Conferencias CAS2015

Innovación en el trabajo: así revolucionan las empresas las metodologías Agile

Conferencias dedicadas a difundir las metodologías ágiles, que se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y que atrajo a 720 profesionales de 15 países diferentes.

Foto: CAS2015
CAS2015

¿Qué tienen en común el director de calidad de una institución financiera, el fundador de una startup tecnológica, un desarrollador de software recién salido de la universidad, una diseñadora gráfica, una antropóloga convertida en consultora o un actor de teatro?

Éste es el ambiente que se registró durante los días 3 y 4 de diciembre durante la sexta edición de la CAS, la Conferencia Agile-Spain, dedicada a difundir las metodologías ágiles y que se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y que atrajo a 720 profesionales de 15 países.

Pero, ¿qué es eso del ‘Agile’? Metodologías ágiles, agilismo, agilidad, Agile,... recibe muchísimos nombres diferentes, pero en resumen es la filosofía de trabajo que utilizan las empresas más innovadoras para gestionar proyectos y que ayuda a las personas de una organización a trabajar codo con codo de una forma eficiente para lograr los objetivos de negocio.

Todos coinciden en que su Manifiesto Ágil es la piedra angular de esta especie de movimiento religioso que está transformando en todo el mundo el desarrollo de software con una idea sencilla y poderosa a la vez: las personas son más importantes que los procesos.

 

Emplean un lenguaje y unos rituales propios, pero son un colectivo incluyente a la vez. Debaten sobre cambiar las organizaciones con igual pasión que sobre técnicas rigurosas para desarrollar software sin errores.

El último informe anual de VersionOne concluye que el 94% de las empresas de Estados Unidos encuestadas han puesto en práctica algún proceso ágil en sus organizaciones. En España, la mayoría de las empresas de tecnología han oído hablar de las metodologías ágiles pero la adopción de prácticas (o de alguna metodología concreta en su totalidad) está muy por detrás de los Estados Unidos.

Cambio organizativo y personal

Si la anterior edición en Barcelona puso el foco en el management, la de Madrid se ha centrado en el cambio, tanto en empresas como a nivel personal. Se han desarrollado múltiples conferencias de forma simultánea donde se hablaba de la importancia de establecer en las empresas una forma de trabajo horizontal, donde los equipos de trabajo están formados por perfiles multidisciplinares, autogestionados y apasionados con su trabajo.

En una de las primeras charlas a las que asistimos, Florentino Romero Haro habla de SCRUM, una de estas metodologías ágiles, de todo lo que no nos dice y nos gustaría saber. Y muchos de estos puntos se consiguen con la experiencia, a base de prueba y error y por supuesto de seguir intentándolo y mejorando poco a poco las cosas que funcionan bien para un equipo.

Un signo de madurez de un equipo es que sea capaz de resolver conflictos con otro equipo de forma fluida

Habla de la importancia que tiene que cada miembro del equipo cree su propio manifiesto de trabajo (#MyOwnManifesto) y sea fiel a él, con una serie de normas sencillas y que describan su forma de ver su trabajo, como le gustaría que fuera y lo que siempre tendría que ser así.

Alberto Gómez en su charla “El arte de dar feedback” nos enseñaba la importancia que tienen las palabras con las que se reacciona al trabajo y las decisiones de compañeros, jefes e incluso otros equipos con los que se trabaje. No todo el mundo entiende las cosas de la misma manera y hay que saber comunicar para conseguir un buen funcionamiento de todas las piezas que componen un equipo.

Innovación en el trabajo: así revolucionan las empresas las metodologías Agile

Miembros de King, los creadores de la exitosa saga Candy Crush estuvieron allí hablando de cómo han ido cambiando algunas de sus metodologías hasta adaptarlas a su forma de trabajo para hacerlas más óptimas y eficaces.

En su conferencia David Fernández también ofreció un tema muy interesante sobre la forma en que pensamos en las personas que componen un equipo de trabajo. Interesantes conclusiones basadas en su experiencia en varios equipos que resume muy bien con el título “Soy persona (no soy recurso)” pero que al mismo tiempo, al final de su discurso cambia para terminar diciendo “no soy un recurso más”.

Dentro de un mismo equipo siempre hay perfiles diferentes que pueden ofrecer resultados muy satisfactorios gracias a la diferencia entre estas personas y hay que saber aprovecharlo y valorarlo. Al mismo tiempo trata el mismo tema desde la visión de la empresa al empleado, ya que hay ciertos valores que no deberían perderse para conseguir siempre un mejor resultado.

 

También hemos aprendido nuevos términos como “busfactor” que viene a ser un modo de medir la capacidad de reacción que tiene un equipo cuando algún miembro es atropellado por un autobús. Algo muy drástico pero que está bien como ejemplo que nos sirve para asumir la falta de un miembro concreto y que este hecho no debería frenar al resto del equipo.

De la mano de Maica Trinidad (@MaicaTrinidad) “las mejores excusas cuéntaselas a tu compañero” y con esta iniciativa el hastag #excusaCAS se llenó de ejemplos de excusas que se usan a diario y no tienen desperdicio:

 

CAS2015 es un congreso de 2 días que ha reunido a más de 700 profesionales de sectores muy diversos, principalmente relacionados con el desarrollo del software. Con un formato flexible que comprendía charlas magistrales como el discurso de apertura por Eugenio Moliní, reconocido consultor en desarrollo de organizaciones, especializado en un concepto llamado participación genuina. Pero también se celebraron talleres muy técnicos donde los asistentes practicaron cómo mejorar las infraestructuras que emplean para poner sus aplicaciones a disposición del público.

Una gran diversidad de temáticas: desarrollo de personas, de equipos, de productos, de software, de organizaciones. Todas agrupadas bajo el lema One2Change, que trata de reflejar la cultura de acción que intentan potenciar, desde nosotros mismos hacia el resto del mundo.

Varios espacios con sesiones prácticas, como la de Pablo Rodríguez (@yondemon), actor de improvisación teatral y desarrollador de software, en la que se ponen en práctica los valores del agilismo mediante técnicas de improvisación. Durante el taller, Pablo recomienda a los asistentes:

Sí, y además construir sobre lo que otros han construido. Adaptarte a lo imprevisible

Risas de diversión y gestos de aprobación. Al final del taller, conversaciones entre profesionales de diferentes áreas tratando de aprender unos de otros para poner en práctica, juntos o cada uno por separado, todo lo aprendido.

Charlas donde programadores experimentados comparten sus principales aprendizajes o managers sin corbata que muestran las interioridades de un cambio organizacional y cultural implicando a miles de personas. En CAS2015 hay cabida para todos y todas, además de cuidar de esa diversidad con un código de conducta. Polémico pero inspirador y radicalmente posicionado en el respeto a las personas. Así son los agilistas.

“Los valores y los principios son muy importantes para nosotros. Más que los post-its o los tableros con los que llenamos las oficinas. Podemos parecer una secta, pero nada más lejos de la realidad, pues fomentamos la discrepancia. Muestra de ello es nuestra manera de organizarnos: la autoorganización. El mejor ejemplo de esto son los openspaces”.

En las metodologías ágiles una forma de trabajo consiste en enumerar las tareas en post-it e ir colocándolas en diferentes columnas que explican de forma visual la parte del proceso en la que se encuentra.
En las metodologías ágiles una forma de trabajo consiste en enumerar las tareas en post-it e ir colocándolas en diferentes columnas que explican de forma visual la parte del proceso en la que se encuentra.

La Conferencia Agile-Spain es el evento más formal que organiza anualmente esta comunidad de profesionales, pero también merece la pena atender al Agile Open Spain, un evento en formato openspace, sin agenda y donde todos tienen derecho a proponer un tema. El efecto contagioso de asistir a cualquiera de estos eventos se puede observar tanto en su foro online o en el propio hashtag de twitter #one2change, una semana después de la celebración del evento aún hay conversaciones apasionadas buscando acciones con las que compartir aprendizajes y mejorar juntos.

"Volver a Madrid suponía un gran reto, dado el interés existente en las metodologías ágiles, pero el resultado final ha sido muy positivo y durante dos días enteros el Círculo de Bellas Artes se ha llenado de conversaciones de cómo hacer mejor software y cómo aceptar que el cambio es inevitable y nos ayuda a mejorar como empresas, equipos y personas", aseguran los organizadores.
 
La CAS es el evento más importante de ‘Agile’ en España, pero no es el único. Y para futuras convocatorias ya hay ideas por Twitter, donde además los asistentes muestran su valoración del evento animando a que se sigan organizando:
 
 
 
Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios