Bloquea cualquier enlace al competidor

Cómo ha declarado WhatsApp la guerra (sucia) a Telegram

La aplicación de mensajería de Facebook ha cortado el acceso a cualquier enlace relacionado con la 'app'. La medida llega cuando la primera está cerca de llegar a los 1.000 millones de usuarios

Foto: Jan Koum, fundador de WhatsApp. (Foto: Corbis)
Jan Koum, fundador de WhatsApp. (Foto: Corbis)

Es la guerra. Eso, por lo menos, piensa WhatsApp, que en los últimos días ha lanzado una ofensiva contra Telegram. ¿Cómo? El servicio de mensajería ha bloqueado todos los enlaces relacionados con la aplicación que se erigió en alternativa durante los primeros meses de 2014 cuando la primera sufrió varios cortes en el servicio después de haber sido adquirida por Facebook.

Así lo ha desvelado la web Telegramgeeks después de bucear en el código de la última versión de WhatsApp para Android, la 2.12.367, y donde ha encontrado una línea que identifica a Telegram con la siguiente etiqueta: "bad host". La aplicación prohíbe en ese momento que se enlace cualquier contenido bajo esa etiqueta por lo que es imposible acceder a un enlace que contenga la palabra Telegram, prohibición que no ha llegado todavía hasta dispositivos iOS.

La medida llega hasta tal punto que WhatsApp ha capado el acceso a Telegram, un medio de comunicación con sede en Massachusetts que no tiene nada que ver con la aplicación.

Facebook, que posee WhatsApp, tiene un cierto recorrido a la hora de capar direcciones que considera molestas. Así lo hizo en 2010 cuando cortó el acceso a cualquier enlace relacionado con The Pirate Bay en la aplicación de mensajería de la red social, abierta en aquellas fechas. Antes de trasladar la medida a los mensajes entre usuarios, Facebook ya había cortado cualquier enlace que se colgara en el muro.

La práctica ha vuelto a protagonizar titulares en las últimas semanas cuando Facebook decidió silenciar cualquier mención a Tsu, una nueva red social, tanto en Facebook y en Messenger como en Instagram. Tsu se ha hecho un nombre por el hecho de ofrecer a sus usuarios unos determinados ingresos no sólo por las visitas que generan sus contenidos sino por las que se consiguen a través de gente que ha llegado recomendada hasta el portal. 

Un portavoz de Telegram ha señalado, en unas declaraciones que recoge The Verge, que Facebook acostumbra a echarse atrás cada vez que una de estas acciones genera cierta mala prensa entre los usuarios: "Es habitual que Facebook retire estas medidas y eche la culpa a sus filtros cada vez que los medios le reprenden por ello. Esperamos que esta vez suceda lo mismo".

900 millones contra 60 millones

La polémica entre WhatsApp y Telegram llega en un momento en el que la primera está cerca de alcanzar la cifra mágica de los 1.000 millones de usuarios activos al mes. El pasado mes de septiembre, el servicio de mensajería anunció que había alcanzado 900 millones de usuarios, hecho que podría explicar la agresividad de la app frente a Telegram.

Es habitual que Facebook retire estas medidas y eche la culpa a sus filtros cada vez que los medios le reprenden por ello

Lanzada a mediados de 2013, Telegram cuenta con una base de usuarios, 60 millones al mes, más modesta en comparación con WhatsApp. Pero el tráfico que generan sus usuarios ha crecido desde los 1.000 millones de mensajes enviados en febrero hasta los 12.000 que se cuantificaron en septiembre.

Que WhatsApp haya tomado acciones hostiles contra la competencia demuestra cómo puede afectar al usuario común una guerra entre aplicaciones hasta el punto de capar el intercambio de contenidos entre particulares. Así no, WhatsApp.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios