Por qué nos gusta que los móviles (y robots) nos hablen con voz de mujer
  1. Tecnología
son más amigables y empática

Por qué nos gusta que los móviles (y robots) nos hablen con voz de mujer

El antivirus Avast nos avisa de las actualizaciones con timbre femenino, lo mismo que Cortana, pero ¿les pondrías voz masculina? Los expertos conocen la respuesta y es un no rotundo

placeholder Foto: (Foto: Corbis)
(Foto: Corbis)

La cálida voz de Samantha en la película Her consiguió enamorar a Theodor. El protagonista del film (interpretado por Joaquin Phoenix) deseaba poder abrazar a la supuesta chica personificada por el sonido, pese a saber que se trataba de un sistema operativo.

Seguramente, los usuarios de Siri o Cortana no sientan lo mismo por sus asistentes virtuales – el actor Clayton Farris nos da una idea de por qué. Sin embargo, las tres personalidades virtuales tienen algo en común: son mujeres. ¿Casualidad?

“No queremos que Cortana parezca humana. Es un asistente virtual y como tal debe tener una voz artificial, pero necesitamos que genere empatía”, explica a Teknautas Alejandro Campoy, responsable del equipo que da forma a la herramienta en España y Latinoamérica.

En Microsoft se han basado en el personaje de Cortana, del videojuego Halo, que es una chica. “Por eso elegimos el género femenino. Además, las personas prefieren este tipo de timbre de voz”, prosigue Campoy. El asistente habla como una mujer en todos los países, aunque con ciertas variaciones para adaptarse a las preferencias de cada territorio: su voz puede ser más nasal, aguda, grave o profunda. “La gente tiene que encontrarla agradable”, afirma el responsable de Microsoft.

“Las voces de tonos más graves suelen ser más agradables para los oyentes, más inteligibles y se perciben como más seguras y creíbles”, afirma por su parte María Teresa Piñeiro, investigadora en comunicación de la Universidad de A Coruña y autora de varios estudios sobre su uso en tecnología. Debido a la concepción que menciona Piñeiro, durante el siglo XX se preferían las voces masculinas en los medios de comunicación.

Sin embargo, con el auge de la tecnología y la necesidad de poner palabras en boca de móviles y ordenadores, la situación dio un giro. “La amigabilidad de las voces femeninas, que genera un mayor vínculo con las aplicaciones, ha sido una de las explicaciones más habituales para su predominio”, explica Piñeiro.

Las voces de tonos más graves suelen ser más agradables para los oyentes, más inteligibles y se perciben como más seguras y creíbles

Un estudio realizado por investigadores europeos para la iniciativa Active and Assisted Living constataba esta predilección en las personas mayores. Los participantes en la prueba encontraron las voces femeninas de las interfaces tecnológicas más fáciles de entender y más cercanas.

La batuta, según el profesor de la Universidad de Stanford Clifford Nass, la tiene el cerebro. En su libro El hombre que mentía a su ordenador, explica que las personas tienen una predisposición natural a sentir más afecto hacia las voces femeninas, por eso las perciben como más agradables y sinceras.

Nass relaciona esta idea con rasgos sociales y biológicos derivados del vínculo establecido entre madres e hijos durante la infancia, de ahí la confianza que parecen transmitir. Aunque, como indica Piñeiro, también puede ir asociada a los roles de género establecidos en el pasado: el papel de la mujer era el de madre, maestra, dependienta, azafata o telefonista.

“Han estado vinculadas tradicionalmente a labores de cuidado y auxilio, una visión que se puede proyectar en las máquinas y la percepción de estas como guías o asistentes”, sostiene la investigadora gallega.

Piñeiro no quiere calificar a Siri de “sirviente futurista” (en algunos idiomas ya tiene voz masculina), pero asegura que muchas de sus funciones recuerdan a las de una secretaria: gestión de agenda, calendario o contactos del teléfono. “Es una interfaz auxiliar con una voz que se percibe próxima, confiable y segura, frente a la idea de máquina que se rebela como Hal 9000”.

“Hay quien incluso considera a estas tecnologías de respuesta de voz interactiva como la evolución de las operadoras telefónicas”, prosigue Piñeiro. De hecho, la empresa estadounidense KMC Telecom bautizó a la primera ayudante virtual con el nombre de Emma, en honor a la primera telefonista de la historia, Emma Nutt, contratada por el mismísimo Alexander Graham Bell en 1878.

En Avast, solo hay voz de mujer, pero en GPS como Waze, que también hago yo, hay versiones femenina y masculina, y la latinoamericana es de hombre

Según la Sociedad Histórica de Nueva Inglaterra (Estados Unidos), hasta entonces solían ser chicos quienes cubrían los puestos de este tipo, pero “eran impacientes, les gustaba contar chistes y decir palabrotas”. La mala educación de estos jóvenes no tiene nada que ver con su género, y aunque siguen imperando las voces femeninas, cada vez hay más herramientas tecnológicas que dan la opción de elegir a un varón como interlocutor.

“En Avast, solo hay voz de mujer, pero en GPS como Waze, que también hago yo, hay versiones femenina y masculina, y la latinoamericana es de hombre”, nos dice Joanna Rubio, la voz en español del antivirus Avast. Y tú, ¿cómo prefieres que hablen el ordenador, el móvil y un futuro robot?

Siri Smartphones
El redactor recomienda