10 millones de kilómetros cuadrados

El agujero de la capa de ozono alcanza un tamaño récord en diciembre

Un grupo de investigadores chilenos también ha certificado que el fenómeno ha registrado la cuarta mayor cifra en octubre de este año desde que se tienen registros

Foto: El estudio no cree que el aumento del agujero signifique un cambio de tendencia.
El estudio no cree que el aumento del agujero signifique un cambio de tendencia.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Santiago de Chile ha establecido que el agujero de la capa de ozono ha marcado un nuevo récord en el mes de diciembre al cubrir una extensión de 10 millones de kilómetros cuadrados, según ha comunicado el Instituto Antártico Chileno (INACH).

La cifra supone más del doble del promedio registrado en el mes de diciembre durante los últimos 30 años y se enmarca en un 2015 que ha sido testigo del cuarto mayor tamaño del agujero en toda su historia. Fue en octubre y alcanzó una extensión de 28 millones de kilómetros cuadrados.

Los 10 millones de kilómetros cuadrados son más del doble del promedio registrado en diciembre durante los últimos 30 años

"La destrucción de la capa de ozono está provocada por la presencia en la estratosfera de sustancias nocivas que se generan por la actividad industrial en las latitudes medias. Esa destrucción se manifiesta de manera más clara en las latitudes altas, especialmente en la Antártida", ha manifestado Raúl Cordero, uno de los responsables de la investigación.

El fenómeno se produce de manera masiva entre septiembre y diciembre debido a las bajas temperaturas que se dan en la zona durante la primavera y el vórtice polar antártico, un persistente ciclón que impide que el ozono de otras latitudes cierre el agujero. La destrucción se paraliza con la subida de temperaturas al final de la primavera, momento en el que el debilitamiento del vórtice permite que el ozono de otras regiones cierre el agujero.

Cerrado a mediados de siglo

Las normativas internacionales tienen como objetivo cerrar el agujero de la capa a mediados del siglo XXI aunque la investigación del INACH ha puesto de manifiesto la necesidad de vigilar el fenómeno. Cordero asegura que el aumento en el tamaño no implica un cambio en la tendencia sino que está relacionado con las bajas temperaturas registradas este año en la estratosfera.

El estudio pretende conocer mejor la relación que existe entre el cambio climático y el agujero del ozono. "El agujero ha afectado la temperatura de la estratosfera y está relacionada con las variaciones en los vientos y en la temperatura superficial medida en la Antártida en las últimas décadas", afirma Cordero.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios