es hora de hacer justicia

Los móviles no se cargan de noche y otras leyendas urbanas de la tecnología

Ni la calidad de tu cámara se mide por sus megapíxeles ni los Mac están libres de virus: solo son dos de los muchos falsos mitos de la tecnología que aún pululan por ahí

Foto: (Foto: Corbis)
(Foto: Corbis)

Si las verdades universales que nos han vendido nuestras madres desde la noche de los tiempos han sido derribadas, los mitos de la tecnología no podían ser menos. Sin que se conozca muy bien su origen, los consejos sobre el uso de la batería de los móviles y las leyendas urbanas sobre las nefastas consecuencias del uso continuado de aparatos tecnológicos se han expandido como una epidemia.

Sin embargo, (casi) nada de esto es cierto. Ni se te pegará un chicle en las tripas si te lo tragas ni las vitaminas de tu zumo se esfumarán si no te lo bebes rápido. Además, puedes usar un cargador aunque no sea oficial y tu móvil no tiene por qué explotar. Es hora de que ese y otros bulos de la tecnología caigan de una vez por todas.

Nunca cargues el teléfono de noche...

Alrededor de las baterías de los móviles y su decepcionante duración han ido surgiendo innumerables mitos entre los que se encuentra este. En la actualidad, tener el móvil cargando toda la noche no va a acortar la vida de su batería, ya que esta es inteligente y no sigue sobrecargándose una vez que llega al 100% de su capacidad. Tampoco es malo cargarla en intervalos cortos: aunque la carga no se complete, la batería no va a sufrir.

... ni uses cargadores de marca blanca

Teniendo en cuenta el precio de un cargador oficial de marcas como Samsung o Apple y cuánto nos puede costar uno genérico, es lógico plantearse que en la diferencia hay gato encerrado. Sin embargo, y a pesar de que algunos se han llevado un buen susto con cargadores de marca blanca, no tienen por qué dañar la batería de tu smartphone. Eso sí, comprueba el voltaje y el amperaje que requiere tu batería antes de comprar el cargador genérico para que todo vaya sobre ruedas.

Navegar en incógnito preserva tu privacidad

El modo incógnito es perfecto para que tus pasos por la Red no dejen demasiadas huellas, pero no es un método infalible para desaparecer a los ojos de internet. Se trata de una herramienta que borra tu historial y las cookies que se instalan en tu navegador, pero nada más: la operadora sigue sabiendo por dónde te mueves, las extensiones pueden guardar cierta información y, por si esto fuera poco, este modo privado tampoco impide que alguien monitorice tu navegación (por ejemplo, en tu ordenador de la oficina). Es, más bien, un incógnito relativo.

Usar mucho el móvil puede provocar cáncer

Magufada al canto. No hay estudios que lo demuestren y, con especulaciones de ese tipo, lo más probable es que termines con un gorrito de papel de aluminio en la cabeza, abrazando la homeopatía como forma de vida y cosas así. Aunque algunos partidos españoles quieren declarar zonas libres de wifi y luchar contra la “contaminación electromagnética”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) no hay pruebas de que los campos electromagnéticos afecten al ser humano.

El portátil en el regazo y la impotencia

Por si el miedo al cáncer provocado por un smartphone no fuera suficiente, el bulo de la impotencia a causa de trabajar con un ordenador portátil sobre el regazo persigue a los hombres desde hace años. Una vez más, se trata de un bulo: nada demuestra que tener encima un ordenador durante horas y horas cause efecto alguno sobre el aparato reproductor masculino.

Cuantos más megapíxeles, mejor

¿Qué más da el objetivo, el sensor de luz o el procesador de la cámara? Cuantos más megapíxeles, mejor. Burro grande ande o no ande. Pero esta es otra gran mentira de la tecnología: si bien es cierto que los megapíxeles afectan a la resolución de las imágenes, lo cierto es que esto no hace que una cámara sea mejor o peor. Hay otros elementos a tener en cuenta en una cámara para determinar su calidad.

Los Mac no tienen virus

El argumento utilizado por muchos de los amantes de Apple es otro de esos falsos mitos. Los equipos de la manzana mordida tendrán todas las ventajas del mundo, pero la ausencia de malware no es una de ellas. No solo existen múltiples ejemplos de software malicioso para Mac, sino que el primer virus para ordenadores personales fue creado para un Apple II en 1982.

La contraseña de tu wifi evitará que te espíen

Ojalá. Si bien una contraseña segura en tu red doméstica debería ser suficiente para protegerla, lo cierto es que un ciberdelincuente con tiempo, ganas y conocimientos suficientes puede acceder a ella. El peligro es aún mayor en redes compartidas como las de una oficina. Un informático con muy malas intenciones no tendrá que esforzarse mucho para entrar y espiar todo lo que sucede en sus dominios.

Un imán puede borrar tu disco duro

Películas y series de televisión nos han mostrado durante años a los malos borrando los datos de sus ordenadores pasando un imán cerca del disco duro. Sin embargo, en el mundo real, un imán no dejará inservible tu equipo. De hecho, los discos duros tienen imanes de neodimio cerca y no pasa nada. Para eliminar la información de un ordenador, nada mejor que proceder a la destrucción física del dispositivo. Y cuanto más a lo bestia, mejor.

Pong fue el primer videojuego de la historia

Para terminar, un bulo que, si bien no cambiará la vida del usuario, sí que sirve para hacer justicia. Pong (1972) ha sido durante años considerado el primer videojuego de la historia y, sin embargo, no es cierto. El primero fue creado en 1958 por William Higginbotham, un físico que participó en el desarrollo de la bomba atómica y que desarrolló Tennis for Two, un juego en el que se podía incluso elegir el ángulo con el que se lanzaba la bola: un precursor de Pong que llegó catorce años antes y que es, en realidad, el primer videojuego de la historia.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios