anularía la Ley de Propiedad Intelectual

Podemos propone desmontar la ley Sinde-Wert y eliminar la tasa Google

En el programa que están votando sus bases, Podemos propone desmontar la actual legislación antidescargas, anulando la comisión Sinde y buscando un nuevo modelo de retribución a los autores

Foto: Pablo Iglesias en un mitin de Podemos (AFP)
Pablo Iglesias en un mitin de Podemos (AFP)

Desmantelación de la llamada Ley Sinde-Wert tal y como la conocemos hoy. Eso es lo que se propone hacer Podemos si alcanza el margen de maniobra parlamentario necesario en las próximas elecciones. El partido está sometiendo estos días a votación ante sus bases su propuesta de programa político de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre, y entre sus intenciones se encuentra la de revertir la legislación relativa a la protección de la propiedad intelectual que han redactado e impulsado los dos últimos gobiernos.

"Es necesario abandonar la actual vía fundamentalmente punitiva, que se ha revelado ineficaz, para construir un marco capaz de fomentar el acceso de la ciudadanía a la cultura, revalorizar la cultura como bien común, promover la pluralidad de modelos de difusión cultural y garantizar la sostenibilidad del sector, así como, en el marco de la normativa europea vigente, ajustarse a nuestra realidad cultural y tecnológica", se puede leer en el programa.

Un cambio de modelo, aún por determinar

Se trata de encontrar otra forma de luchar contra la piratería "que no se base en la represión y la concienciación", explica David Bravo, abogado especialista en cuestiones de propiedad intelectual y participante en la redacción del programa (aún provisional) de Podemos. "Los españoles no necesitan concienciación", asegura, añadiendo que las medidas adoptadas por los dos últimos gobiernos "son como tapar con el dedo un agujero en un colador, que crees que estás frenando el agua pero desde fuera se ve que no estás consiguiendo nada". 

Desde luego que estamos en contra del lucro ajeno con obras protegidas por derechos de autor, pero no se debe castigar al internauta

Eduardo Maura, responsable de las propuestas encuadradas en la temática de cultura, se posiciona en el mismo sentido. "En contra de la piratería ha hecho más Filmin que la ley Sinde-Wert", dice, y explica que su partido apuesta por buscar nuevos modelos para la lucha en contra de las violaciones de derechos de propiedad intelectual. "Buscamos un cambio de sistema, aunque ningún modelo nos convence plenamente ahora mismo. Desde luego que estamos en contra del lucro ajeno con obras protegidas por derechos de autor, pero no se debe castigar al internauta".

Bravo señala también a un modelo opuesto al actual pero aún por definir. "Seguiremos trabajando en dos vías. Por un lado, apoyar desde la administración nuevos modelos de negocio, como Spotify o Netflix, que sí son eficaces luchando contra las descargas; por otro, buscar nuevos modos de remuneración que no se basen en el pago por acceso". Asegura que ni la industria está interesada en castigar a quienes quieren consumir sus contenidos ni los usuarios quieren negar a los autores su retribución, de forma que es cuestión de buscar puntos de encuentro que beneficien a ambos grupos.

Desde el Ministerio de Cultura han querido puntualizar a Teknautas que ninguna de las medidas puestas en marcha en esta legislatura contra la vulneración de los derechos de propiedad intelectual en internet ha ido dirigida contra los internautas sino contra quienes trafican sin autorización (y con frecuencia con ánimo de lucro) con los contenidos que no les pertenecen.

Los jueces decidirán el cierre de webs

Como parte de esa intención, propone devolver al poder judicial la competencia exclusiva de decidir qué páginas webs infringen la normativa sobre propiedad intelectual, "deshaciendo la atribución que la denominada Ley Sinde-Wert realizó a una Comisión dependiente del actual Ministerio de Educación, Cultura y Deporte". Se refiere a la polémica Comisión Sinde que se encarga, sin necesidad de pasar por el trámite judicial, de evaluar si una página denunciada infringe la ley y, en caso afirmativo, imponer su cierre.

David Bravo es abogado especialista en cuestiones de propiedad intelectual y ha participado en la redacción de las propuestas de Podemos. Al preguntarle por esta medida en concreto, Bravo asegura que "eliminar una norma que se salta la instancia judicial es de cajón". Bravo lleva años denunciando esta ley; ya en 2013, cuando se aprobó, explicaba a Teknautas que "no es un cambio de las reglas del juego, sino del árbitro que las interpreta".

Sin embargo, fuentes del Ministerio señalan que esta interpretación no es exacta, y que en la vía administrativa que tramita la Sección Segunda de la CPI, las resoluciones que adopta este órgano administrativo en relación con las webs presuntamente infractoras no son en ningún caso ejecutivas si no obtienen el respaldo de la autoridad judicial. "Es completamente falso que la Sección Segunda pueda por sí misma y sin el aval judicial obligar a una web a suspender su actividad o a retirar contenidos".

Adiós a la 'tasa Google'

Dentro del programa en votación de Podemos se incluyen otras propuestas contrarias a las aplicadas por la actual Ley de Propiedad Intelectual. El partido de Pablo Iglesias pretende, entre otras cosas, ampliar el concepto de cita, impulsar el acceso gratuito durante un tiempo a las obras culturales financiadas con dinero público y eliminar la llamada tasa Google

La tasa Google o canon AEDE revolucionó a los medios hace unos meses. Se trataba de una norma que imponía a los agregadores de noticias compensar económicamente a los medios a cambio de nutrirse con sus contenidos. Los medios aseguraban que esto les restaba tráfico en internet; los agregadores, que su efecto era justo el contrario. En la práctica, se trataba de un intento de los grandes medios por hacer pagar a Google, y al final todo quedó en nada: Google cerró Google News en España, los medios perdieron esa forma de visibilidad y la tecnológica anunció un acuerdo con los editores europeos con 150 millones de euros por delante.

Mientras tanto, el artículo 32 de la LPI quedó en desuso (y en ridículo). Por eso Bravo considera su derogación "de sentido común". "Es una medida injusta e inútil. Si hasta los editores echan de menos Google News". Comenta que ha habido conversaciones con los actores implicados para la redacción del programa. "No sé si ha habido alguna oposición a este punto, pero si la ha habido, nos da igual". Maura opina en la misma línea: "La tasa Google no ha funcionado, era un problema de concepto".

La industria, a la espera

Representantes de la Coalición de Creadores no han querido opinar sobre estas medidas, pero sí reconocen que han participado en conversaciones al respecto con Podemos, igual que están en contacto con las demás formaciones políticas para expresar sus puntos de vista. En cualquier caso, recuerdan que este programa no está aún aprobado, ya que se está sometiendo a votación. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios