derogará el decreto aprobado por el gobierno

El plan energético de Podemos: más autoconsumo y adiós a las nucleares

La formación de Pablo Iglesias ha anunciado sus propuestas en materia de energía: fomento del autoconsumo, apoyo a las renovables, cierre de las centrales nucleares y rehabilitación de viviendas

Foto: Marta Victoria Pérez, Pablo Iglesias y Juantxo López de Uralde en la presentación del programa energético de Podemos (EFE).
Marta Victoria Pérez, Pablo Iglesias y Juantxo López de Uralde en la presentación del programa energético de Podemos (EFE).

Derogación del decreto aprobado por el Gobierno y aprobación de un nuevo texto diametralmente opuesto que incluirá la eliminación de las tasas que gravan la electricidad generada y consumida en el propio hogar, un sistema de balance neto que compense a los usuarios por la energía producida y no utilizada se que vuelque a la red eléctrica y unos trámites lo más sencillos y asequibles posible para que no supongan una barrera  disuasoria.

Esas son las tres claves de la legislación que Podemos quiere implantar en lo relativo al autoconsumo si llega al poder tras las elecciones del 20 de diciembre. Las ha anunciado Pablo Iglesias junto a Juantxo López de Uralde, de Equo, y Marta Victoria Pérez, coordinadora del grupo Nuevo Modelo Energético de Podemos, en la presentación de su programa sobre energía y sostenibilidad.

Además del apoyo al autoconsumo, la formación política ha anunciado su intención de acabar con la generación de energía nuclear en España, no renovando los permisos de las centrales en nuestro país. Esto supondría el fin de esta actividad en 2024, cuando expira el permiso de la última de ellas, la de Trillo. Es la primera vez que Podemos se pronuncia tajantemente al respecto, aunque Equo, aliado suyo en esta campaña electoral, sí lleva este punto en su programa desde el principio.

Derogación del decreto aprobado por el PP

Las propuestas de Podemos en el campo del autoconsumo son completamente opuestas a las recogidas por el real decreto que el actual Gobierno aprobó el pasado 9 de octubre, en el que se establecían los cargos para los usuarios que quieran generar su propia electricidad, se establecía que solo los registrados como productores podrían verter su energía a la red, y se fijaban los trámites para estas instalaciones (más sencillas para los pequeños usuarios, pero dependientes de las empresas energéticas para las que superen los 10 Kw de potencia contratada). 

El autoconsumo no solo es eficiente, sino que potencia la concienciación energética: el ciudadano sabe cuánto genera, cuánto gasta y cuánto ahorra con ello

La formación de Iglesias ha asegurado que derogará ese texto, que califica como un freno, si tiene la posibilidad de hacerlo (prácticamente toda la oposición se ha comprometido por escrito a hacerlo) y considera el autoconsumo como un elemento central para la democratización del sistema eléctrico. “No solo es eficiente, sino que potencia la concienciación energética: el ciudadano que tiene un panel solar en su casa sabe cuánto genera, cuánto gasta y cuánto ahorra con ello”, explicaba Pérez en la rueda de prensa.

Podemos plantea en su programa un cambio en el modelo energético de España, tanto por motivos económicos como sociales y medioambientales. “El modelo energético español es dos cosas: viejo e ineficaz, pero esto no es inevitable”, ha asegurado Iglesias.

Otras propuestas energéticas de Podemos

Además del autoconsumo, su formación plantea varios pilares para lograr ese cambio: 

-Una inversión del 1,5% del PIB, sostenida durante los próximos 20 años para poner en marcha un Plan Nacional de Energía que, entre otras cosas, promueva un giro del mix energético que coloque las energías renovables en el centro del sistema. Con esto se quiere conseguir reducir la dependencia energética del exterior.

-Prescindir de la energía nuclear, que consideran ineficiente y peligrosa, no renovando los permisos de actividad de las centrales ya activas, y, solo en caso de necesidad, otorgando otros nuevos por periodos más cortos (uno o dos años en vez de diez) mientras su aportación al mix energético siga siendo necesario. 

-Poner en marcha un plan de rehabilitación de 200.000 viviendas al año para hacerlas energéticamente más eficientes, mejorando el aislamiento térmico, los sistemas de iluminación y calefacción, etc. Así, la idea es reducir un 30% el consumo de energía primaria, con la consecuente disminución tanto del gasto de los hogares como de las emisiones contaminantes. 

-Recuperar la gestión pública de las centrales hidroeléctricas "y ponerlas al servicio del bien común, evitando un uso especulativo".

-Prohibición del fracking.

En la presentación de estas medidas, Iglesias no ha ahorrado en mensajes a las eléctricas, a las que ha advertido de que "tener a un expresidente del Gobierno en tu consejo de administración no es un salvoconducto para saltarse la Constitución, que establece que el interés general debe prevalecer sobre lo demás".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios