Tiene solo 4 años y ya factura 1 millón de euros

La empresa española que arrasa en internet vendiendo bicis para 'hipsters'

Un servicio para todas las edades, vinculación de internet con puntos físicos y el éxito actual de las bicicletas aupado por la cultura 'hispter' son algunas de las claves de la startup Santa Fixie

Foto: Las nuevas culturas urbanas han traído consigo el renacer de la bicicleta, un medio de transporte barato y sano. (Foto: Pixabay)
Las nuevas culturas urbanas han traído consigo el renacer de la bicicleta, un medio de transporte barato y sano. (Foto: Pixabay)

Cuando vivía en Londres, Xavier Claveria se fijó en que muchos jóvenes como él se movían por la ciudad en bicicleta. Pero no eran unas bicicletas cualquiera: destacaban su estructura, muy simple, y sus colores. Además, no tenían marchas ni freno. Al regresar a Barcelona, Xavier le propone a su amigo Txampa Alberca intentar vender estas bicicletas en España.

Estamos a comienzos de 2011. Xavier y Txampa compran en Inglaterra veinte de estos vehículos de dos ruedas, que guardan en el almacén del padre del primero, y montan una tienda online muy sencilla. Consiguen venderlas en apenas tres meses. En ese momento, deciden apostar por algo un poco más profesional.

Santa Fixie es una tienda online con cuatro años de vida que en 2014 facturó 1,2 millones de euros. En 2015 espera doblar la cifra

Así es como nace Santa Fixie, una tienda online con cuatro años de vida que en 2014 facturó 1.2 millones de euros y que espera cerrar 2015 en torno a los 2.1 millones. Ya en 2012, el primer año completo de funcionamiento (comenzaron oficialmente a finales de 2011), hicieron 200.000 euros de caja, cantidad que se triplicó en 2013, según datos que aporta Txampa a Teknautas.

Su germen son las bicicletas fixie o de piñón fijo que Xavier veía en Londres y que por aquel entonces apenas se conocían en España. Cuatro años después, ofrecen un catálogo de vehículos que se completa con accesorios para la bicicleta y complementos como chubasqueros o ropa. Además, Santa Fixie se ha diversificado en otros dos portales verticales: New Born Riders, con productos para los más pequeños, y Vola Velo, con bicicletas totalmente urbanas.

El nombre de Santa Fixie viene de lo “santas” que resultan las bicicletas, tal y como nos explica Xavi: “Tiene todo lo bueno a nivel transporte. No contamina, haces deporte, puedes aparcar fácil, vas feliz cuando montas… El nombre de ‘santa’ encajaba a la perfección”.

(Foto: Corbis)
(Foto: Corbis)

Santa Fixie nace y se expande, precisamente, en ese momento en que las bicicletas se destapan como una alternativa de transporte sana y barata. De hecho, si la idea nace en Londres y ahora más y más españoles usan la bici en las grandes ciudades gracias a cierta subcultura urbana, ¿es Santa Fixie una startup hipster?

“Va más allá”, afirma Txampa. “Yo me encuentro por la calle a gente que va en bicicleta fixie desde un papá de 44 años que tiene hijos hasta un chico de 19 años. Es decir, la gente que ahora se mueve en este tipo de bicicletas no es el típico hipster (tío con barba, pantalones remangados…). Creo que hay una amplia gama de personas que consumen este tipo de ciclismo”.

A la vez, Santa Fixie se beneficia de todos aquellos que ahora restauran las bicicletas que se encuentran, por ejemplo, en la casa de los abuelos “y las mejoran. Compran accesorios o se compran un casco y unas luces”, explica. Es un público que puede necesitar reposiciones, también.

Aunque compres la bicicleta a través de internet, puedes ir a recogerla a una red de puntos de confianza en tiendas de las de toda la vida

Aparte de lo comentado, Txampa cree que parte del éxito de Santa Fixie se debe a que, cuando llegaron en 2011, el mercado online de bicicletas fixie apenas estaba desarrollado en Europa (“consigues rápido buen posicionamiento. Todo el mundo que a partir de ahí empieza a buscar te encuentra”). Su rápido servicio (entrega en 24 o 48 horas) también es uno de sus factores destacables: “Fideliza bastante al cliente”.

El cofundador destaca la rápida internacionalización de la compañía: en estos cuatro años, Santa Fixie desarrolló su versión francesa (que según Txampa tiene más importancia en la facturación que la española), a la que siguieron más tarde la holandesa y la italiana. Además, también hay versión gala de New Born Riders y Vola Velo.

Todas ellas se gestionan desde Barcelona, con su propio servicio de atención al público, teléfono y redes sociales en el idioma correspondiente. De hecho, hasta tienen un canal en YouTube con vídeos de “cómo se hace” en los diferentes idiomas. La plantilla cuenta con trece trabajadores y algún colaborador externo.

Otro de sus puntos fuertes es el servicio físico que acaban de inaugurar. Aunque compres la bicicleta a través de internet, puedes ir a recogerla a una red de puntos de confianza en tiendas de las de toda la vida, donde incluso te la pueden montar. Para evitar molestias con devoluciones de objetos o accesorios, también puedes acudir a ellas para cambiarlos. Incluso, ofrecen asesoramiento técnico.

Santa Fixie termina 2015 abriendo un nuevo centro logístico y comenzará 2016 investigando nuevos mercados o portales verticales. Todavía no le han hincado el diente al ciclismo de montaña o de carretera, por ejemplo, pero, en una sociedad que cada vez apuesta más por la bicicleta, desde luego no les faltará trabajo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios