por lo que deben ser especialmente eficaces en la captura de presas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios